domingo 22, mayo 2022
spot_img

La Casa Blanca critica a La Habana por «silenciar la voz del pueblo cubano»

Moscú, 16 nov (Sputnik).- La Casa Blanca criticó a las autoridades de Cuba por «silenciar la voz del pueblo» frustrando las manifestaciones pacíficas programadas para el 15 de noviembre para reivindicar las libertades de expresión y reunión, así como la liberación de los presos vinculados a las protestas de julio pasado.

«Antes de las manifestaciones pacíficas previstas para hoy, el régimen cubano, como era de esperar, desplegó una serie de duras penas de prisión, detenciones esporádicas, tácticas de intimidación y actos de repudio, todo en un intento de silenciar la voz del pueblo cubano que clama por un cambio, exige poner fin a la violencia política e implora al régimen que libere a cientos de manifestantes pacíficos detenidos después del 11 de julio», manifestó el asesor de seguridad nacional de EEUU, Jake Sullivan.

En una declaración difundida por la Casa Blanca, el funcionario acusó a La Habana de no respetar la Declaración Universal de Derechos Humanos y los tratados internacionales ratificados por el gobierno cubano que consagran, en particular, el derecho de reunión y asociación pacífica, así como la libertad de expresión.

«Instamos al régimen cubano a que se abstenga de la violencia contra los manifestantes pacíficos y a que libere de inmediato a todos los detenidos injustamente, y hacemos un llamado a la comunidad internacional para que exprese su apoyo al pueblo cubano», declaró.

Sullivan exhortó a las autoridades cubanas a «escuchar a su pueblo, escuchar sus frustraciones y buscar formas de trabajar juntos para atender mejor las necesidades y ambiciones de todos los cubanos».

Para el lunes estaba anunciada una «Marcha Cívica por el Cambio», que no se realizó, movilización convocada por el grupo Archipiélago, considerado ilegal por las autoridades cubanas.

La marcha fue desautorizada por varios Gobiernos locales de la isla, al considerarla una «provocación», por contar con apoyo y financiamiento del Gobierno de EEUU a través de grupos radicales de emigrados cubanos residentes en ese país.

La plataforma Archipiélago, liderada por el dramaturgo Yunior García Aguilera, niega cualquier relación con EEUU y recalca que la marcha anunciada se ajustaba al derecho constitucional, era absolutamente cívica y pacífica, en demanda de la libertad de los presos políticos.

El grupo asegura que sus acciones no están movidas por ambiciones de poder y sus integrantes saben lo que podrían enfrentar, incluidas largas penas de prisión. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias