viernes 9, diciembre 2022
spot_img

Costa Rica: Café y desarrollo

San José, 19 mar (Prensa Latina) El café marcó durante décadas el desarrollo económico, social y cultural de Costa Rica, hasta que fue desplazado por el turismo como el principal motor de la economía nacional.

Pese a ello, permanece enraizado en la cultura de este país centroamericano desde finales del siglo XVIII, cuando llegó procedente de las Antillas, y constituye hoy la principal bebida consumida por los costarricenses, a cualquier hora del día y casi siempre acompañada por una diversidad de panes dulces.

Aunque con diferentes modos de elaboración, el más tradicional y gustado por los ticos es el chorreado.

Este se obtiene al filtrar agua hirviente por una cantidad de polvo del aromático grano en una coladera de tela, depositada en una armazón de madera, a la cual también le imprimen un sello especial, gracias a variados diseños.

La mezcla es aguada, no como la acostumbrada en otras regiones de las Américas y el mundo, donde la prefieren bien fuerte, de la que los cubanos son un buen ejemplo.

Aunque menos intenso, el café tico logra atrapar a los amantes del tipo expreso, porque el llamado “grano de oro” de esta nación es de alta calidad, reconocida a nivel internacional tanto por su Indicación Geográfica Protegida como por su Denominación de Origen Protegida.

A este último grupo pertenece el café de Tarrazú, producido en la zona de Los Santos, también conocida como el Valle de los Santos, un amplio sector de una serie de valles intermontanos de los cantones de Tarrazú, Dota y León Cortés, en la capitalina provincia de San José.

Precisamente, y a propuesta de los estudiantes de la Escuela de San Rafael de Dota por su importancia en el desarrollo económico, social y cultural del país, el café ingresó en julio de 2020 como el decimoquinto símbolo nacional.

Tal es la fama del producido en Los Santos, que en varias oportunidades el papa Francisco lo ha calificado como «el mejor del mundo», tal como lo hizo en febrero de 2017 cuando sostuvo un encuentro en Roma con obispos costarricenses, quienes le obsequiaron varios tipos.

Uno de los motivos del creciente prestigio internacional del café de Costa Rica radica en que más del 70 por ciento de la producción se obtiene de manera sostenible, en plantaciones con alta diversidad biológica y con bajas aplicaciones de agroquímicos.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias