miércoles 18, mayo 2022
spot_img

Macron se consolida como mediador para Ucrania mientras aparca su hoja de ruta electoral

París, 21 Feb. (EUROPA PRESS) – El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se ha anotado este lunes el tanto de haber mediado en un principio de acuerdo entre sus homólogos de Estados Unidos y Rusia, Joe Biden y Vladimir Putin, respectivamente, para que se vean de nuevo las caras y relajar los tambores de guerra en torno a Ucrania. Su auge como mediador, sin embargo, le obliga a dejar en el aire el calendario interno, en particular la confirmación de su candidatura a la reelección.

Macron llegó al Elíseo en mayo de 2017 y, desde el primer momento, ha tratado reivindicarse como líder transnacional, con una defensa marcada del europeísmo en un contexto en el que trató de hacer tándem con la veterana Angela Merkel, canciller de Alemania desde 2006 y referente político consolidado en todo el continente.

Con Merkel ya fuera de la primera línea –no se presentó a las elecciones de 2021–, Macron ha intentando mantener la posición de liderazgo de Francia en estos últimos meses, de forma paralela a una Alemania que en el caso concreto de Ucrania ha adoptado una posición menos combativa hacia Rusia, fruto de una mayor dependencia energética y de un gasoducto, el ‘Nord Stream 2’, todavía en el aire.

Tanto el canciller alemán, Olaf Scholz, como Macron han realizado sendas visitas a Kiev y Moscú, en ambos casos recibidos con frialdad –y una simbólica distancia– por parte de Putin. La ronda de llamadas y contactos se ha acelerado en los últimos días tras la escalada de tensiones en el este de Ucrania y finalmente ha sido el Elíseo el encargado de anunciar un potencial acercamiento entre Washington y Moscú.

El Elíseo ha apuntado en un comunicado que ha sido Macron quien ha «propuesto» una cumbre entre Biden y Putin y que ambos han recogido el guante tendido, al menos «en principio». La reunión, ha matizado la Presidencia gala, «sólo podrá celebrarse a condición de que Rusia no invada Ucrania».

La Casa Blanca ha mostrado su disposición, con una defensa abierta de la «diplomacia», pero al mismo tiempo ha dejado claro a Rusia que impondrá «consecuencias rápidas y severas» si «opta por la guerra», es decir, si da el paso de invadir Ucrania. No en vano, «Rusia parece continuar con los preparativos para un asalto a gran escala contra Ucrania muy pronto», en opinión de Washington.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha dicho que Moscú «no descarta» que haya contactos, aunque por ahora ve «prematuro» hablar de cuestiones organizativas, informa la agencia Sputnik. La propia Presidencia francesa, en una declaración posterior, ha sugerido que la pelota está en el tejado de Rusia, que «tiene que tomar una decisión», según fuentes citadas por Franceinfo.

El Macron candidato

Macron, entretanto, tiene ya en el horizonte el reto electoral de abril, cuando aspirará a seguir cinco años más en el Elíseo. Ya tiene los avales suficientes para presentarse como candidato, pero ha jugado con un falso suspense que su Gobierno ha atribuido primero a la necesidad de contener la pandemia de COVID-19 y después a la crisis ucraniana.

La fecha límite es el 4 de marzo y todo apunta a que el mandatario francés apurará los plazos. La semana pasada, el portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, se limitó a decir en una entrevista con BFMTV que Macron dará el paso «cuando llegue el momento» y este lunes el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clement Beaune, uno de los dirigentes más activos, ha planteado en LCI qué ocurriría «si el presidente de la República no se ocupa de una crisis internacional así».

Macron refuerza su perfil institucional con las encuestas de intención de voto aún volátiles. El presidente sigue en cabeza en todos los sondeos, frente a tres candidatos de derechas –Valérie Pécresse, Marine Le Pen y Éric Zemmour– que pugnan por conseguir avales y mantener sus opciones de pasar a la segunda vuelta en un contexto donde los aspirantes de izquierda parecen condenados a la irrelevancia.

El presidente del partido de Le Pen, Jordan Bardella, reclamó este fin de semana a Macron que «deje de esconderse y anuncie su candidatura», aunque parece que al presidente el perfil que ha adoptado en las últimas semanas no le viene mal a nivel de imagen. Su popularidad ha subido dos puntos, hasta el 39 por ciento, según un sondeo publicado por ‘Journal du Dimanche’.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias