lunes 6, febrero 2023
spot_img

Benedicto XVI está físicamente débil pero lúcido y con buen humor, describe su secretario

Roma, 16 Abr (ACI Prensa).- Con ocasión del cumpleaños 95 de Benedicto XVI, este 16 de abril, su secretario personal, Mons. Georg Gänswein describió cómo está de salud el Papa Emérito, cómo está viviendo estos días y cuál es su rutina cotidiana.

«El Papa emérito está de buen humor, claro que físicamente está relativamente débil y frágil, pero más bien lúcido”, dijo Mons. Gänswein en una entrevista a Radio Horeb.

Joseph Ratzinger nació el 16 de abril de 1927, que fue también un Sábado Santo. El arzobispo alemán señala que 95 años es una edad importante, pero que no habrá fiesta porque el Sábado Santo es “el día que expresa el descanso sepulcral de Cristo”.

Luego, Mons. Gänswein relató que durante la Semana Santa el Papa Emérito recibió algunas delegaciones pequeñas y a otras personas que lo felicitaron.

En esta línea, el Prelado recordó la reciente visita del Papa Francisco al Monasterio Mater Ecclesiae el pasado 13 de abril para felicitar a Benedicto XVI con anticipación.

Asimismo, Mons. Gänswein señaló que el Domingo de Pascua “habrá una celebración litúrgica” con el Papa Emérito, pero relató que desde hace tiempo ya no preside la Eucaristía como celebrante principal “porque ya no tiene fuerzas para estar de pie todo el tiempo y ya no tiene fuerza en la voz”. Sin embargo, Benedicto XVI concelebra la liturgia con énfasis interior y saca nuevas fuerzas para su vida cada día.

Finalmente, el Prelado alemán explicó cómo es la rutina cotidiana actual del Papa Emérito. En primer lugar, “comienza con la parte más importante del día, a primera hora de la mañana, es decir, la Santa Misa y las oraciones del Breviario. Después, desayuna y hace una pausa”.

Luego, durante la mañana, Benedicto XVI lee y responde algunas cartas y dedica un tiempo a leer y, en ocasiones, cuando hay espacio, escucha música, hasta la hora del almuerzo.

Después de un breve descanso, de vez en cuando por la tarde el Papa Emérito recibe algunas personas que lo visitan. “Todo depende de cómo se siente”, dijo Mons. Gänswein.

Por la tarde dan un breve paseo por los Jardines Vaticanos y el rezo del Rosario sentado. Después de la cena mira el noticiero italiano y concluye el día con la oración de la noche.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias