sábado 4, diciembre 2021
spot_img

Tres mujeres hacen historia en el Congreso de Chile

Santiago, 25 nov (Sputnik).- El domingo 21 de noviembre, mientras todos los focos de la prensa apuntaban a la inédita elección presidencial de Chile donde por primera vez en 30 años pasaron al balotaje un izquierdista, Gabriel Boric, y un ultraderechista, José Antonio Kast, tres mujeres estaban haciendo historia en la votación legislativa.

Fabiola Campillai (independiente), Emilia Schneider, del Partido Comunes (izquierda), y Claudia Pascual, del Partido Comunista (izquierda), se convirtieron en la primera senadora en situación de discapacidad, la primera diputada trans y la primera senadora comunista en 50 años respectivamente.

Las tres consiguieron importantes mayorías en sus territorios y desde marzo de 2022 todos los chilenos podrán verlas ocupar uno de los 205 escaños del Congreso Nacional en la ciudad costera de Valparaíso (centro).

Entre las tres, Pascual es la que cuenta con mayor experiencia política. Tiene 48 años y milita en el Partido Comunista desde los 13, donde ocupó importantes cargos como secretaria regional, miembro del Comité Central y encargada nacional de Mujeres.

Sus posturas progresistas vinculadas al feminismo la acercaron a la expresidenta Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018). Durante su segundo mandato, la exjefa de Estado creó el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y le encargó a Pascual la tarea de encabezarlo.

Así, en 2016, Pascual se convirtió en la primera ministra de la Mujer de Chile y en la primera comunista en liderar una cartera ministerial desde el Gobierno del expresidente Salvador Allende (1970-1973).

Paradójicamente, a pesar de la intensa lucha feminista que ha dado durante su carrera política, Pascual debió enfrentar una situación machista durante su campaña al Senado proveniente de su propio partido.

El diputado Daniel Núñez, del Partido Comunista, aseguró en entrevista a un medio local que toda la tienda estaba trabajando para que el presidente del partido, Guillermo Teillier, fuera electo senador, y afirmó que Pascual era una candidata «acompañante» y «funcional» para propiciar el triunfo de Teillier.

Núñez se equivocó: fue al revés. Pascual resultó electa con 139.722 votos y Teillier con solo 101.506 sufragios no logró quedarse con el escaño.

Mayoría nacional

Fabiola Campillai tiene 38 años y el domingo pasado hizo historia por varias situaciones. Primero, fue la única candidata que logró quedarse con uno de los 50 cupos del Senado sin tener el apoyo de ningún partido político.

Debido al «sistema D’Hondt» que se usa en las elecciones parlamentarias chilenas, para que un independiente gane las elecciones debe superar los votos de los otros candidatos que van en listas, cuyos sufragios se suman. Y Campillai logró aquello con creces. Fue la primera mayoría a nivel nacional con 402.078 votos.

Pero lo más importante es que Campillai se transformó en la primera senadora de la república en situación de discapacidad.

Durante las protestas del estallido social de 2019, mientras Campillai esperaba el bus para ir a trabajar, un policía le disparó una granada lacrimógena que le deformó el cráneo y le quitó los sentidos de la vista, el olfato y el gusto, en el contexto de la represión que ejerció Carabineros (policía militarizada) usando fuerza desmedida y violando en reiteradas ocasiones los derechos humanos, según constataron las Naciones Unidas y diversos organismos nacionales e internacionales.

Campillai no tiene experiencia en la política pero sí ha realizado un trabajo como dirigente social en la comuna de San Bernardo, en el sector sur de Santiago. Tras la elección, afirmó en conferencia de prensa que «el pueblo decidió que una mujer obrera de fábrica, dirigente de su población, descendiente de diaguita (pueblo indígena) e independiente ingrese al Congreso».

«Legislaré pensando en todas las personas, porque lo que me mueve es el profundo amor que va más allá de quienes me eligieron, quiero llevar un poco de humanidad al Congreso, porque la dignidad sólo es posible en la medida que dejemos de pensar en nuestros intereses particulares y pensemos en el bien común», aseguró.

Minorías sexuales unidas

Con 12.492 votos, la candidata del Partido Comunes (izquierda) Emilia Schneider (25 años) entró a integrar uno de los 155 puestos de la Cámara de Diputados como la primera diputada trans en la historia del país.

Su figura cobró notoriedad durante las manifestaciones feministas en Chile de 2018, mientras estudiaba derecho en la Universidad de Chile. En 2019 se convirtió en la primera presidenta trans de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), plataforma desde donde realizó un constante activismo por las minorías sexuales.

A través de su cuenta de Twitter, Schneider anunció que al asumir el próximo año creará la primera Bancada Disidente del Congreso Nacional junto a otras dos diputadas electas, Marcela Riquelme (independiente) y Camila Musante (independiente), quienes, a su vez, se convirtieron en las primeras mujeres abiertamente reconocidas de la comunidad LGBTI en integrar la cámara baja.

El domingo 19 de diciembre se realizará la segunda vuelta presidencial entre el candidato del Partido Republicano (ultraderecha), José Antonio Kast, y el abanderado del bloque de izquierda Apruebo Dignidad, Gabriel Boric. Hasta la fecha, Pascual y Schneider manifestaron su apoyo a Boric, y Campillai señaló que aún se encuentra en reflexión. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias