lunes 30, enero 2023
spot_img

Reino Unido podría convertirse en un país de tránsito de gas a Europa, según medios

Londres, 15 abr (Sputnik).- El Reino Unido podría convertirse en un país de tránsito de gas a Europa a medida que los países europeos abandonen su dependencia de Rusia, informó el periódico Daily Telegraph, citando a la compañía de servicios públicos de electricidad y gas británica National Grid.

«Podríamos ver el uso de terminales (de gas natural licuado) del Reino Unido y el sistema nacional de transporte para el tránsito de gas a Europa», publicó el medio en su sitio web.

Según el texto, «la compañía National Grid espera el aumento de exportaciones de gas de Gran Bretaña a Europa durante los próximos seis meses hasta septiembre, cuando los almacenamientos de Europa comiencen a llenarse para el próximo invierno».

El medio señala que el gas que ingresa al Reino Unido desde Noruega a través de un gasoducto en el mar del Norte, se puede transportar a Bélgica y Países Bajos.

De momento, Europa importa un 40 por ciento de gas de Rusia y prevé reducir su dependencia del combustible ruso en dos tercios en 2022, lo que constituye una tarea desafiante, indica el periódico.

En marzo pasado, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció que los países a los que Moscú considera «hostiles», entre ellos los 27 miembros de la UE, EEUU y el Reino Unido, tendrán que pagar en rublos por el gas ruso.

La iniciativa se presentó después de que esos países impusieran numerosas sanciones individuales y sectoriales a Rusia en respuesta a su operación militar en Ucrania.

Según el decreto presidencial, las empresas de los países «hostiles» tienen que solicitar en el banco ruso Gazprombank (fundado por la compañía rusa Gazprom) la apertura de las cuentas en rublos, a dónde podrán dirigir los fondos para pagar el gas en sus monedas nacionales, tal y como lo estipulan los contratos actuales, y el banco, a su vez, las convertirá en rublos según el cambio de la Bolsa de Moscú.

El líder ruso recalcó que su país seguiría cumpliendo con sus contratos a rajatabla, con los volúmenes y los precios establecidos.

El Grupo de los Siete (o G7, que está integrado por Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá) y la Comisión Europea rechazan la demanda rusa de pagar los recursos energéticos en rublos, y creen que se trata de un incumplimiento unilateral de los contratos, así como de un intento de evadir las sanciones.

Rusia afirmó en numerosas ocasiones que en caso de que la UE renuncie al gas ruso, Moscú reorientará sus exportaciones a otros mercados. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias