viernes 19, agosto 2022
spot_img

El gobierno debería ser de los mejores

Columna Poliédrica

En la antigüedad, en la Grecia Clásica, el servicio público era una virtud. Los ciudadanos de la Polis, se preparaban para poder hablar en el Ágora y convencer con argumentos a sus conciudadanos, convencerlos sobre las bondades de determinadas leyes para el progreso de su sociedad; se trataba de una forma de vida, de una forma de entender la política y de una función en favor de la colectividad de aquella época.

Las decisiones del gobierno debían ser tomadas por los mejores. No por casualidad en la República, por ejemplo, Platón defendía la idea del gobierno de los filósofos, quienes gobernaran tenían que tener sabiduría, es decir, saber sobre los diferentes temas que eran objeto de debate en la sociedad griega; resulta claro que desde aquella época mucho ha cambiado en la forma de entender por qué y para qué se gobierna, así como quiénes y qué características deberían tener las personas que asuman el gobierno de las diferentes sociedades.

Desde aquel tiempo y hasta nuestros días, la virtud del que gobierna se cambió por el vicio del gobernante. Ya no interesa que gobierne el que más sabe, sino que ahora se procura que lo haga el más simpático, el que maneje mejor la retórica en su sentido más perverso; dicho en palabras mundanas, el que mejor logra vender al ciudadano un discurso creíble, basado en lugares comunes y con posibilidades escasas o nulas de concretarse, ese será legitimado para aspirar y eventualmente  gobernar con el beneplácito del pueblo.

Al gobierno deberían ir los más competentes. No obstante, en la actualidad no se requiere solo de competencia intelectual, sino que es necesario que las personas que gobiernan tengan una serie de características que tienen las personas íntegras; en efecto, la responsabilidad, la rectitud, la honestidad, la honradez, en fin, una serie de conductas que describen a lo que se considera una buena persona, un buen ciudadano y un buen gobernante.

En la polis costarricense desde hace mucho tiempo los mejores no gobiernan. Recuerdo que el discurso de la meritocracia fue enarbolado por un personaje y por un gobierno que se convirtió en el inicio del deterioro que hoy vivimos como sociedad; pasamos de un país en que los más favorecidos tenían la oportunidad de un nivel de vida mejor con base en su esfuerzo, a una sociedad en que esas oportunidades se han ido cerrando y en que la desesperanza se ha apoderado de los más jóvenes.

El gobierno electo y quienes gobernarán no presentan ninguna diferencia en relación con los últimos nueve gobiernos. Llegan a la presidencia y a los ministerios gente que tienen títulos académicos pero poca o ninguna experiencia en la gestión pública, como siempre, ha habido excepciones; pero esa realidad la hemos tenido que soportar y ello ha dado como resultado la sociedad costarricense más desigual y con una calidad de vida incierta a futuro.

El gobierno de los mejores es algo que cada vez es más difícil en Costa Rica.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

Más noticias

7 COMENTARIOS

    • Que mujer más difícil es usted que está acostumbrada a los políticos corruptos , y como siempre atacando a todos los que escriben en este periódico , si no le gustan los artículos en LA NACIÒN hay mucha basura que usted puede leer .

  1. Los mas competentes no son personas que salieron de Vice Presidentes en las distintas fórmulas del Libertario de Otto Guevara. Que pena con Rodrigo Chaves que está haciendo de su Gobierno un panal de libertarios, ultraliberales a los que la pobreza y la desigualdad, la falta de oportunidades en la Costa Rica rural les importa un pepino.

  2. El país ocupa desesperadamente orden en las finanzas, y tenemos un economista destacado en el poder así como varios en la Asamblea. La fórmula para resolver el problema está ahí, ahora sólo es cuestión de buenas intenciones por parte de esta gente, y que los demás los dejen trabajar, que suele ser la parte más difícil, entre la oposición y los medios sesgados no dejan trabajar.

    • Aquí lo malo es que la fórmula para ordenarlo todo, siempre descansa sobre los hombros de los más débiles. Los poderosos conocen el dribling necesario para brincar y caer parados. Será este gobierno diferente? Lo dudo.

  3. Que cansado ver estos artículos con más de lo mismo…siempre diciendo que los actuales no son competentes y que los competentes eran los de hace 60 años. Todo este artículo está hecho con el único objetivo de decir en unos meses, cuando aparezca cualquier problema con el gobierno, salir a gritar: YO LO DIJE!!!!ESTE GOBIERNO NO ES BUENO!!!! YO LO VI!!!!

    En primer lugar: ¿qué significa eso de que deberían gobernar los mejores o más competentes? ¿Quién determina quién es el mejor o el más capaz? hay una olimpiada para estos temas? deben decidir las universidades?; aja claro, debemos dejar en manos de un grupo de quien sabe, quizas 2000 profesores universitarios, muchos de los cuales jamás en su vida ha trabajado en el mundo real con las restricciones y problemas del mundo real, la determinación de quién debe gobernar (y de paso confiscar el derecho de la población a elegir a sus gobernantes). ¿Cómo se determina quién es el mejor para acomodar la economía? nos basamos en el Nobel economía (que de paso no es un premio Nobel real)?, nos basamos en notas de la universidad que no tuvieron ni un gramo de experiencia del mundo real? En la experiencia en organismos internacionales reales, pero con una salida dudosa?. La respuesta es simple: no hay manera de saber quien es el mejor. Cuando alguien dice que debe gobernar el mejor, en realidad significa que quiere que gobierne quien le agrade a el, porque si no les agrada, simplemente no es el mejor.

    En segundo lugar, le recuerdo que la democracia no es el gobierno de los mejores, es el gobierno de aquellos que fueron electos para gobernar. Punto final. Gobernarán los mejores en convencer a la población de que su propuesta (sea real o no) era la mejor. Si Ud. quiere un gobierno con lo mejor de lo mejor de lo mejor…buena suerte con eso, va a pasar quizás unos 10 años solo discutiendo quién rayos es el que debe determinar quién es el mejor en su área.

    • Fernando, no se nos aloborote ni se nos ponga chicha con lo de «Punto final» como una viejita de patio chichosa. Fueron electos para gobernar 3 en la papeleta – solamente 3 – y deben ahora ver que hacen estos 3 para completar una nómina de unos 900 altos altos puestos en la administración central. No tienen gente. Este es el problema. No conocen a gente. Andan pidiendo curriculum de personas con algo de experiencia porque no saben identificar capacidades humanas instaladas en el país. De eso trata el texto del señor Mirom.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias