domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Rusia reconstruye su nación

En un conversatorio con dos expertos españoles en política internacional, uno de ellos General jubilado del ejército, se hicieron afirmaciones acerca de los objetivos actuales de este país, el más extenso del mundo. Hicieron un repaso de como Rusia, al caer el imperio de los zares, por decisión de Lenin y el Partido bolchevique, se concedió la independencia, por promesa hecha y cumplida, a los llamados pueblos oprimidos: Finlandia, Polonia, Ucrania, Lituania, Letonia y Estonia, que estaban bajo su dominio.

 

Posteriormente, con la Unión Soviética, después de Lenin, los máximos dirigentes no fueron rusos, uno fue georgiano (Stalin) y otro ucraniano (Kruschev), aparte de otros personajes no rusos con gran poder como Trotski (ucraniano), Dzerzhinski (jefe de la checa, de origen polaco).

 

Todo esto era comprensible dentro de los ideales que guiaban al primer Estado  de obreros y campesinos decididos a construir el socialismo y el comunismo, a unir pueblos, naciones… a la humanidad.

 

En Estados Unidos reconocían a medias a la Unión Soviética y muchas veces cuando se referían a ella lo hacían como Rusia, pues siempre entendieron que esta gigante era el sustento, el principal baluarte. El objetivo  de Estados Unidos siempre fue destruir la URSS y ver sus repúblicas desunidas y ojalá enfrentadas.

 

Rusia, para construir la Unión Soviética, no tuvo reparos en pasar a ocupar un papel secundario e igualitario con las demás quince repúblicas que la integraban.

 

Hoy día,  Rusia, después que los enemigos internos y externos lograron destruir la Unión Soviética,  reconstruye su nación como gran potencia, congrega pueblos de origen ruso dispersos como Crimea, Lugansk, Donetsk, construye  nuevas formas de colaboración y hermandad con aquellas repúblicas que formaron parte de la Unión Soviética, traza alianzas con  proyectos de China como la ruta de la Seda para un nuevo orden mundial más justo y solidario, que viene reemplazando el mundo unipolar que se propusieron los Estados Unidos y caminan hacia un mundo multipolar.

 

Cuando a Raúl Castro le preguntaron a finales de los años ochenta del siglo pasado, que haría Cuba, país tan pro soviético, si la Unión Soviética desaparecía?

 

 Raúl respondió: – En esa eventualidad seguiremos siendo pro- rusos.

 

 (*) Juan Félix Montero Aguilar es maestro pensionado.

Más noticias

6 COMENTARIOS

  1. «Construye nuevas formas de colaboración y hermandad con aquellas repúblicas que formaron parte de la Unión Soviética,» Pareciera que en estos dias el mundo sera testigo presencial de la colaboracion y hermandad de Putin y del pueblo ruso para con el ucraniano.
    La verdad que no hay mas ciego que el que no quiere ver.

  2. Es de una belleza apasionante la historia de Rusia y la Unión Soviética, a partir de la revolución del 17. Podemos hablar de ideologías o bases filosóficas, históricas o del momento al que responde. De los muchos pensadores, filósofos, religiosos y afines que modelaron su gesta.
    Acá, con franca sabiduría y hermosa y puntual moderación, Montero nos comparte una singular y amplia instantánea visión y sensación de buena parte de ella.
    Y lo hace al tiempo preciso en el que otra cosa lo demanda y precisa:
    La perversion del sistema, organización o poderes que exigieron su creación, viven los desesperados estertores de su fin próximo, …y el descarnado rostro que motivó cada uno de sus aberrantes actos.
    De frente y sin máscaras , el PODER y la defensa de lo humano, están ahora tensando un enfrentamiento final, …en el que poder identificar les, significarán el todo, …o la nada.

  3. Bajo el mismo razonamiento podría decirse que el imperio romano no tuvo reparos en pasar a ocupar un segundo lugar y compartir protagonismo con los países que invadió. Igual el imperio español, el británico, etc. Bajo este pretexto, Portugal y Bélgica podrían por ejemplo decir que están a favor de que territorios en el Congo, Mozambique, Cabo Verde, Rwanda reclamen su independencia y se unan a ellos, porque de hecho los desarrollaron al colonizarlos. La historia de la Unión Soviética es igual que las de otros países imperialistas, no hay nada de maravilloso o bello, suena lindo lo de la revolución socialista (ya a los comunistas no les gusta esa palabra de comunismo, el socialismo se ha vuelto mas aceptable), pero se sustento en principios mas falsos que un billete de 13.000 colones…mucha igualdad y todo lo que quieras, pero como siempre los políticos y militares eran mas iguales que los demás y vivían como reyes mientras la población general pasaba hambre.

    • Vaya, se acabó el «comunismo» pero siguen los anticomunistas con su telele. Y para su información, al comunismo, como etapa superior del socialismo, nunca se llegó, así que no es usted tan versado en la materia como pretende serlo. Vaya, lea, infórmese sobre la historia del Donbás y luego opina sin el hígado.

  4. Muy bien descrito lo que es un imperio y como este trata de reconstruirse. Un imperio con una ideología que debe imponerse a como dé lugar. El imperio cayó por la corrupción y por los privilegios que con la excusa del socialismo disfrutaban unos pocos. Si era como lo sueña e idealiza el escritor, que necesidad tenían de someter a la fuerza a otros pueblos. Soñar es válido aún en este siglo y a pesar de los fracasos de la URSS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias