domingo 26, junio 2022
spot_img

Arranca con poco impacto nueva protesta opositora en Bolivia

La Paz, 9 nov (Sputnik).- La nueva protesta de la oposición conservadora de Bolivia contra el gobierno de Luis Arce arrancó debilitada el lunes, con un paro indefinido que se acató a medias en tres de las nueve capitales de departamento y dejaba un saldo inicial de casi un centenar de detenidos.

«Tenemos en total 95 detenidos; el mensaje que el pueblo está dando a estos actores políticos (de oposición), que tratan constantemente de desestabilizar al Gobierno y generar convulsión es que el boliviano que trabaja al día no puede parar», dijo en conferencia de prensa el viceministro de Seguridad, Roberto Ríos.

La mayor cantidad de arrestos, 87, se realizó en la ciudad oriental de Santa Cruz, bastión de la derecha cuyo comité cívico lideraba la protesta contra dos leyes fundamentales del Gobierno de Arce.

El gobernante, entretanto, celebraba en La Paz, donde las actividades eran normales, su primer año de gestión durante el cual la oposición ensayó previamente otro paro nacional que pasó casi desapercibido.

Otros ocho arrestos tuvieron lugar en Cochabamba (centro), urbe sin paro de actividades pero con intentos de bloqueos de carreteras por parte de un sector de transportistas.

La tercera ciudad afectada por la protesta era Potosí (sur), donde se reportaron choques entre activistas a favor y en contra del paro, que por su carácter indefinido el Gobierno denunció como un intento de desestabilización con fines subversivos.

A falta de una evaluación de los comités cívicos y una confederación de «gremiales» o comerciantes minoristas que llamaron al paro, al concluir el lunes solo se conocían las primeras valoraciones del Gobierno, que se apresuró a declarar el paro como un fracaso.

«Inicialmente vemos este paro político como un fracaso porque la economía no ha parado y eso claramente se lo ha podido ver, lo han podido registrar», dijo a reporteros la ministra de la Presidencia, María Nela Prada.

Medios locales informaron que todos los sectores productivos funcionaron con normalidad en el primer día de la protesta, a la par del transporte urbano y de larga distancia, los servicios aéreos y actividades administrativas y de servicios, incluidos bancos y mercados.

Solo se reportaron dificultades menores en mercados populares de Santa Cruz y Potosí, donde activistas cívicos trataron de realizar bloqueos callejeros.

Los cívicos y gremiales reclaman la anulación de una ley promulgada en agosto que puso en vigencia una estrategia de lucha contra el lavado de dinero y otra norma, aún no firmada por Arce, que contiene un plan quinquenal que algunos líderes locales consideran contrario a las autonomías regionales. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias