martes 24, mayo 2022
spot_img

Juez de Nicaragua recomienda fortalecer la educación para frenar los feminicidios

Managua, 22 ene (Sputnik).- El fenómeno de la violencia contra las mujeres, la niñez y la adolescencia tiene sus bases enraizadas en la crianza y la educación por lo que hay que atacar el problema desde ahí, afirmó a la Agencia Sputnik el juez tercero de Distrito Especializado en violencia de Managua, capital de Nicaragua, Edén Aguilar Castro.

«Hay que ampliar el campo interinstitucional desde el aspecto educativo, porque desarrollarlo va a conllevar a cambios significativos en la sensibilización, en el cambio cultural y en la forma de percibir las manifestaciones de violencia, todos y todas debemos estar integrados, todos los componentes institucionales, la familia, hacer perifoneo (en barrios y comunidades), erradicar prácticas nocivas», opinó Aguilar Castro.

El pasado 5 de enero, el Gobierno de Nicaragua conformó una comisión interinstitucional, integrada por los ministerios de la Mujer, Familia, Educación y las Comisarías de la Mujer, para diseñar una estrategia y acciones para la prevención del feminicidio.

En esos días la vicepresidenta Rosario Murillo demandó con urgencia a la Policía Nacional una estrategia preventiva que detenga el asesinato de mujeres por razones de género, a los que consideró «una plaga, peste, pandemia y un atraso» cultural.

La estrategia debe ser con enfoque educativo y articularse con los mecanismos del poder judicial y las redes comunitarias que identifiquen y auxilien procesos de violencia que experimentan las mujeres y otros miembros de la familia.

«Debemos trabajar en conjunto, romper el estereotipo de que la violencia que se está produciendo en la casa, es una violencia privada, que no se debe meter nadie, todos debemos estar involucrados para salvaguardar y romper esa cadena de violencia», agregó.

El magistrado instó a la sociedad nicaragüense a revisar los roles y asignaciones de género impuestas a los niños y las niñas, y como estos trastocan la vida de los adultos que reproducen modelos de subordinación, exclusión, segregación y violencia.

«El patriarcado hay que exterminarlo, el patriarcado nos ha cobrado la vida de muchas mujeres, nos ha generado un retraso social y nos está generando problemas económicos y emocionales, (el patriarcado) lo tenemos que erradicar y construir nuevos elementos y valores culturales», subrayó.

Los crímenes de odio, entre ellos el feminicidio, son castigados en Nicaragua con la cadena perpetua, penalidad aprobada después que el 12 de septiembre de 2020, Rosario Soza Centeno violara y asesinara a dos hermanitas de 10 y 12 años en el municipio de Mulukukú, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte (RACCN), hecho que estremeció al país centroamericano y llevó al Gobierno del presidente Daniel Ortega a solicitar a la Asamblea Nacional (parlamento) la aprobación de la cadena perpetua.

Nicaragua registró el año pasado 71 feminicidios, de acuerdo a la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias