miércoles 6, julio 2022
spot_img

Putin y Draghi abordan la crisis alimentaria mundial

Moscú, 26 may (Sputnik) — El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el primer ministro de Italia, Mario Draghi, debatieron la actual crisis alimentaria global, informa el Kremlin.

«Abordaron en detalle la situación en el ámbito de la seguridad alimentaria mundial. Al señalar que las acusaciones contra Rusia de los problemas de suministro de productos agrícolas a los mercados mundiales son infundadas, Vladímir Putin achacó las dificultades encontradas a fallos en las cadenas de producción y logística, así como a las políticas financieras de los países occidentales durante la pandemia de coronavirus», destaca la nota.

El texto precisa que la situación empeoró también debido a las restricciones antirrusas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea.

Putin insistió en que Rusia está dispuesta a contribuir a la superación de la crisis alimentaria mediante la exportación de cereales y fertilizantes, siempre que Occidente levante las restricciones, según el comunicado.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, acusó el 24 de mayo a Moscú de provocar deliberadamente una crisis alimentaria, al denunciar que utiliza «el hambre y el trigo para asentar su poder», que sus fuerzas «bombardean los silos de grano en toda Ucrania», mientras que las naves de la flota «bloquean en el mar Negro los buques ucranianos repletos de cereales».

Este 26 de mayo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, declaró que el país euroasiático rechaza categóricamente las acusaciones de que sus representantes supuestamente están impidiendo la exportación de cereales de Ucrania y agregó que son las decisiones de Occidente las que provocaron el bloqueo.

Suministros de gas a Italia

El presidente ruso y el primer ministro italiano mantuvieron una conversación telefónica sobre la seguridad energética y el líder ruso reafirmó el compromiso de su país de garantizar el suministro ininterrumpido de gas natural en virtud del contrato existente, dijo el servicio de prensa del Kremlin.

«Durante el discurso sobre la seguridad energética, Rusia confirmó su compromiso de seguir garantizando el suministro ininterrumpido de gas natural a Italia a los precios fijados por el contrato», dice el comunicado.

El presidente ruso anunció el 23 de marzo que los países a los que Moscú califica de ‘hostiles’, entre ellos los 27 miembros de la UE, tendrán que pagar en rublos por el gas y pidió al Banco Central y al Gabinete de Ministros determinar en una semana el procedimiento para realizar esas transacciones.

De acuerdo con el decreto presidencial emitido a finales de marzo, las empresas de estos países tienen que solicitar la apertura de cuentas en rublos en el banco ruso Gazprombank. Podrán abonar las sumas correspondientes a los suministros del gas en sus monedas nacionales, tal y como lo estipulan los contratos actuales, y el banco, a su vez, las convertirá en rublos según el cambio de la bolsa de Moscú.

El Grupo de los Siete (integrado por Estados Unidos, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) y la Comisión Europea ya rechazaron la demanda rusa de pagar en rublos, alegando que es un intento de evadir las sanciones.

Además, a los países europeos les preocupa que Gazprombank pueda transferir sus pagos al Banco Central de Rusia para que convierta las sumas recibidas de las empresas europeas en rublos, que se encuentra bajo sanciones occidentales.

A partir del 1 de abril, Rusia interpreta como incumplimiento de las obligaciones contractuales la negativa de Estados ‘hostiles’ que siguen importando su gas natural, a pagar los suministros en rublos. El 27 de abril, el gigante energético ruso Gazprom suspendió por completo el suministro de gas a las compañías Bulgargaz (Bulgaria) y PGNiG (Polonia) por su negativa a efectuar los pagos en rublos. El 21 de mayo cortó el suministro a la empresa Gasum (Finlandia).

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que los países que adquieren el gas ruso según el nuevo decreto de pagos en rublos no tienen dificultades ni pérdidas adicionales.

Normalización de la vida en Donbás

Putin informó a Draghi del trabajo que se lleva a cabo para normalizar la vida en las ciudades liberadas de Donbás (este de Ucrania), comunicó el Kremlin.

«Las partes abordaron la situación en Ucrania. Vladímir Putin informó del trabajo realizado para volver a la vida pacífica en las ciudades liberadas de Donbás. También enumeró las medidas tomadas para garantizar la seguridad de navegación y la apertura de pasillos humanitarios para los barcos civiles bloqueados por las fuerzas ucranianas en los puertos de los mares Negro y de Azov», señaló el comunicado.

Agrega que el líder ruso también habló del proceso negociador congelado por Kiev.

Putin anunció en la madrugada del 24 de febrero el lanzamiento de una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al genocidio por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es la desmilitarización y la desnazificación de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica. (Sputnik)

 

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias