jueves 26, mayo 2022
spot_img

Peso mexicano cierra con ligera recuperación al final de una semana bajo presión

Ciudad de México, 14 may (Sputnik).- El peso cerró la semana con una ligera recuperación con el tipo de cambio frente al dólar tocando un máximo de 20,47 pesos y un mínimo de 20,07, después de una semana que comenzó con presiones al alza y terminó con una corrección a la baja en las últimas jornadas, indicó el viernes un análisis del Grupo Financiero Banco Base.

«El tipo de cambió cerró con una apreciación de 0,09 por ciento, o 1,8 centavos, cotizando alrededor de 20,11 pesos por dólar», indica el informe semanal enviado a los mercados financieros por el banco con sede en el polo industrial de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, fronterizo con EEUU.

Las presiones al alza del tipo de cambio se debieron a tres factores, según los analistas: la especulación sobre la política monetaria en EEUU; la persistencia de presiones inflacionarias en Norteamérica, y una mayor aversión al riesgo por la expectativa de una desaceleración económica global.

Banco Base considera que la moneda de la segunda economía latinoamericana, productora y exportadora de crudo, resistió por dos causas: la recuperación de los precios del petróleo y el anuncio de política monetaria del Banco de México, que el jueves subió su tasa de interés medio punto porcentual a siete por ciento, en línea con las expectativas del mercado.

Presiones al alza y recuperación

Al comienzo de la semana la depreciación del peso fue por el fortalecimiento del dólar estadounidense, «debido a que persisten los riesgos al alza para la inflación» en Norteamérica y el mundo.

La inflación de abril se ubicó en 8,3 por ciento anual en la potencia vecina, bajando desde 8,5 por ciento en marzo.

Otro factor adverso -las expectativas de una desaceleración económica global-, se enfocó en China, donde las medidas de confinamiento se han extendido durante seis semanas.

Banco Base explica que «la aversión al riesgo también se debió a la guerra en Ucrania y al anuncio del gobierno de Finlandia que planea ingresar rápidamente a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), lo que incrementa las tensiones entre Rusia y Occidente».

Nadando contra corriente, la recuperación del peso se debió en primer lugar a que, entre la sesión del miércoles y el viernes, el precio del crudo de referencia para América, el West Texas Intermediate, mostró un avance de casi 12 por ciento.

El precio del petróleo avanzó «impulsado por los riesgos a la baja para la oferta debido a la guerra en Ucrania y a una disminución de los inventarios de crudo en EEUU», señalan los analistas.

En los últimos tres días de la semana las divisas más apreciadas fueron principalmente de países productores de materias primas.

Por ejemplo: el rublo ruso avanzó 8,58 por ciento; el real brasileño avanzó 1,52 por ciento; el peso mexicano recuperó 1,38 por ciento; el yen japonés subió 0,87 por ciento; el dólar canadiense 0,81 por ciento y el peso chileno recuperó 0,73 por ciento.

Finalmente, el incremento de la tasa de interés de referencia en México de 6,5 a siete por ciento «eleva la probabilidad de un incremento en la tasa de interés» un 0,75 por ciento, si persisten presiones inflacionarias.

El banco central mexicano nunca ha subido su tasa de interés de referencia en 0,75 puntos porcentuales.

Banco Base termina explicando el nerviosismo en los mercados en torno a una desaceleración económica global, causada por tres causas: los confinamientos en China, la guerra en Ucrania y la expectativa de una «normalización agresiva» en la tasa de interés de EEUU. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias