viernes 19, agosto 2022
spot_img

¿Es la pobreza una generalización?

Columna Poliédrica

Toda generalización es idiota. Desde la antigüedad esta máxima había sido manifestada por los que estudiaban, por ejemplo, la lógica de Aristóteles y la retórica como una herramienta necesaria para participar en la vida pública; para decirlo de manera más técnica, la generalización es una de las falacias más conocidas y más utilizadas desde tiempos inmemoriales.

La generalización no siempre se utiliza con fines retóricos. Hay personas que no comprenden que un artículo de opinión tiene un espacio acotado, es decir, no se trata de un artículo académico o de una monografía; en otras palabras, a veces se utilizan categorías generales debido a que no se puede hacer un ejercicio de precisión en un texto cuyo objetivo es plantear un tema y dar una perspectiva desde la cosmovisión del autor.

La crítica en relación con la generalización es correcta cuando se utiliza retóricamente. Cuando se plantea la existencia de una generación y se brindan algunos criterios para que pueda ser distinguida, por ejemplo, se hace para explicar su existencia y describir sus características; en palabras sencillas, el texto no tiene el objetivo de convencer a otras personas de un un argumento con base en un enunciado que es lógicamente incorrecto, el propósito que se persigue es otro.

La columna o el artículo de opinión, al igual que un discurso o una exposición, debe ser corto y sintético. En la actualidad, desgraciadamente, el hábito de la lectura ha sido sustituido por el visionado de audiovisuales, cada vez las personas leen menos y eso atañe, especialmente a los jóvenes; en consecuencia, textos largos y demasiado alambicados, difícilmente, serán leído por adultos y mucho menos por gente más jóven.

El problema de la sociedad costarricense y sus causas es sumamente complejo. Los diferentes aspectos que contempla, jamás podrían explicarse en un único artículo de opinión; al contrario, se requieren textos más extensos para intentar aproximarse a causas que solo pueden insinuarse en una columna; dicho sin ningún tipo de rodeo, un artículo de opinión a lo sumo aspira a puntualizar de manera muy preliminar, aspectos que están sustentados más en la observación de la realidad, que en la verificación empírica que manda la ciencia. Es más doxa que episteme.

¿Por qué la sociedad costarricense se deterioró a la vuelta de poco más de treinta y cinco años? Esa ha sido una de las preguntas sobre las que hemos puesto el énfasis en muchas de las columnas que hemos escrito, no con el ánimo de agotar el tema sino de estimular el debate; los que tienen más edad y pueden contrastar el antes y el después, entenderán el dolor que genera ver la situación en la que se encuentra el país. La sociedad de oportunidades que fue Costa Rica, poco a poco, se ha convertido en una sociedad que solo favorece a unos pocos que no se satisfacen con nada.

A Costa Rica la han empobrecido. Ese es un enunciado general, claro está, no repara en que no todos son pobres y deja de lado la posibilidad de especificar quiénes son los más ricos y quiénes los más pobres; sin embargo, las estadísticas son contundentes y por generales que sean también, muestran un porcentaje mayoritario de costarricenses pobres, muchos que ni siquiera tienen su alimento básico; lo general es la pobreza y lo específico la riqueza, al menos en este país, eso es una descripción general de nuestra realidad.

La pobreza general debería dar una general indignación pero, en lugar de eso, lo que tenemos es una general indiferencia.

(*) Andi Mirom es Filósofo

andimirom@gmail.com

columnapoliedrica.blogspot.com

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Me pregunto si la pobreza que vivimos en Costa Rica, hoy dia tan desigual, tenga que ver con la migracion.
    Es un hecho que tenemos cientos de miles de inmigrantes, en su mayoria nicaraguenses, que vienen con una mano adelante y otra atras.Son producto de esas revoluciones ficticias que pululan en latinoamerica.
    Esa gente que viene con mucho deseo de trabajar en lo que sea,con muy poca educacion y entrenamiento, es la gran mayoria de la pobreza que vemos en nuestro pais.Su trabajo hoy dia es necesarisimo para mantener nuestra economia.La GAM donde se mantiene la mayoria de los costarricenses que han nacido y se han criado en CR , no padecen de la pobreza de las zonas costeras donde estan los bananales y las grandes fincas agricolas cuyos salarios son los minimos. A este fenomeno el estado recurre tirando y tirando cada vez mas dinero para palear esa pobreza, pero a la vez creando un deficit en las finanzas estatales aunado a la inflacion y los efectos mundiales.Mas bonos a la venta y continua la espiral y el circulo vicioso.

    • Flora y sus floradas: salga de Escazú y de Santa Ana, vaya a darse una vueltecita por Guararí, San Sebastián, La Carpio, Leon13, Hatillo, Purral de Goicochea, Curridabat, y deje de creer que solo hay pobreza en las costas en Costa Rica. Los bananales, o mejor dicho, las bananeras, así como las piñeras y las grandes plantaciones de palma nunca han creado desarrollo ni bienestar para ninguna comunidad. Del banano y de la piña solamente se enriquecieron tres empresas que no son costarricenses Dole, Chiquita y Del Monte y la filial PINDECO en zona sur así como sus amigotes políticos metidos en el PLUSC desde años.

  2. Lo impresionante, estimado filósofo y afilado columnista, es la pobreza in crescendo de muchos lectores, la mayoría de los cuáles ni siquiera se toman el trabajo de leer los artículos y algunos hasta se jactan de ello, otros parecen tener serios problemas de comprensión de lectura. Vamos en picada, sólo nos falta rebuznar, con perdón de los animalitos.

    • Estimado Rogelio Cedeño, ojalá por lo menos rebuznemos, ya eso sería un logro, pero no llegamos ni a eso. La sociedad costarricense está catatónica. Los únicos que por lo menos lo intentan son los locuaces ignorantes de la derecha y sus adalides (como esta Flora que se dice analista). El resto de la sociedad, o sea la inmensa mayoría está con muerte cerebral. El mundo (el país) se derrumba a su costado y ni siquiera se percatan.

  3. La pobreza en la que se ha venido sumiendo la sociedad costarricense, a lo largo de los últimos 35 años como dice don Andi Mirom no es sólo material, sino también moral y cultural, En el caso de ALDESA donde estafaron a cientos o miles de personas que entregaron confiados sus ahorros de toda en un puesto de bolsa, cuyos manejos resultaron fraudulentos, nos encontramos con que los directivos del diario La Nación son los mismos de ALDESA, a semejanza de los directores de los organismos que debían haber supervisado esos puestos de bolsa. Estamos en manos o lo peor las tenemos incluso amarradas ante la felonía de esta legión de pillos, esos que actuaron con la complicidad de LuisGui y Carlitos para poner este país al borde del abismo. Por favor, lean el libro de Flora Fernández Amón EL DESTRUCTOR DE VIDAS Y SUEÑOS, presentado anoche (el martes 7 de junio) por la autora en la Sala de Expresidentes de la Asamblea Legislativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias