jueves 2, febrero 2023
spot_img

Viaje del presidente de México a Cuba centrado en migración y Cumbre de las Américas

Ciudad de México, 5 may (Sputnik).- La primera gira del presidente de México a Cuba estará centrada este domingo en migración y en la próxima Cumbre de las Américas, explica el autor de un libro de reciente publicación sobre la isla socialista, Gerrado Arreola, quien fue 16 años corresponsal extranjero en La Habana.

«El asunto más importante que hay ahora entre México y Cuba es la migración, es un fenómeno que tiene raíces en Cuba, pero con implicaciones multilaterales», dice el autor en entrevista exclusiva con la Agencia Sputnik.

Arreola, quien cubrió los principales incidentes en la isla para la agencia estatal mexicana Notimex y el periódico La Jornada desde los últimos años de Fidel Castro (1926-2016) en el poder, opina que las dificultades para el procesamiento legal de los viajes se complican por el cierre de la embajada de EEUU en La Habana.

Se suman limitaciones de la embajada mexicana para emitir visados, en un entorno crisis económica.

«La migración cubana ya es parte del fenómeno migratorio regional que incluye migrantes haitianos y naciones fuera del continente, de países asiáticos, ante el cual no parece pertinente atenderlo solo con medidas policiales o administrativas, sino de manera multilateral, que es el foco de la visita presidencial» , indica el escritor.

La Cuba de Díaz-Canel

Acerca de los principales temas de debate en la Cuba que encontrará López Obrador, señala que «todo se concentra en la crisis económica, es lo que le importa a todo el mundo que busca nuevos horizontes por igual».

En círculos del Gobierno cubano, la sociedad civil, observadores y la academia, «el tema más general es la agresión económica de EEUU en 60 años, que ha causado deformaciones estructurales», en el aparato productivo y los sectores sociales cubanos.

Desde 2017, EEUU prácticamente cerró su embajada y dejó de operar; como consecuencia «hay un enorme rezago en la expedición de visas, y sobre todo de los inmigrantes».

Existe «un superlativo rezago de visas» que es un foco de tensión adicional a la situación económica, aunque Washington acaba de reanudar la emisión de permisos para una parte de los solicitantes.

Asimismo, el estancamiento de la reforma interna iniciada por el expresidente Raúl Castro , que se discute en sectores de la sociedad y sobre todo en la academia.

Ese proyecto reformado «terminó por estancarse y hay una cuota importante de asuntos que no se han llevado adelante», apunta Arreola.

En el sector productivo cubano se discute mucho sobre «la reformulación de la empresa estatal, para que tenga mayor autonomía y eficiencia, estímulos a la producción, la comercialización agrícola del sector privado, y mayores facilidades para pequeños agricultores».

Derechos civiles

Una discusión mayor ocurre con los derechos civiles «a raíz de las detenciones masivas después de las manifestaciones del año pasado» por la carestía.

A raíz de esas protestas, relata el autor, «hubo cientos de detenidos de los cuales casi 800 están siendo procesados y algunos fueron sentenciados a penas muy severas: jóvenes adolescentes menores 17 o 15 años fueron enviados a escuelas de reeducación».

Esto ha causado un foco de descontento por los encarcelamientos y severas condenas en varias ciudades del país.

Las expectativas del Gobierno ante la visita se concentran en «mostrar una relación de muy alto nivel con un país latinoamericano vecino de EEUU, que mantiene un diálogo político muy importante en un momento tan difícil para la isla», prosigue Arreola.

Para la población cubana, el foco de atención está en la emisión de visas: «Hay un verdadero tsunami de solicitudes de visados para venir a México», dice el entrevistado.

El interés no es la residencia en México, sino un territorio de tránsito hacia EEUU.

Arreola señala que «México tiene la pelota de su lado, y tiene que mover ficha, porque está interpelado para que facilite la migración ordenada y segura».

El autor del libro que termina con el comienzo de la era de Díaz-Canel, apunta que «López Obrador ha querido subrayar más su afecto e interés por elevar el diálogo político de una manera excepcional y recuperar los elementos simbólicos, es lo novedoso de la relación», dice el veterano corresponsal.

Reseña que después del triunfo de la Revolución Cubana, en enero de 1959, los presidentes mexicanos suelen visitar la isla en la segunda mitad de sus sexenios, algunos en los últimos meses, con el interés de evitar que un viaje más temprano signifique un conflicto con EEUU.

Finalmente señala que Cuba volvió a ser miembro de la OEA en 2009, cuando el organismo rectificó la decisión de medio siglo antes

El país caribeño ha asistido a cumbres continentales como la de Panamá en 2015, con Raúl Castro a la cabeza, en el año de las mejores relaciones con EEUU, durante el Gobierno de Barack Obama.

«La inclusión de Cuba en la Cumbre de las Américas de Los Ángeles y en las relaciones interamericanas es un tema de primera línea de la política exterior mexicana actual», puntualiza.

El número de inmigrantes cubanos que han atravesado territorio mexicano y fueron detenidos de octubre a marzo fue más de 78.000 . (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias