miércoles 6, julio 2022
spot_img

Cáncer próstata, la enfermedad silente que más amenaza a los hombres de Nicaragua

Managua, 25 may (Sputnik).- El cáncer de próstata es la principal enfermedad que afecta a la población masculina en Nicaragua y el segundo tipo de cáncer de mayor incidencia en este país.

En la mayoría de los casos no presenta síntomas que alerten de su presencia y avance hasta provocar la muerte.

«La enfermedad de cáncer de próstata es la número uno en los varones. Puede ser silente, asintomática o presentar muchos síntomas urinarios; pero generalmente los tumores crecen en la periferia de la próstata y no suele provocar molestias», explicó a la Agencia Sputnik el urólogo Sergio Espinoza, jefe del servicio de Urología del Hospital Militar Alejandro Dávila Bolaños de Managua.

De acuerdo al Mapa de la Salud, en 2021 fallecieron 245 varones a causa del tumor maligno asociado al agrandamiento de esta glándula del tamaño de una nuez y que se encuentra situada entre el recto y la vejiga de los hombres.

En el último quinquenio se reporta el deceso de 1.118 nicaragüenses por este tipo de cáncer, que se presenta en 1 de cada 4 jóvenes adultos y en un 85 por ciento de los varones mayores de 50 años, afirmó Espinoza.

«En los pacientes de 30 a 40 años existe una incidencia hasta de un 25 por ciento, en pacientes de 50 a 80 años, esa prevalencia aumenta hasta en un 85 por ciento», señaló.

Desconocimiento peligroso

El agravamiento de esta enfermedad está vinculado con el desconocimiento que tienen los hombres más que a la resistencia al examen tacto rectal, expresó, en diálogo con la Agencia Sputnik, Álvaro Arancibia Torres, abogado y notario, originario de Masaya, quien de declara sobreviviente del cáncer de próstata tras 10 años de recibir el diágnostico positivo.

«No es un problema cultural, es un problema de información. Aquí (en Nicaragua) hay 3 millones de varones que si no saben el peligro de la enfermedad no la van a procesar (la información) igual. Crearon el «mono» (el miedo) los urólogos viejos de ‘meterle el dedo’ a los hombres, entonces los hombres que son ‘machos’ no se dejan (hacer el examen tacto rectal), pero el problema es de información», manifestó Arancibia.

Recordó que, en su caso, el cáncer de próstata fue detectado a tiempo porque desde los 40 años se realizaba un chequeo general de salud, y fue después de los 50 años que se presentaron los síntomas de agrandamiento de la glándula.

«Romper el mito»

«Hay que romper el mito porque hay un examen de sangre para detectar este tipo de cáncer», dijo Arancibia, quien recibió atención en Nicaragua y Costa Rica como beneficiario del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

En la lucha contra el cáncer en Nicaragua, el Hospital Militar adquirió una biopsia robótica de próstata con Sistema Artemis, para aumentar la capacidad tecnológica y mejorar la calidad de la detección oportuna en varones.

«Este sistema robotizado nos va a permitir llegar con mayor precisión al sitio de la próstata donde existen zonas sospechosas de cáncer y el paciente tendrá una atención más oportuna y eficaz», aseveró el doctor Noel Turcios, director del Hospital Militar, durante la presentación de la tecnología de punta el pasado 19 de mayo.

La prevención y detección del cáncer de próstata y de otros tipos es prioridad del Gobierno de Nicaragua, que ha adquirido dos aceleradores lineales, valorados en cerca de 10 millones de dólares, para radiar los lugares específicos donde se encuentran las células malignas. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias