jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Los enemigos imaginarios del Ministro Franz Tattenbach

Durante los últimos días ha circulado una desafortunada frase que se le atribuyen al Ministro de Ambiente y Energía entrante, Franz Tattenbach. El rezo dice algo así como: “La empresa privada no es necesariamente enemiga del ambiente, pero si existen ambientalistas enemigos de la empresa privada».

El exdiputado condenado por el delito de falsedad ideológica, Otto Guevara; el pastor evangélico ultraconservador Fabricio Alvarado y hasta el gremio sindical de los empresarios la UCCAEP, se han puesto a repetir esta frase difamatoria que ofende a cualquier persona que se precie de amar la naturaleza y protegerla.

Estos señores ofenden a buena parte de una población nacional que identifica con el cuido de los ecosistemas. Dichosamente la opinión pública está de nuestro lado. En mayo del 2021 una encuesta de opinión sobre la percepción de las instituciones en el país, elaborado por el Centro de Investigaciones y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica, revelaba que las organizaciones ecologistas estamos entre las instituciones con más respaldo por parte la población costarricense.

Muy a pesar de lo que dice el señor ministro entrante, ningún ambientalista ha sido condenado por “ser enemigo de las empresas”. Lo que en realidad si existen son empresas condenadas judicialmente por contaminación, deforestación, por invasiones de Áreas Silvestres Protegidas, por secar y desaparecer humedales, por tráfico de vida silvestre, por desviar causes de ríos o quebradas, etc. Incluso hay evidencia de que la empresas piñeras deforestaron casi 6.000 hectáreas con total impunidad y hasta la fecha no existe un proceso judicial en su contra y así incontables delitos haciendo fila en los tribuales de justicia de este país aún sin procesar.

Las organizaciones ambientales sabemos que lo que significa las palabras del ministro entrante Tattenbach. Este gobierno propiciará un clima de impunidad para los delitos ambiental de las empresas y persecución para defensoras y defensores ambientales. Alertamos a todo el país de esto.

El abogado ambientalista Alvaro Sagot en redes sociales ha reaccionado señalando varias interrogantes al respecto que compartimos 1) ¿En general hay ambientalistas enemigos del sector privado o ambientalistas enemigos del sector privado que genera daños ambientales? 2) ¿Estará el nuevo ministro avalando y motivando un enfrentamiento? 3) ¿El Estado no es quién debe ser el primero en enfrentar fuertemente, por disposición legal, a las empresas que generan daños ambientales? Finalmente: 4) ¿Sería el Estado enemigo del sector privado por tratar de aplicar las normas ambientales, que por cierto son las mismas que utilizan los grupos ambientalistas?

(*) Bloque Verde

Más noticias

7 COMENTARIOS

  1. Que yo recuerde, Franz Tattenbach nunca dijo nada en contra el proyecto minero de Crucitas. Tampoco le recuerdo una sola palabra contra la expansión piñera o la destrucción causada por el desarrollo en la fila costeña. Con un Ministro del Ambiente tan identificado con las grandes empresas, no esperarse a nada bueno para el ambiente en los próximos 4 años. El hecho que haya aceptado ser parte como Vice Presidente de la fórmula de Otto Guevara con el Libertario lo dice todo.

    • asi es. Un libertario a la cabeza del ministerio de ambiente. Cuando su nombre fue oficializado por Chaves fue celebrado por Otto Guevara. Otto Guevara celebrando designaciones de un Gobierno chavista… Qué risa.

  2. Este articulo es una oda a la tergiversacion de una simple oracion. Miren lo que dice la oracion (no lo que ustedes creen que dice, sino lo que dice textualmente). La empresa privada no es necesariamente enemiga del ambiente: significa que no todas las empresas privadas son enemigas del ambiente, es decir, algunas no son enemigas del ambiente y otras pues lamentablemente si lo son, pero no ahonda en si son mas las primeras que las segundas, o que relacion hay entre ellas. La segunda parte dice «pero si existen ambientalistas enemigos de la empresa privada», lo cual tambien es cierto: no especifica el numero o relacion de ambientalistas que son o no enemigos de la empresa privada, pero de que existen, existen. De alli a decir que el gobierno actual impulsara un clima de impunidad para delitos ambientales…es demasido exagerar, sobre todo considerando que el gobierno nuevo no tiene ni un dia ejerciendo. Si tal cosa resulta cierta (pues puede pasar), pues simplemente hay que denunciarlo y oponerse a el con toda la fuerza posible…pero por una simple oracion de dos lineas no se puede hacer un juicio de un gobierno entero.

    • la simple oración proviene de una persona que en materia ambiental en Costa Rica, se ubica en la categoria de los ambientali$to$, una cateogría diferenciar de los ambientalistas. Son personas que trabajan en entidades que dicen trabajar para el ambiente y reciben millonarias donaciones desde el exterior. Pero que nunca han criticado nada de todo lo que se ve en Costa Rica y sus escándalos ambientales. Ya sabe, donde manda dinero, …

      • Que cansado es tener que educar a la gente, pero aquí vamos de nuevo…Lo que ese señor dio fue una declaración cuidadosamente ambigua, para no ser un absolutista. Cuando el dice que no todas las empresas son enemigas del ambiente, literalmente dice que hay un numero mayor o igual a 1 de empresas que no son enemigas del medio ambiente (lo cual, en términos matemáticos y reales es cierto), y cuando dice que hay ecologistas que son enemigos de las empresas, lo que dice es que hay un numero mayor o igual que 1 de ecologistas que son enemigos de las empresas (otra vez, algo cierto en términos matemáticos porque muy seguro que dentro de ese grupo hay radicales extremos que odian a todo el mundo…así como en el grupo de empresas hay algunas que son reales y absolutos enemigos de la ecología). Todo el resto del articulo son suposiciones absurdas basados en esa declaración: el gobierno propiciara un clima de impunidad delitos de materia ambiental, propiciara la persecución de defensores ambientales, el ministro estará avalando un enfrentamiento, etc. Otro cantar tiene que ver con la parte lacrimogena de: ningún ambientalista ha sido condenado por ser enemigo de las empresas…es es algo lógico porque la enemistad no es un delito, en cambio cuando una empresa viola normas ambientales, eso si es un delito. Si alguien detesta a la industria tabacalera, por ejemplo, no por eso viene el gobierno a meterlo preso porque la odie o la deteste…ahora bien si llegase a causarle un daño a la infraestructura o trabajadores de esa empresa, entonces si lo meten preso… pero no por enemistad, sino por daños a la propiedad o a las personas. No entiendo como el articulista dice que una simple oración ¨ofende¨ a una parte de la población nacional, cuando lo único que la oración dice, es simplemente una verdad natural. Yo en lo personal me considero como alguien que quiere que la naturaleza sea protegida de cualquier abuso y exceso…y ciertamente reconozco que hay algunas empresas que no son enemigas del ambiente (y algunas si lo son) y algunos ambientalistas si son enemigos de empresas (y muchos otros mas, no lo son).

        • ¿Sabe que? Como parece que tiene algun tipo de cercanía con él, invitelo a quedarse callado en vez de crear ambiguedades cuidadosas. Al parecer usted lee desde dentro el pensamiento de Tattenbach, lee sus ambiguedades, lee su razonamiento. Casi como que una mente metida dentro de la de otra persona. Casi que una fusión.

  3. Mi opinion, fue muy pesado nombrar un economista y no un ambientalista en el Minae. Como lo dije antes y ahora hay que esperar los 100 dias de trabajo…para concluir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias