miércoles 6, julio 2022
spot_img

Bandas criminales de cárceles de Ecuador buscan proceso de paz, según comisión de diálogo

Quito, 17 may (Sputnik).- El director de la Comisión de Diálogo Penitenciario de Ecuador, Alfredo Narváez, entregó el martes al director del Servicio Nacional de Atención a Privados de Libertad (Snai), Pablo Ramírez, un manifiesto suscrito por cuatro organizaciones delictivas para iniciar un proceso de pacificación en las cárceles de ese país.

«Se ha concretado un acuerdo de voluntades por parte de las organizaciones que están en diferentes centros de detención para iniciar un proceso de pacificación entre ellos», dijo el director de la Comisión de Diálogo Penitenciario de Ecuador, Alfredo Narváez.

En el manifiesto, las organizaciones conocidas como los Tiguerones, Lobos, Chonekillers y Latin King señalaron que este es el primer paso para una pacificación voluntaria a nivel nacional.

Para este proceso solicitan el apoyo del Gobierno de Guillermo Lasso, de la Iglesia Católica junto con la colaboración de gente nueva y neutral, según reza el documento.

Según Narváez, el posible proceso de pacificación de las cárceles implicará que se dignifique el trato y el respeto a los derechos de las personas privadas de libertad, lo que a sus ojos repercutirá en toda la sociedad ecuatoriana.

A la vez, el director del Snai dijo que, en su criterio, eso no garantiza que no se produzcan incidentes en el interior de las prisiones; sin embargo, consideró que es un inicio.

El manifiesto llega a ocho días de la masacre ocurrida en la cárcel Bellavista, en la ciudad de Santo Domingo de los Tsáchilas (oeste), que dejó 44 presos muertos.

Las autoridades responsabilizaron de los hechos a la banda delictiva Los Lobos y a una facción de la misma organización denominada R7.

Ese amotinamiento se convirtió en la séptima masacre carcelaria del país sudamericano desde 2021.

El 4 de abril pasado, un enfrentamiento entre presos en la cárcel de la ciudad andina de Cuenca (sur) dejó 20 prisoneros fallecidos; seis cabecillas de las bandas que lideraron la masacre fueron llevados posteriormente a la cárcel de máxima seguridad La Roca.

Luego, un amotinamiento en la cárcel de Esmeraldas (norte) provocó al menos 12 heridos, y una revuelta en un centro penitenciario de Quito dejó 15 heridos.

En 2021 se registraron cuatro amotinamientos en prisiones ecuatorianas, que dejaron más de 300 personas fallecidas. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias