sábado 21, mayo 2022
spot_img

Anticuerpos neutralizantes de Sputnik V duran más de 6 meses, dice estudio argentino

Buenos Aires, 26 ene (Sputnik).- Los anticuerpos de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirs caen a los seis meses, pero un estudio argentino comprobó que los anticuerpos neutralizantes del virus se mantienen por más tiempo, tal como sucede con los inoculantes de Pfizer y Moderna.

«Publicamos un estudio sobre la duración de anticuerpos producidos por Sputnik V. A los seis meses los anticuerpos caen, pero los anticuerpos neutralizantes del virus se mantienen. Esto es similar a lo que se ve con las vacunas de Pfizer y Moderna», publicó en Twitter la viróloga molecular argentina Andrea Gamarnik para anunciar el informe del que participaron ocho hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires (este).

En diálogo con la Agencia Sputnik, Gamarnik explicó: «Cuando uno hace un test serológico mide todos los anticuerpos que produce el cuerpo y reconocen al virus. Ahora, no todos los anticuerpos que circulan tienen la capacidad de impedir que el virus infecte a la célula. Hay un sub set de anticuerpos generados que se conocen como anticuerpos neutralizantes y son los que protegerían de una infección».

Los anticuerpos neutralizantes se miden con una técnica especial in vitro, donde se expone a un virus a los anticuerpos de un individuo y luego se hacen infecciones en células en un sistema de cultivo para ver si impiden la infección a la célula.

El estudio fue realizado por científicos del Conicet (la agencia estatal de investigaciones), el Instituto Leloir, El Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y SIDA (INBIRS) y el Consorcio PAIS con la coordinación del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires.

Participaron del mismo 118 voluntarios atendidos en hospitales bonaerenses entre enero y octubre de 2021.

La cohorte seleccionada fueron trabajadores de la salud de los cuales el 31,4 por ciento son masculinos y el 68,6 por ciento femeninos, con una edad promedio de 49,3 años (rango, 22 a 76 años).

Las muestras de plasma se tomaron en cinco puntos temporales: antes de la vacunación (línea de base) y a los 21, 42, 120 y 180 días después de la vacunación inicial (la segunda dosis se aplicó a los 21 días).

Las muestras de suero recolectadas 120 días después de la vacunación mostraron una disminución de 2,9, 9,7, 4,2 y 3,4 veces en la actividad neutralizante contra las variantes alfa, beta, gamma y delta, respectivamente, en comparación con el virus originado en Wuhan en 2019.

«El análisis indica que, si bien los niveles de IgG anti-SPIKE disminuyen significativamente con el tiempo, la capacidad neutralizante para los linajes relacionados con Wuhan de SARS-CoV-2 y VOC (variantes de preocupación) se mantiene dentro de los seis meses posteriores a la vacunación», refiere un artículo de la Sociedad Americana de Microbiología, que publicó el informe.

Además, se observó una mejor capacidad de neutralización cruzada de anticuerpos para las variantes circulantes de preocupación (beta y gamma) a lo largo del tiempo después de la vacunación.

En la actualidad, la epidemiología genética global del SARS-CoV-2 se caracteriza por la aparición de la variante ómicron, una prevalencia en descenso de la variante delta y un muy bajo nivel de circulación de las variantes alfa, beta y gamma.

En Argentina, a tono con lo que sucede en la región y en el resto del mundo, desde la semana uno del año 2022 el porcentaje de variante ómicron en casos sin antecedente de viaje internacional ni relacionados con la importación se sitúa en un 84,4 por ciento, mientras que la proporción de variante delta desciende al 15,6 por ciento.

«El trabajo lo iniciamos en enero del año pasado y se mandó a publicar cuando ómicron no existía», advirtió Gamarnik, «ahora estamos haciendo dos cosas: analizamos la respuesta al año de haberse iniciado la vacunación y estamos estudiando qué pasa frente a ómicron».

La científica adelantó que en poco tiempo podrán conocerse resultados acerca de la respuesta inmunológica de las vacunas ante la nueva variante de preocupación.

Argentina superó los seis millones de casos el pasado 6 de enero luego de una meseta que duró cinco meses y que fue interrumpida por el ingreso de la variante ómicron.

Así, este país sudamericano contabilizó dos millones de contagios de covid-19 en sólo 19 días. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias