sábado 2, julio 2022
spot_img

Transportistas panameños deciden mantener paro de servicio

Ciudad de Panamá, 25 abr (Prensa Latina) Los transportistas de la provincia Panamá Oeste decidieron hoy convertir en indefinido un paro temporal del servicio en protesta contra la negativa del Gobierno a congelar los altos precios de los combustibles.

Luego de una reunión del gremio, los conductores acordaron mantener la huelga en demanda además de que se revise la actual tarifa del pasaje y se dirigieron a la Asamblea Nacional (Parlamento ) a presentar sus reclamos.

Ante las afectaciones a los usuarios de los distritos de Arraiján y la Chorrera, limítrofes con esta capital, en su traslado hacia centros de trabajo o consultas médicas, el Ejecutivo se vio obligado a usar autobuses de la Fuerza Pública y de la empresa MiBus para movilizar a miles de personas abarrotadas en las paradas debido a la medida de presión iniciada esta madrugada.

Los transportistas insisten en que se congelen las altas cotizaciones del diésel y la gasolina y que se revise la tarifa del pasaje- unos 30 centavos de dólar- vigente desde hace 11 años, según sus dirigentes.

Los usuarios por su parte, pidieron a las autoridades que resuelvan la situación porque afecta el ya colapsado sistema de transporte en Panamá Oeste.

Mientras, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT), indicó que han mantenido la mesa de diálogo abierta y que no se puede hablar en estos momentos de subir el pasaje.

A la paralización de labores de los conductores de esa occidental provincia se sumaron este lunes los similares de los territorios de Darién, Chiriquí y la caribeña Colón.

Hace una semana, los integrantes de ese grupo adelantaron que retomarían la huelga de brazos caídos si no atienden los reclamos, luego que sus representantes en una mesa de diálogo fueran desconocidos por el Ejecutivo.

Los manifestantes hicieron responsable entonces de las nuevas protestas a Carlos Ordoñez, titular de la ATTT, quien organizó las pláticas, por no escuchar sus demandas.

También señalaron su desacuerdo con el subsidio de ocho millones de dólares aprobado por el Ejecutivo el pasado 30 de marzo para la compra de combustibles, y alegaron que eso no resuelve el problema e implica una excesiva burocracia.

Panamá, país importador neto de combustibles, vive la mayor alza de la gasolina en los últimos ocho años, con precios que superan el dólar por litro desde febrero último y con la perspectiva de que seguirán subiendo en los próximos meses.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias