miércoles 25, mayo 2022
spot_img

No hay peor ciego que el que no quiere ver

Hace unos días escuché a Ottón Solís Fallas decir que el gobierno de Carlos Alvarado Quesada ha sido un “gobiernazo”. Para a hacer semejante afirmación, ha planteado algunos “argumentos”  que se para el sol a tratar de entenderlos; se trata de enunciados  de alguien que no quiere ver la realidad y que se acercan a la ceguera de un fanático que no ve más allá de su ideología y de su nariz.

Decir que la Asamblea Legislativa 2018-2022 no ha permitido que el segundo gobierno del Partido Acción Ciudadana (PAC) realice los proyectos que pretendía es, por decir lo menos, una inexactitud. Al contrario de lo que dice Ottón, los diputados que van a dejar de serlo en mayo de este año, le han aprobado al gobierno del PAC todos los proyectos que han favorecido a los sectores económicamente dominantes y los que han perjudicado a los trabajadores, especialmente, a los que laboran en el sector público.

El PAC que tenía en el funcionariado público su principal base electoral, se ha convertido en su principal verdugo. Durante la administración de Alvarado Quesada se ha restringido los derechos sociales de los trabajadores, se le ha limitado la posibilidad de organizarse, así como la posibilidad de disentir; esta situación ha equiparado al trabajador público al privado, es decir, lo que ya era una norma en el sector privado se ha homologado y replicado en el sector público, a saber: la imposibilidad de disentir, es decir, de hecho y de derecho ha quedado restringida o eliminada la protesta en el sector público.

La Ley de Empleo Público, por ejemplo, es otra acción concreta del PAC contra su base electoral. Este proyecto que ha sido una creación del gobierno de Alvarado Quesada en contubernio con otras fracciones legislativas, principalmente, la del Partido Liberación Nacional (PLN) y los partidos de corte religioso, dará al trabajador público un golpe de gracia para dejarlo a expensas de los poderes fácticos que son los que realmente ostentan el poder en este país. En lugar de defender y unirse a quienes los habían votado, lo que hicieron es dejar al trabajador público a su suerte.

En un inicio el PAC se nutrió de personas vinculadas al sector público universitario y ahora, también, han dejado a este sector a la deriva. Nuevamente en asocio con los diputados de la actual Asamblea Legislativa, ha golpeado a las universidades públicas para acallar su función crítica y lograr el anhelo de no tener sectores que se opongan a las políticas que nos han llevado a la inequidad que tantas veces hemos mencionado en esta columna; la campaña de desprestigio ha llegado a tal extremo que han vendido la idea de que la causa que Costa Rica sea una sociedad desigual en la actualidad, es porque en las universidades públicas a todas las personas se les paga salarios desorbitados, como si se pudieran equiparar a los ingresos que perciben las élites económicas de este país.

El PAC fue en su momento la opción política de los electores que vieron al PLN y el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) volverse partidos políticos de derecha. Eso es algo que Ottón Solís y muchos en el PAC no entendieron, se trataba de gente que quería una opción política que equilibrara el devenir de Costa Rica, especialmente, en relación con la política económica; en otras palabras, no era, ni es, el discurso ético el que determinó que muchas personas votaran por el PAC durante estos años, fue la esperanza de un equilibrio económico e ideológico lo que privó. Aclaro que no estoy diciendo, subrayo, no estoy diciendo, que lo ético no es relevante; pero está claro que en el imaginario costarricense este aspecto no es, ni ha sido, determinante en las elecciones de este siglo XXI.

El PAC, al igual que sucedió en su momento con el PLN y el PUSC, se convirtió en otra decepción para las personas que nos encontramos del centro hacia la izquierda del espectro electoral. La conclusión a la que uno puede llegar al escuchar que la administración de Carlos Alvarado Quesada es un “gobiernazo” es que el señor Solís Fallas desde que estuvo en el PLN y después de fundar el PAC con otras personas, siempre ha sido y será un neoliberal más; en otras palabras, trato de disimular esa realidad con un discurso ético que, dichosamente o infelizmente, resultó contraproducente para sus aspiraciones.

El PAC, probablemente, pasará a la historia como otra decepción política para el electorado costarricense. Los únicos culpables de que el PAC no haya elegido diputados en esta elección y que se encuentre en la situación económica precaria en este momento, son sus dirigentes; en otras palabras, no hay peor ciego que el que no quiere ver, son también sus dirigentes los que deberán cargar con este fracaso histórico.

Y mientras usted y otros están en Europa, don Ottón, la mayoría de la población costarricense seguirá viendo deteriorada su calidad de vida. La decadencia de la que hemos hablado muchas veces en esta columna, se sigue materializando en hechos concretos como tener que elegir entre candidatos que vienen a vender el patrimonio público con la excusa de bajar un déficit fiscal que ha sido responsabilidad de los mismos que ahora pretenden gobernar a este decepcionado país.  

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

7 COMENTARIOS

  1. 8 años les tomo darse cuenta.Cuantos escritos no tuvimos de Andi defendiendo al PAC ?
    Otro gran refran dice : Nunca es tarde cuando la dicha es buena.
    Espero sepan escoger mejor a quienes los guien.Recuerden que el pueblo lo que quiere es trabajo y vivir en paz.

  2. En 4 años, lo único que hizo esta Asamblea Legislativa fue aprobar a golpe de tambor la agenda OCDE para lograr que Costa Rica pudiera cumplir con su cronograma de ingreso. Como la que tuvo la mala idea de iniciar nuestro ingreso a la OCDE fue Anabel Gonzalez en el 2012 como titular de COMEX, haciendole creer a medio mundo que le significará a Costa Rica un gran avance en lo social y económico, ella celebró con champán con Laura Chinchilla el que la administración de Carlos Alvarado anunciada haber logrado el ingreso a la OCDE. Todo se hizo según los planes de COMEX desde el 2012. Gracias Otton por el «gobernazo» de corte neoliberal que nos termina de hundir en lo social y en lo económico.

  3. Las personas que hemos seguido al señor Mirom, incluso desde antes de publicar la columna Poliédrica, podemos dar fe que nunca ha manifestado ser del Partido Acción Ciudadana, aunque sí ha reconocido algunas cosas positivas como lo fue la Reforma Procesal Laboral que, posteriormente, el ala de derecha del Partido Liberación Nacional, encabezada por los Arias y su vasallo, Carlos Ricardo Benavides, prácticamente la dejaron sin efecto en esta legislatura. El señor Mirom lo que siempre ha dicho y sostenido es que es una persona de izquierda, cercano a lo que era la socialdemocracia de antes, democrática y socialista, al estilo de Olaf Palme o Billy Brandt, por mencionar dos personajes que dudo mucho que esta persona que se hace llamar Flora Otoya conozca y menos haya estudiado.

  4. El gran fiasco de este gobierno no fue el Ejecutivo, fue el circo con payasos y animales de todo tipo que tuvimos en el Legislativo; el Ejecutivo lo que pecó fue de blandengue, ponía la cabeza para que la oposición y los medios se lo sonaran a gusto de ellos, con mentiras y desinformación.
    El gobierno de Carlos Alvarado no fue bueno, tuvo demasiada carencia de carácter, pero el de la Asamblea Legislativa fue criminal, y en este nadie se enfoca, para variar, siendo este el poder más importante y relevante en fijar el curso del país.

  5. La arrogancia de Ottón Solís es de antología, su soberbia es de tales proporciones que le impide reconocer la realidad que tiene ante sus ojos, la que fue expresada en el manifiesto rechazo de la ciudadanía en esta primera ronda electoral de febrero de 2022. Tal parece que fue siempre una pieza de Óscar Arias Sánchez al igual que Luis Guillermo Solís, por cierto que entre los dos le robaron el PAC, en 2014 en unas sospechosas elecciones primarias, a Juan Carlos Mendoza que tenía entonces cierto liderazgo, como contrapartida lo compensaron enviándolo a un exilio dorado: la embajada en Naciones Unidas, con sede en la ciudad de Nueva York…se terminó la farsa llamada PAC.

    • Ahora viene Chaves,Rogelio.Si te preocupaba la arrogancia y soberbia de Solis,ahora vas a tener doble dosis.
      Ve cuando te lo digo.
      Lo mas simpatico es la cantidad de miembros del status-quo universitario/izquierda que ahora resultan pericos,Figueristas, asustados y temerosos.
      «Al que no quiere sopa ,dos tazas» para seguir el mundo de los refranes de Andi.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias