lunes 30, enero 2023
spot_img

Continúan operaciones de rescate en siniestrado hotel Saratoga de La Habana

La Habana, 7 may (Sputnik).- Avanza la madrugada, el sonido de los camiones rompe el silencio de La Habana, y cientos de obreros, rescatistas, bomberos, constructores, médicos, enfermeros y policías persisten en encontrar con vida a las víctimas que aún quedan atrapadas bajo los escombros del hotel Saratoga, después que una explosión hiciera colapsar el viernes su fachada y provocara severos daños en cinco de sus seis pisos.

«Es una tragedia lo que ha ocurrido, y causa impotencia saber que hay personas bajo las piedras que pueden estar aún con vida. Estos hombres y mujeres que aquí trabajan son verdaderos héroes, no descansan removiendo hasta la última ruina para salvar vidas», comentó a la Agencia Sputnik un vecino del lugar nombrado Ángel Figueroa, que observaba de lejos las operaciones de rescate.

El polvo, la fuerza de las luminarias que se instalaron en las inmediaciones del hotel siniestrado, el ir de venir de camiones sacando escombros del lugar, las ambulancias y los rescatistas listos para evacuar los cadáveres o a los heridos, y los bomberos en plena faena, es el escenario de la madrugada de este sábado a pocos metros del Capitolio Nacional (sede del Parlamento cubano), en una carrera contra el tiempo para arrebatar de la muerte a cualquier sobreviviente de la tragedia.

A su vez, Sputnik constató el trabajo de la brigada canina, con perros entrenados para la búsqueda de personas sepultadas bajo las toneladas de piedras acumuladas sobre la acera de uno de los más emblemáticos hoteles habaneros, destruido a consecuencia de la explosión de un depósito de gas licuado.

Las autoridades cubanas descartaron que la causa de la explosión haya sido intencional, y han informado que fue consecuencia de un lamentable accidente.

«Todavía quedan personas bajo los escombros, y aquí estaremos hasta el último minuto, ni el cansancio o la falta de sueño impedirán que sigamos removiendo lo que se derrumbó mientras queden esperanzas», comentó a Sputnik uno de los rescatistas de la Cruz Roja, que prefirió el anonimato.

Hasta el momento se han confirmado de manera preliminar 22 personas muertas –21 adultos y un menor de edad–, y 64 heridos que son atendidos en diferentes hospitales de la ciudad.

La explosión del Saratoga afectó además a 23 edificios de la zona, entre ellos la fachada del teatro Martí, una joya arquitectónica construida a fines del siglo XIX –1884–, y reabierto al público en 2014, después de una restauración capital que le devolvió la vida tras 40 años de permanecer cerrado y casi en ruinas.

Solidaridad humana

Inmediatamente que se dio la noticia de la explosión en el hotel Saratoga, la población habanera inundó los diferentes bancos de sangre de la ciudad, para donar el preciado líquido vital.

«Desde temprano al mediodía comenzó a llegar la gente, la cola de donantes tenía casi dos cuadras, aquí vinieron más de 300 personas a donar sangre voluntariamente en un gesto de solidaridad humana impresionante», comentó a Sputnik la bioquímica Lourdes Castañeda, especialista del Banco de Sangre provincial de La Habana, ubicado en la barriada del Vedado.

Las donaciones de sangre también fueron recepcionadas hasta bien entrada la noche del viernes, en varios hospitales y bancos capitalinos.

«Estar aquí como un pueblo unido es lo menos que podemos hacer. Dar nuestra sangre para nuestros compatriotas heridos es la forma más inmediata de ayudar a quien más necesita ahora mismo», subrayó Hermes Díaz, un joven que estuvo entre los últimos donantes que logró acceder a los lugares habilitados. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias