viernes 30, septiembre 2022
spot_img

La India y China acuerdan mantener la estabilidad en la zona fronteriza de Ladakh

Nueva Delhi, 13 ene (Sputnik).- La India y China, acordaron mantener la seguridad en la región fronteriza de Ladakh tras una nueva ronda de negociaciones sobre las cuestiones fronterizas, informó este jueves el Ministerio de Defensa indio.

La víspera los representantes de Pekín y Nueva Delhi celebraron la decimocuarta ronda de negociaciones en el puesto fronterizo de Chushul-Moldo.

«Ambas partes mantuvieron un intercambio de opiniones sincero y profundo, relacionado con la solución de los problemas correspondientes a lo largo de la línea de control real del sector occidental. Acordaron que ambas partes deben seguir las instrucciones de los líderes estatales y trabajar para resolver lo antes posible los demás problemas. Se señaló que eso ayudaría a recuperar la paz y la calma a lo largo de la línea de control real en el sector occidental, así como impulsaría el desarrollo de las relaciones bilaterales», dice el comunicado.

Según la nota, las partes también acordaron consolidar los resultados alcanzados anteriormente y emprender esfuerzos para mantener la seguridad y la estabilidad sobre el terreno, en particular, durante el invierno.

«Ambos bandos decidieron mantener un contacto estrecho y sostener el diálogo a través de los canales militares y diplomáticos, así como hallar una solución mutuamente aceptable», agregó el Ministerio de Defensa de la India, quien precisó que la próxima ronda de negociaciones se realizará lo antes posible.

Desde hace tiempo, China y la India disputan una parte del territorio montañoso del norte de la región de Cachemira, además de unos 60.000 kilómetros cuadrados en el estado indio de Arunachal Pradesh (noreste). La Línea de Control Actual, que sustituye la frontera entre los dos países en esa región, pasa por Ladakh.

El nuevo agravamiento de la situación en el este de Ladakh, en Cachemira, se produjo después de que unos 250 soldados chinos e indios se enfrentaran a inicios de mayo de 2020 en la zona del lago Pangong. La violencia causó más de 100 heridos en ambos bandos. Los dos países desplegaron tropas adicionales. En febrero pasado las fuerzas de las dos naciones se replegaron simultáneamente de la zona fronteriza.

El contencioso fronterizo derivó en el congelamiento de las relaciones bilaterales. En concreto, la India anuló varios contratos con empresas de China, prohibió varias aplicaciones móviles y restringió las importaciones. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias