domingo 25, septiembre 2022
spot_img

Senado de Argentina sanciona acuerdo con el FMI para refinanciar US$ 45.000 millones

Buenos Aires, 18 mar (Sputnik).- El Senado de Argentina sancionó por 56 votos positivos, 13 negativos y 3 abstenciones el proyecto de ley aprobado en la Cámara de Diputados hace una semana que faculta al Gobierno de Alberto Fernández a refinanciar con el Fondo Monetario Internacional (FMI)

“Resulta aprobado”, informó la presidenta provisional de la cámara alta, la senadora Claudia Ledesma Abdala de Zamora, El debate, que se extendió por nueve horas, certificó la coincidencia del grueso de la coalición gobernante, Frente de Todos, y del principal bloque opositor, Juntos por el Cambio, al momento de votar el proyecto de ley presentado por el oficialismo.

Aunque hubo algunas protestas para rechazar el acuerdo, las movilizaciones fueron menos multitudinarias que las que hubo el pasado jueves, cuando la Cámara de Diputados aprobó el acuerdo por 202 votos a favor, 37 votos en contra y 13 abstenciones.

A diferencia de aquella vez, el Congreso fue vallado para evitar incidentes, pues durante la sesión en la cámara baja un grupo de manifestantes apedreó el edificio y rompió los vidrios de las oficinas de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Sin nuevos sobresaltos transcurrió la sesión en el Senado, en la que intervinieron 40 oradores de los 72 legisladores con los que cuenta el plenario.

Durante su discurso, varios senadores advirtieron del riesgo de cese de pagos en el que podría incurrir el país de no sancionar el proyecto de ley.

“La cuestión central que debemos decidir en esta tarde es default sí o default no, con todo lo que ello implicaría; refinanciar la deuda con el Fondo Monetario Internacional es una condición necesaria, pero insuficiente en sí misma”, señaló el senador radical Víctor Zimmermann, de Juntos por el Cambio.

Su compañero Martín Lousteau, del mismo bloque, acusó de “una gran irresponsabilidad” al oficialismo por haber presentado en el proyecto de ley original el plan económico consensuado con el personal técnico del FMI, que después fue retirado para conseguir la adhesión de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.

En su disertación, el senador defendió el crédito con el FMI tomado por Mauricio Macri, al sostener que “se usó para pagar importaciones de gas, se cancelaron deudas y se pagaron cosas que necesitaban divisas”, y afirmó que “de toda la deuda que hoy tiene la Argentina, el 31 por ciento lo emitió este Gobierno”.

Opinión contraria mostró la senadora Eugenia Catalfamo, del Frente de Todos, al considerar que el préstamo del FMI “no se utilizó para nada, solo para beneficiar a unos pocos amigos del poder y condenar por décadas a varias generaciones”.

En lo que consideró “la mayor estafa que haya sufrido” Argentina, la senadora lamentó que la cámara alta debatiera “un nuevo financiamiento y a partir de ahí un nuevo endeudamiento con un organismo internacional como es el FMI”.

Una parte de la coalición de Gobierno, en su mayoría alineada con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, manifestó su rechazo al acuerdo, lo que ha recrudecido las tensiones internas entre el presidente y la número dos del Ejecutivo.

QUÉ SE VOTÓ

La iniciativa sancionada reemplaza el programa de stand-by (de contingencia) suscrito en 2018 por el entonces presidente Mauricio Macri (2015-2019) por el que se contemplaba un préstamo de 56.300 millones de dólares, de los cuales se giraron efectivamente 44.500 millones.

El proyecto de ley sostiene en su primer artículo que se autoriza al presidente, Alberto Fernández, a refinanciar la deuda de 45.000 millones de dólares otorgada a la gestión precedente de Macri.

«Apruébase, de acuerdo a lo estipulado en art. 75 inciso 7 de la Constitución nacional, y en los términos del art. 2 de la ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el programa de facilidades extendidas a celebrarse entre el Poder Ejecutivo y el FMI para la cancelación del acuerdo stand-by celebrado oportunamente en 2018 y para apoyo presupuestario», reza el texto.

Al respecto, «el Poder Ejecutivo nacional suscribirá en uso de sus facultades los instrumentos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el párrafo precedente», añade el proyecto.

El programa de Facilidades Extendidas establece una refinanciación de la deuda asumida por el Ejecutivo anterior, ya que el FMI no aceptó una reestructuración del préstamo.

El plan presentado por el Ministerio de Economía, que se retiró del proyecto de ley por pedido de la oposición, prevé 10 revisiones por parte del FMI, que se harán de manera trimestral antes de autorizar los nuevos desembolsos.

Argentina comenzará a pagar a partir de 2026 y hasta 2034, por lo que tiene una ventana de cuatro años y medio antes de afrontar el primer vencimiento.

Al sancionarse el acuerdo en el Senado, el Gobierno logró en apenas dos semanas obtener el aval del Congreso, que por primera vez se pronunció sobre un acuerdo con el FMI.

El Ejecutivo consiguió así su propósito de sancionar esta iniciativa antes del 21 y 22 de marzo, cuando hay dos vencimientos con el organismo financiero por 960 y 1.850 millones de dólares, respectivamente.

El convenio, que recibió el visto bueno del personal técnico del FMI, todavía debe ser autorizado por el directorio ejecutivo de la entidad, según pudo corroborar la Agencia Sputnik desde el Congreso. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias