sábado 21, mayo 2022
spot_img

Para Brasil será difícil prohibir uso de Telegram en la campaña electoral, afirma experto

Río de Janeiro (Brasil), 22 ene (Sputnik).- El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil se plantea prohibir el funcionamiento de Telegram en el país si la plataforma de mensajería no se compromete a colaborar contra la difusión de «fake news» (noticias falsas) y desinformación en la campaña electoral de este año, pero según un especialista en regulación de Internet las vías legales no son claras.

«La comunidad jurídica está debatiendo las bases legales (para una prohibición), pero no hay ninguna consolidada; hay algunos caminos posibles desde el punto de vista legal, pero todos tienen problemas», explica a la Agencia Sputnik el director de InternetLab, Francisco Bito Cruz, doctor por la Facultad de Derecho de la Universidad de São Paulo (USP).

Por un lado, el Congreso Nacional podría aprobar una nueva legislación que amparase la prohibición, pero sería difícil de aplicar, ya que la ley brasileña establece que los cambios que afectan a las elecciones deben aprobarse un año antes de los comicios.

La opción de una prohibición unilateral por parte del TSE también parece complicada, explica Cruz, resaltando que el argumento de que Telegram no tiene sede legal en Brasil no sirve: «Eso se aplica para páginas webs, no para redes sociales ni aplicaciones de mensajería», apunta.

Una posibilidad sería una medida cautelar para cohibir el abuso electoral, pero el especialista duda de que los jueces tomasen una medida tan drástica; hay algunos precedentes que invitan a pensar así.

Antecedentes

Hace cinco años, la Justicia ordinaria mandó bloquear WhatsApp en Brasil porque la empresa se negaba a entregar información en investigaciones criminales (nada relacionado con elecciones) alegando la barrera de la criptografía.

El Supremo Tribunal Federal suspendió ese veto de forma provisional, dando la razón a la aplicación, pero el tema todavía no está resuelto.

Cruz cree, en todo caso, que las críticas a Telegram por su falta de disposición para colaborar con las autoridades brasileñas son válidas.

«Telegram no está obligado a tener representación legal en Brasil, pero sí a cumplir la ley brasileña; espero que la empresa dé una respuesta y tenga más disposición en cuidar del proceso electoral de un país en el que tiene decenas de millones de usuarios», apuntó.

Añadió: «Sería como mínimo interesante que Telegram aclare a qué vino y hacia dónde va».

En los últimos meses, el TSE firmó acuerdos con otras plataformas, como WhatsApp, Twitter, Instagram y Facebook, para colaborar en la lucha contra las noticias falsas, especialmente en relación con la campaña de las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre.

Cruz no cree que esos pactos acaben con el problema, pero cree que van en la dirección adecuada porque evitarán que el contenido fraudulento se viralice tan rápidamente; «es una medida paliativa que puede funcionar», confía.

Telegram, no obstante, no se ha sumado a esas conversaciones con el TSE, que asegura que intenta contactar a la empresa desde hace más de un mes: el 16 de diciembre el máximo responsable de la Justicia Electoral de Brasil envió un ofició al director ejecutivo de la aplicación, Pavel Durov, solicitando una reunión, pero no obtuvo respuesta hasta el momento.

Según la prensa local, el oficio se envió a dos direcciones de correo electrónico; también se intentó mandar un documento físico, pero fue imposible porque no se localizó a nadie en la supuesta dirección de la empresa, en los Emiratos Árabes Unidos (según los Correos de Brasil hubo cuatro intentos frustrados). (Sputnik)

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias