domingo 29, enero 2023
spot_img

Inversión extranjera, una opción para avanzar al futuro en Cuba

La Habana, 4 abr (Sputnik).- La incentivación de programas alimentarios y la construcción de nuevas capacidades hoteleras destinadas al turismo son tendencias en Cuba, que sufre una profunda crisis económica y de desabastecimientos, y necesita ingresar divisas que le permitan salir a flote en los mercados.

Para algunos expertos, en la actual situación económica que atraviesa el país, en particular en el tema alimentario, se hace necesario replantearse las políticas en el sector agropecuario y en la producción de alimentos, y dejar a un lado la construcción de hoteles, dirigida a atraer visitantes foráneos, e incrementar los ingresos en la principal industria generadora de capital en la isla.

Para otros, se hace necesario aumentar las capacidades de hospedaje de turistas extranjeros, y de esta formar ingresar las divisas necesarias que permitan invertir en la producción de alimentos, un renglón que demanda actualmente fuerte inyección de divisas.

En ese ir y venir de opiniones, la Agencia Sputnik conversó con el analista de temas económicos y escritor cubano Antonio Rodríguez Salvador, quien asegura que es complicado abordar este asunto de manera general, cuando las cuestiones y detalles específicos no permiten hacer un análisis simplista y lineal.

«Casi todos los hoteles que se están construyendo son inversiones de empresas extranjeras o en colaboración. Es dinero fresco que entra al país, lo que constituye una exportación en frontera que al final es una ganancia, además, estas inversiones extranjeras están sustentadas en base a estudios de factibilidad y se espera que tengan perspectivas», subrayó el experto.

Respecto a la agricultura y la producción de alimentos, Rodríguez Salvador afirma que Cuba tiene en su mayoría tierras poco fértiles, arcillosas, que necesitan equipos especiales, sobre todo de acero, y que dependerán en buena medida de la disponibilidad de divisas para ser producidas.

«No tenemos tierras aluviales como Vietnam –dijo- donde se dan cosechas varias veces al año, pero aquí necesitamos mucha agua y Cuba es una isla estrecha que necesita que llueva, que haya ciclones, construir canales, preparar una infraestructura para los sistemas de regadío que son muy costosos».

Situación compleja

Al cierre del año 2021, Cuba presentó una cartera de oportunidades a la inversión extranjera en 678 proyectos, principalmente en los sectores alimentario, biofarmacéutico, turístico y energético, por un monto total de 12.500 millones de dólares.

Según el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), la nueva cartera de oportunidades de negocios con inversión extranjera busca atraer al capital foráneo de manera más proactiva, facilitando los negocios, eliminando burocracia y promoviendo nuevas oportunidades, en momentos en que la economía nacional pasa por un momento crítico.

El sector con mayor representación en la cartera es el de la producción de alimentos, con 164 opciones, a las que se unen también proyectos de impacto ambiental, turismo, industria, farmacéutico, minería, petróleo y energía.

A pesar de estas realidades, algunos insisten en criticar el desarrollo de la industria turística, motor principal de la economía de la isla, con índices ascendentes en sus resultados hasta la aparición de la pandemia del covid-19.

«No veo ese análisis en ninguno de los que cuestionan esto, no se puede cuestionar por inspiración, y no toman en cuenta que las inversiones en la agricultura necesitan fertilizantes, implementos agrícolas, sobre todo sistemas de riego», insistió Rodríguez Salvador.

El economista agregó que a la hora de opinar sobre el tema, no se puede obviar la difícil situación financiera actual que vive el país, con serios problemas de financiamiento y poco acceso a créditos, lo que se agudiza al no pertenecer al Banco Mundial, o al Fondo Monetario Internacional, limitaciones en el uso del dólar estadounidense, entre otras, por lo que el problema es financiero.

«En medio de ese conflicto –añadió el entrevistado-, entonces no puedes desaprovechar las inversiones que se hacen porque es dinero que está entrando al país».

Rodríguez Salvador insiste en que cuando se hace una inversión se está pensando en el futuro, se mira a la distancia y no solo se puede mirar el ahora, se supone que en algún momento se supere la pandemia del covid-19, el mundo comenzará a recuperarse, y todas esas cosas se tienen en cuenta a la hora de realizar los estudios, y en Cuba están presentes empresas extranjeras que tienen inversiones alrededor del mundo.

«Los que hoy critican el proceso de inversiones extranjeras en Cuba evidentemente no saben qué elementos se tuvieron en cuenta a la hora de realizar un análisis teniendo en cuenta que es una mirada al futuro (…) Critican una opción sobre la otra pero no ponen datos, no fundamentan, y todo parece más una propaganda política con miradas emotivas, con adjetivos, en plantear que «esto es malo porque es malo» pero sin fundamentar por qué», enfatizó.

Los análisis económicos no pueden ser de adjetivos, recordó Rodríguez Salvador, tienen que tener una base y hay herramientas para eso. «Lo importante es avanzar al futuro». (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias