viernes 20, mayo 2022
spot_img

Presidente de México afirma que «pronto» terminará la crisis económica

Ciudad de México, 2 dic (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo el miércoles que «muy pronto» terminará la crisis en la economía nacional originada por la pandemia de coronavirus, y estimó un crecimiento este año de alrededor de 6 por ciento.

«Pronto muy pronto terminaremos de salir de la crisis económica. Baso mi optimismo, primero, en que no nos endeudamos como otros países; segundo, en que no se nos cayó la recaudación de ingresos en la Hacienda pública», expresó el jefe del Ejecutivo en un discurso ante miles en la plaza principal del Zócalo, para celebrar tres años de del inicio de su Gobierno.

El mandatario añadió que «casi todos los pronósticos coinciden en que la economía crecerá este año alrededor del 6 por ciento».

López Obrados aseguró que, a pesar de la pandemia «que tanto dolor ha causado» y agravó la crisis económica precipitada por el neoliberalismo, su país pudo levantarse.

«Estamos de pie, hemos resistido a las adversidades y seguimos avanzando en la transformación de la vida pública de México», expresó.

Mantener finanzas pública sanas permite al Gobierno contar con fondos, «suficientes para seguir impulsando el crecimiento y la creación de empleos con obras», añadió.

Enumeró entre ellas la construcción del Tren Maya, una nueva refinerías en el puerto petrolero Dos Bocas, dos nuevos aeropuertos, el desarrollo de un canal seco en el istmo de Tehuantepec (sur), y carreteras.

En materia energética, la actual administración impulsó aumentar la extracción de petróleo, la modernización de refinerías, la construcción de plantas hidroeléctricas y el «rescate de la industria eléctrica y otras acciones con el presupuesto sin contratar deuda».

El gobernante agregó que continuó la inversión extranjera gracias al tratado de libre comercio con América del Norte.

Indicó que en los primeros nueve meses de este año la inversión procedente del exterior suma 24.832 millones de dólares.

El país latinoamericano «es el principal socio comercial de EEUU, y este año las remesas de nuestros hermanos migrantes envían a sus familiares en México alcanzará la cifra récord de 50.000 millones de dólares», anunció.

López Obrador añadió que la inflación aumentó en fechas recientes pero «se mantiene en 7 por ciento, un rango igual que en EEUU, y se ha reducido la tasa de interés en tres por ciento».

Las reservas internacional del Banco de México ascienden actualmente a 199.310 millones de dólares, «es decir, 25.000 millones de dólares más, un aumento del 15 por ciento» en tres años, subrayó.

Además, reafirmó que el país petrolero dejará de comprar en el extranjero gasolinas y diésel.

Con ese objetivo el país va a «producir y vender» sus combustibles en el mercado interno, lo que implicará no exportar petróleo crudo y transformar en México toda la materia prima, dijo.

Este es el primer acto masivo en la plaza principal capitalina, frente al Palacio Nacional, sede del Ejecutivo federal y residencia presidencial oficial desde que comenzó la pandemia de coronavirus. 

Crisis de inseguridad persiste

En materia se combate a la inseguridad, el presidente indicó que casi todos los delitos disminuyeron, pero que persisten los asesinatos.

«Los homicidios han reducido en apenas 0,7 por ciento porque nos lo dejaron muy arriba (los gobiernos anteriores) pero ya vamos poco a poco disminuyendo la incidencia de este tipo de delitos», expresó.

El mandatario contrastó esa realidad con una baja otros delitos: el robo de vehículo bajó 29 por ciento, y el secuestro se redujo en 20 por ciento.

En tres años fueron construidos 207 cuarteles para 100.000 elementos de Guardia Nacional, integrada en casi 70 por ciento con miembros de las Fuerzas Armadas destinados a la Seguridad Pública.

«Las acusaciones de que estamos militarizando al país carece de toda lógica y de la más elemental buena fe», reprochó.

Para sostener ese punto afirmó que «no se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie, que vigilen u opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades, y mucho que se involucren en acciones represivas».

Aseguró que el esfuerzo por construir la paz «se ha llevado a cabo sin violaciones a derechos humanos, sin el involucramiento de fuerzas federales en mascares, sin cometer torturas, sin desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales como ocurría antes».

«Las Fuerzas Armadas surgen del pueblo, los soldados son pueblo uniformado», enfatizó.

También reivindicó su política social: «atender a los más pobres es ir a la segura, para contar con el apoyo de muchos de millones cuando se busca transformar una realidad de opresión y alcanzar el ideal de vivir en una sociedad mejor».

Finalmente convocó a participar en abril del año próximo en la consulta para revocación de mandato.

«Resolverá si me voy a o me quedo», dijo al respecto.

López Obrador, 68 años, ganó los comicios el 1 de julio de 2018, en su tercer campaña presidencial, con 53 por ciento de votos y asumió el 1 diciembre de ese año. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias