jueves 27, enero 2022
spot_img

Incremento de población diabética en Costa Rica preocupa a profesionales de la CCSS

San José, 12 nov (Elpaís.cr).- Costa Rica evidencia un incremento del 0.5% promedio anual en prevalencia de Diabetes Mellitus de forma sostenida desde el 2010 hasta el 2018 en la población. El 14.8 por ciento de la población costarricense mayor de 19 años es diabética, según lo reveló la última Encuesta de Factores de Riesgo Cardiovascular realizada por la Caja Costarricenses de Seguro Social (CCSS).

De acuerdo con el doctor Roy Wong McClure, epidemiólogo de la CCSS y coordinador del estudio, en el país hay 517.612 personas diagnosticadas con diabetes, a su vez los datos resaltan que la diabetes no diagnosticada ha crecido en la prevalencia, 34 mil de ellas no saben que tiene el padecimiento.

El diagnóstico de diabetes y el adecuado control constituye uno de los elementos fundamentales en la prevención de complicaciones asociadas a la enfermedad, así como a la discapacidad permanente y mortalidad prematura.

Estas cifras tienen preocupados a los especialistas de la institución por el impacto que tiene esta enfermedad en la calidad de vida de la población, las secuelas y complicaciones que produce en los diversos órganos. La diabetes está relacionada con las amputaciones, insuficiencia renal crónica, lesiones vasculares, problemas cardiacos y hasta con ceguera originada por una enfermedad conocida como retinopatía diabética.

“Se ha conocido un incremento de este padecimiento con la edad, actualmente afecta a grupos de edad cada vez más jóvenes donde 2 de cada 10 personas entre los 40 a los 64 años de vida la sufren y en 3 de cada 10 pacientes en el grupo de población de 65 y más años están siendo diagnosticados”, añadió Wong.

Educar a los pacientes para que tomen buenas decisiones

El Programa de Intervención Nutricional de las Enfermedades Crónicas (PINEC) de la institución enseña a los pacientes a tomar mejores decisiones alimentarias, a mantener un control adecuado de glucosa en sangre, tener mayor adherencia a prescripción dietética, médica y farmacológica, disminuyendo el riesgo de complicaciones y hospitalizaciones en ellos e incentivando una mejor calidad de vida.

La educación en diabetes en los servicios de salud es una intervención que permite brindar herramientas que contribuyan al control de la enfermedad y a la prevención o retraso de las complicaciones, es una estrategia efectiva para que los usuarios se empoderen y sean responsables con su salud.

La doctora Maricruz Ramírez Di Leoni, de la Coordinación Nacional de Nutrición de la CCSS, explicó que este programa despliega una atención integral, educativa y multidisciplinaria, de manera grupal e innovador, integrada a su vez al tratamiento médico, donde se les da un enfoque preventivo y se evalúa su impacto en el paciente.

De acuerdo con la doctora, la intervención PINEC es una estrategia de educación grupal multidisciplinaria que se desarrolla en los tres niveles de atención, está enfocada en la prevención y control de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares como diabetes mellitus y síndrome metabólico.

La misma es gestionada por el profesional de nutrición, por medio de la Consulta Externa de Nutrición, con participación de Farmacia, Psicología, Medicina, Enfermería, Trabajo Social, Educación Física y otras.

“El programa PINEC utiliza la metodología de educación terapéutica grupal para brindarle al paciente con diabetes, no solo aspectos teóricos básicos para el control de su enfermedad, sino también espacios donde pueda poner en práctica esta información y donde pueda crear conciencia en la adopción de hábitos que lo encaminen a controlar su situación y vivir bien.

Y es que existe evidencia científica que dice que la educación terapéutica grupal, enfocada en la modificación de hábitos alimentarios tiene un gran impacto sobre los indicadores clínicos del usuario y contribuye significativamente a reducir las tasas de morbilidad y mortalidad de estas enfermedades, repercutiendo positivamente en la reducción de complicaciones y por ende, en los costos hospitalarios”, explica la nutricionista.

Debemos entender que la diabetes es una enfermedad crónica no transmisible que consiste en la elevación de los niveles de azúcar en sangre, este padecimiento acompaña a las personas por el resto de su vida, no se cura, pero se puede controlar.

Las causas de este padecimiento son diversas, entre ellas están la herencia familiar, edad (mayor riesgo en personas mayores de 45 años), diabetes gestacional, padecer de síndrome de ovario poliquístico, sedentarismo, sobrepeso o acumulación de grasa abdominal, presión arterial alta, niveles altos de colesterol y triglicéridos, malos hábitos alimentarios.

Las enfermedades crónicas no transmisibles son un problema de salud pública, por lo que el 14 de noviembre de cada año se celebra el Día Mundial de la Diabetes para promover la concienciación global sobre esta enfermedad.

La CCSS hace un llamado a la población usuaria que asiste a la consulta de nutrición a animarse a elegir este tipo de atención y a los pacientes que ya son parte de un grupo PINEC, a no faltar a sus citas de consulta grupal, con el fin de sacarle provecho a la oferta de servicios.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias