domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Goebbels contra Rusia

Caracas, 28 Feb (Sputnik).- Occidente está aplicando contra Rusia los mismos principios de la propaganda nazi: la exageración, la reiteración de ideas y el silenciamiento de opiniones en contra. Así lo advirtió el ministro de Comunicaciones de Venezuela, Freddy Ñáñez, en diálogo exclusivo con la Agencia Sputnik.

«Contra Rusia se han aplicado los 11 principios de (Joseph) Goebbels, por lo que debemos hacer consciente la necesidad de des-nazificar (para decirlo con el presidente ruso Vladímir Putin) la línea editorial de las grandes corporaciones que configuran un pensamiento único», afirmó el funcionario venezolano.

Los principios de Goebbels, quien estuvo al frente del Ministerio de Ilustración Pública y Propaganda del régimen de Adolf Hitler, incluían la construcción de un aparato mediático centralizado.

A través de esos métodos de propaganda se prohibieron todos los medios de comunicación, artísticos y de literatura, entre otras expresiones, que no transmitían el mensaje hegemónico diseñado por los nazis.

El plan de Goebbels además incluía, entre otras cosas, los denominados principios de exageración y desfiguración, la definición de un enemigo único, la orquestación (reducir la propaganda a un pequeño número de ideas y repetirlas incansablemente) y la silenciación (acallar las noticias que favorecen al adversario).

Ñáñez señaló que esto ocurre en momentos en los que Occidente vive una «crisis de valores civilizatorios y ya ni siquiera le importa disimularlo».

El ministro de Comunicación de Venezuela ofreció estas declaraciones luego de que la Unión Europea (UE) anunció la decisión de bloquear a Sputnik y a RT para el público comunitario, acusándole de difundir propaganda rusa.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, prometió vetar a ambos medios en el territorio de la UE por «difundir mentiras con el fin de justificar la guerra», en referencia a la operación militar especial de Rusia en Ucrania

Ñáñez sostuvo que la actitud agresiva de la UE contra Rusia siempre está presente y se incrementa en momentos de crisis.

«Simplemente se intensifica en estos momentos críticos cuando la (estrategia) mediática juega un papel determinante: el de (influir en) la percepción de la realidad», opinó.

Estigmatización y satanización

El ministro venezolano recordó que en 2014, cuando se produjo el golpe de Estado en Ucrania, comenzó una campaña de estigmatización contra Rusia y contra su presidente Putin.

Esto, señaló, permitió a la UE legitimar el golpe de Estado y desviar la atención de los crímenes de lesa humanidad que las tropas ucranianas cometían en la región de Donbás, en el este del país.

«Estos ocho años de estigmatización crearon las condiciones subjetivas para esta nueva fase de manipulación y tergiversación del papel de Rusia frente a las provocaciones de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), con EEUU a la cabeza», apuntó.

Los combates registrados entre 2014 y 2022 dejaron en la región de Donbás más de 14.000 muertos, según la Organización de Naciones Unidas.

Las repúblicas de Lugansk y Donetsk, reconocidas por Rusia como independientes en Donbás, pidieron respaldo de Moscú para afrontar las agresiones ucranianas, y ante ello Putin lanzó la semana pasada una operación militar especial, que procura además la «desnazifiación» de la región.

Como ocurrió en Irak, Afganistán o Libia, los medios occidentales procuran en la crisis de Ucrania «satanizar, falsificar la realidad y preparar a la opinión pública para justificar sus agresiones», sostuvo el ministro venezolano.

«Pasan de la campaña de estigmatización a la anulación de dos canales informativos a los que no pueden controlar, y no se dan cuenta de algo: hoy en día el modelo de consumo cultural e informativo dominante son las redes sociales, donde todos somos productores de contenidos, y por más que intenten manipular los algoritmos será muy difícil que no salgan a la luz pública los hechos verdaderos», apuntó.

Ñáñez calificó de «ridículo» que la UE pretenda actuar de forma coercitiva contra dos medios rusos teniendo centenares de cadenas de medios de comunicación en su poder, «como si corriera por ello algún riesgo el relato que vienen imponiendo desde hace un siglo: «Rusia es el país villano»».

No obstante, alertó que la medida puede ser muy perniciosa, y supone una criminalización del periodismo, de la libertad de opinión y del pensamiento de la ciudadanía.

Ante la amenaza de la UE, la redactora jefa de los medios rusos afectados, Margarita Simonián, respondió que tanto RT como Sputnik saben y están preparados para hacer su trabajo en condiciones de prohibiciones. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias