miércoles 29, junio 2022
spot_img

Ultraderecha latina busca capturar el Estado cuando pierde comicios, dice político peruano

Lima, 3 dic (Sputnik).- La ultraderecha en América Latina tiene un modus operandi que busca capturar el Estado cuando pierde elecciones, opinó el secretario general del partido Nuevo Perú (izquierda), Álvaro Campana, en entrevista con la Agencia Sputnik.

«Yo creo que lo que estamos viendo en América Latina es un modus operandi de sectores de ultraderecha que están involucrados en estrategias de captura del Estado cuando pierden las elecciones, o que cuando no hay un Gobierno de su gusto agitan el ‘anticomunismo’ y los supuestos temas de corrupción, queriendo desconocer la voluntad popular en las urnas», dijo Campana a esta agencia.

Las declaraciones del vocero de Nuevo Perú se dan luego de que el presidente de Bolivia, Luis Arce, denunciara esta semana en una reunión en México del Grupo de Puebla la «reagrupación de la derecha» en la región con fines de «desestabilización» política, indicando que dicho fenómeno se está dando en su país.

Fundado en 2019, el Grupo de Puebla es un foro político y académico conformado por connotados líderes del espectro de la izquierda en Latinoamérica, y que tiene como objetivo la discusión de ideas y estrategia políticas orientadas hacia el progresismo.

Campana señaló que lo denunciado por el jefe de Estado boliviano es algo que se está replicando en Perú.

«Creo que vivimos una situación similar en el sentido de este corrimiento hacia la extrema derecha de parte sectores derechistas, incluso de sectores liberales que están inclinándose hacia posturas reaccionarias con grupos de poder económico, poder mediático, pero también con sectores conservadores que provienen de las iglesias y que han ido desarrollando toda una estrategia de golpe de Estado, al menos en el caso peruano», afirma el político peruano.

Campana indica que en el caso peruano, la extrema derecha está operando de forma «golpista» a través del Congreso impulsando un pedido de destitución contra el presidente Pedro Castillo, quien asumió el poder en julio pasado por el partido Perú Libre (izquierda).

Este pedido viene siendo apoyado por los partidos derechistas Avanza País, Renovación Popular y Fuerza Popular, este último liderado por Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

El secretario general de Nuevo Perú advierte que la estrategia de estos grupos extremistas utilizan el violento hostigamiento público contra personalidades públicas que discrepan de su agenda a través de identificados grupos marginales, así como con manifestaciones ciudadanas contra el actual Gobierno que, según Campana, son a todas luces financiadas por grupos de poder de la élite económica. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias