lunes 24, enero 2022
spot_img

Cultivadores de coca liberan a 180 soldados retenidos en el noreste de Colombia

Bogotá, 29 oct (Sputnik).- Campesinos sembradores de coca en el departamento colombiano de Norte del Santander (noreste) liberaron el jueves a unos 180 soldados que realizaban tareas de erradicación de cultivos ilícitos, a quienes retuvieron por casi dos días en una zona rural del municipio de Tibú, informó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

«Gracias a la mediación de la Defensoría del Pueblo y la Personería del Municipio de Tibú, se logró poner fin a la obstrucción de las labores de al menos 180 soldados del Ejército Nacional que se encontraban en la vereda (aldea) ORU 7 del municipio de Tibú en el departamento de Norte de Santander, adelantando labores del programa de erradicación de cultivos de uso ilícito», dijo el funcionario en un video enviado a medios.

Una comisión de la Defensoría se dirigió a primeras horas del jueves a la localidad de Chiquinquirá para mediar con los campesinos, que dijeron a la prensa que impidieron que los soldados realizaran sus labores preocupados de que pudieran ocurrir violaciones a los derechos humanos durante las tareas.

Según la entidad, las comunidades se comprometieron a retirarse del lugar y no impedir las tareas de los soldados.

«Desde la Defensoría del Pueblo serviremos de garantes de los espacios de diálogo entre las comunidades campesinas de esta región del Catatumbo y las autoridades de los gobiernos municipal, departamental y nacional, con el fin de que se avance en el proceso de erradicación gradual de los cultivos de uso ilícito, de la mano con los programas de sustitución que permita mejorar las condiciones de vida de la población”, dijo Camargo.

En la mañana del jueves, el comandante de la II División del Ejército Nacional, general Omar Sepúlveda, precisó que los 180 soldados vigilaban la infraestructura petrolera de la región y apoyaban en seguridad a las unidades militares de erradicación manual de cultivos de coca cuando fueron retenidos.

«Los soldados (…) básicamente están en condición de secuestrados por la comunidad de los cocaleros», dijo Sepúlveda a la emisora local Caracol Radio.

Días atrás, la Asociación de Campesinos del Catatumbo (Ascamcat), conformada por cultivadores de coca, instó a los organismos nacionales e internacionales para que se revise la situación de los campesinos de la región, cuya fuente de ingresos es la siembra de cultivos ilícitos.

«La comisión política de la Asociación Campesina del Catatumbo hace un llamado a los organismos nacionales e internacionales defensores de derechos humanos ante el inicio de operaciones de erradicación forzosa de cultivos de uso ilícito en la región», indicó Ascamcat en Twitter.

En esa misma red social, la organización advirtió que las comunidades se encuentran movilizadas en asentamientos campesinos ante la llegada de tropas de erradicación a la zona. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias