sábado 21, mayo 2022
spot_img

Reforma Fiscal en Dominicana quedó en el tintero

Santo Domingo, 29 oct (Prensa Latina) La cuestionada reforma fiscal anunciada por el gobierno dominicano desde el pasado mes de agosto, quedó en el tintero luego de la decisión del presidente Luis Abinader de ponerle luz roja al proyecto.

El pasado miércoles en alocución a toda la nación, Abinader dijo que no iba a presentar un nuevo régimen tributario al país como fue adelantado ‘pues no es el momento de pedir más esfuerzo a los dominicanos’.

Y explicó que la decisión fue tomada porque el ejecutivo, el cual encabeza, ‘escucha a la gente y su prioridad es consolidar la recuperación económica y estar cerca de su pueblo’.

‘La única reforma que vamos a emprender ahora, es continuar apostándole al crecimiento y la inversión para garantizar los beneficios lleguen a todos’, manifestó.

Lo cierto es que los ajustes esperados por las fuerzas políticas y sociales, integrantes del Diálogo Nacional, no pasó por ahora de ser un anuncio.

Para muchos, la reciente filtración de un documento con los detalles de las propuestas tributarias, que por supuesto trajo rápidas críticas y cuestionamientos, fue un termómetro de medición para tantear el ambiente, a pesar de la aclaración del gobierno a través de su vocero en cuanto a que no era oficial, ni había sido divulgado por ellos.

Realmente no hace falta ser muy entendido en temas económicos y sociales para percatarse que este pueblo en la situación actual, no aguanta un incremento tributario en sus bolsillos, de ahí que lo hecho tal vez impidió males mayores, coincidieron analistas.

También en los días posteriores a la ‘filtración’, pudo apreciarse como las fuerzas en contra de esa reforma eran tantas, que difícilmente iba a pasar de forma exitosa por el Congreso Nacional, sería una misión casi imposible.

En cuanto a los pronunciamientos luego de la intervención del mandatario en su mayoría fueron favorables y la decisión fue considerada una acción positiva y realista.

El presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, Pedro Brache, expresó que el presidente tomó una decisión correcta y valiente la cual será apreciada por el pueblo.

Por su parte, el titular de la Asociación de Industrias, Celso Marranzini, apuntó que ‘entendemos muy acertado postergar la discusión en los actuales momentos y fuera del marco del Pacto Fiscal que manda la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo’.

Y para el presidente del partido Alianza País, Guillermo Moreno, ‘hubiese sido un verdadero suicidio político en las actuales circunstancias imponer nuevas cargas impositivas a los sectores medios y populares en medio del alza galopante de la comida, de los combustibles, y de la recuperación de una pandemia que no termina’.

Asimismo, sugirió desarrollar una verdadera cruzada contra la evasión fiscal, incluyendo el cobro de los impuestos dejados de pagar por los patrimonios ocultos en sociedades en los paraísos fiscales.

No obstante, sectores de la izquierda criticaron al gobernante por considerar que la retirada fue para cuidar los bolsillos de los grandes empresarios y el temor a las protestas populares.

Así las cosas, vuelve la calma relativa, pues al menos los anunciados nuevos impuestos quedan aplazados y quienes deberán pagarlos respiran esta vez, aunque concientes de que tarde o temprano volverá la tormenta.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias