miércoles 17, agosto 2022
spot_img

Zelenski dice sentir vergüenza por la historia con la empresa de seguridad rusa Wagner

Kiev, 26 nov (Sputnik). – El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, declaró este viernes que siente vergüenza por la operación de detención de 33 presuntos empleados de la empresa de seguridad rusa Wagner en julio de 2020 en Minsk.

«Ya dije que no realizamos esa operación, nos hicieron participar… Me da vergüenza ese episodio en la vida del servicio de inteligencia de Ucrania… Nos mostramos débiles en aquella ocasión», comentó Zelenski en una rueda de prensa.

El 29 de julio de 2020 las autoridades de Bielorrusia anunciaron la detención de 33 nacionales rusos por sospecha de preparar desórdenes masivos para desestabilizar la situación en el país durante la campaña electoral.

Bielorrusia celebró elecciones presidenciales el 9 de agosto de 2020. Según declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, los rusos detenidos eran, con alto grado de probabilidad, empleados de la empresa de seguridad rusa Wagner, que estaban de tránsito en el territorio bielorruso y perdieron su vuelo.

Peskov aseguró que los detenidos no infringieron la ley y dijo que Rusia no se mete en los asuntos internos de Bielorrusia.

Los medios The Insider y Bellingcat (catalogados en Rusia como agentes extranjeros) publicaron citando a exagentes de la inteligencia ucraniana que el presidente Zelenski aprobó personalmente la operación contra los 33 rusos que en verano de 2020 tenían que ser atraídos al territorio ucraniano, para acusarlos de implicación en los sucesos en Donbás. La operación contemplaba un falso aviso de bomba a bordo del avión de pasajeros.

Kiev exigía que le entregaran a 28 personas detenidas en Bielorrusia para juzgarlas por presuntos delitos relacionados con la participación en el conflicto de Donbás. Esos 28 detenidos, nueve de los cuales tenían ciudadanía ucraniana, estaban acusados de participar en una organización terrorista.

En tanto, el general Vasily Burba, exjefe del Servicio de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania, había afirmado que en las altas esferas del poder estaba actuando un ‘topo’ que trabajaba para Rusia y que esa fue la causa del fracaso de la operación para detener a esos 33 rusos en 2020. El Parlamento de Ucrania incluso creó una comisión especial para investigar las circunstancias de ese revés. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias