sábado 21, mayo 2022
spot_img

Cuáles son los puntos más salientes del acuerdo entre Argentina y el FMI

Buenos Aires, 29 ene (Sputnik).- Tras varios meses de negociaciones que involucraron, al menos discursivamente, al presidente de EEUU, Joe Biden, al papa Francisco y a otros líderes y mandatarios de la región, el Gobierno argentino logró un acuerdo de reestructuración con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el pago de la deuda por 44.500 millones de dólares que contrajo el expresidente Mauricio Macri (2015-2019).

Ese mentado acuerdo llegó el viernes, según lo anunciaron ambas partes. Pero, ¿qué es lo que arreglaron Argentina y el FMI?

Según el ministro de Economía, Martín Guzmán, el Programa de Entendimiento con el FMI tendrá una extensión inicial de «dos años y medio», que se extenderán a 10 cuando se terminen de acordar «los memorandos de las políticas económicas y financieras».

Sobre este acuerdo de facilidades de pago extendidas, que deberá ser refrendado por el Congreso Nacional, Guzmán aseguró dos cosas: que no habrá «ningún salto cambiario», y que «se plantea una meta para 2022 de crecimiento de las reservas internacionales de 5.000 millones de dólares».

«Es el mejor acuerdo al que se pudo llegar en el contexto en el que estamos», analizó junto a la Agencia Sputnik el director del Centro de Economía Argentina (CEPA), Hernán Lechter. «Tiene cosas diferenciales respecto de los habituales acuerdos con el FMI, la primera es que no impone una reforma previsional, ni impositiva, ni laboral; libera fondos de los próximos años y te aleja de los efectos de un posible default, que era la otra alternativa».

El punto central del acuerdo es que el FMI desembolsará fondos frescos para cancelar los actuales vencimientos, a cambio de realizar una revisión trimestral de las cuentas públicas.

«No me gusta la revisión trimestral que impone el esquema de pago por desembolso. Es un gran condicionante, tampoco resuelve la cuestión de la solvencia, porque no podes juntar los dólares para cancelar en seis años los vencimientos del nuevo acuerdo. Necesitas más tiempo o buscar un financista alternativo», opinó el economista.

El Ejecutivo argentino celebró que se consensuó una «política fiscal que no inhiba la continuidad de la recuperación».

Claro que, para que no se trate de un simple romance de verano, Argentina deberá cumplir una reducción gradual del déficit fiscal que, a la larga, será difícil para un país que, en suma, tiene una economía en vías de recuperación.

Así, para el año 2022 se proyecta un déficit fiscal primario de 2,5 por ciento del PBI; para 2023, 1,9 por ciento; y para 2024, 0,9 por ciento. El arranque del año marcó un techo del tres por ciento.

«Son compromisos de reducción del déficit relativamente cumplibles y no condicionan el crecimiento», sugirió Lechter, y agregó: «Para este año la reducción del déficit está al día con lo previsto en el presupuesto y en un escenario de crecimiento de la actividad económica».

Esto hace prever que, al menos hasta el año que viene, no sería necesario tocar ninguna partida como jubilaciones, subsidios y otras cuestiones de corte social.

«Después hay años con recortes del 0,5 por ciento y años de un punto. La curva final hasta llegar al déficit cero será más complicada, porque se hará más difícil ordenar la reducción, pero si logras crecimiento económico se ordenan las variables», auguró el economista.

En cuanto a la política monetaria, Guzmán aseguró que se prevé una «reducción gradual pero decidida de la asistencia monetaria que realiza el Banco Central al Tesoro» y anticipó que este año, «el financiamiento monetario será de uno por ciento del PBI; en 2023 alrededor de 0,6 por ciento; y en 2024 este será cercano a cero».

También que se aplicará «una estructura de tasas de interés reales positivas».

Lo que se busca en este punto es que, en forma progresiva, el Banco Central tenga menos peso en el financiamiento del déficit, por una reducción de la emisión.

«En otro contexto, o en otro momento, tal vez me hubiese inclinado por un escenario de mayor confrontación con el organismo», planteó Lechter, «dado que lo que no refleja este acuerdo es la corresponsabilidad que tiene el FMI en la debacle de Argentina y en el sentido de que vino a garantizar la salida en dólares de aquellos que hicieron la bicicleta financiera».

Con todo, los primeros lineamientos del acuerdo hacen prever que su éxito estará ligado a la realidad que atraviese Argentina cuando el mundo salga de la pandemia, de la misma forma en que el contexto fue la gran limitante para que las partes se pongan de acuerdo. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias