miércoles 5, octubre 2022
spot_img

OCDE recorta a 1,9% su estimación del crecimiento del PIB de México en 2022

Ciudad de México, 8 jun (Sputnik).- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) redujo este miércoles a 1,9 por ciento su previsión del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México en 2022, debido a la incertidumbre geopolítica originada en Ucrania y la elevada inflación, indica el informe semestral del organismo internacional.

«La turbulencia geopolítica, producto de la guerra en Ucrania, ha generado una nueva fuente de incertidumbre para la economía mexicana», indica el documento del organismo que coordina a 8 países con las mayores economías.

La nueva proyección recorta en 0,4 puntos porcentuales su estimación anterior de 2,3 por ciento para el crecimiento de la actividad de la segunda economía latinoamericana para este año.

«Si bien los lazos comerciales y financieros con los países en conflicto son débiles, las exportaciones mexicanas se verán afectadas indirectamente, principalmente a través de la economía estadounidense», principal socio comercial del país latinoamericano, según el documento de la organización que ccordina políticas económicas y de desarrollo social.

La OCDE también bajó su estimación de crecimiento económico de México en 2023 a 2,1 por ciento, que es 0,5 puntos porcentuales menos la anterior proyección del organismo en febrero pasado.

Elevada inflación

El informe Perspectivas Económicas de junio del organismo con sede en París también elevó su estimación de la inflación en la economía mexicana este año, de 5,4 por ciento anterior a una nueva 6,7 por ciento al cierre de 2022.

«La inflación puede ser más alta por más tiempo, erosionando el poder adquisitivo, en particular de los hogares más vulnerables, por lo que requeriría un mayor ajuste de la política monetaria», prosigue el documento.

La proyección de inflación es similar a las previsiones de otros organismos internacionales y analistas financieros sobre el índice de precios al consumidor, más del doble de la meta del banco central de México, que es de tres por ciento.

La inflación bajaría a 4,4 por ciento en 2023, en la medida que el aumento de las tasas de interés en las políticas monetarias del banco central surtan efecto en la demanda de los precios por la elevación del costo del dinero.

El informe del organismo señala que «la recuperación en curso y las perspectivas de crecimiento a mediano plazo podrían fortalecerse mediante el aumento de la inversión pública», y el gasto específico en programas gubernamentales de asistencia social.

La OCDE recomienda que los subsidios fiscales en los precios de las gasolinas para contener la inflación que aplica el Gobierno, gracias a los mayores ingresos de las ventas de crudo, por los elevados precios del petróleo, deben ser temporales y enfocados en hogares y empresas más afectadas.

«La recuperación en curso y las perspectivas de crecimiento a mediano plazo podrían potenciarse aumentando la inversión pública, basándose en análisis costo-beneficio, y el gasto en programas sociales bien focalizado», recomienda el análisis.

Finalmente, indica que el consumo interno impulsará a la economía mexicana, y entre los sectores más dinámicos está el turismo, que fue uno de los más afectados durante la pandemia de coronavirus.

Los analistas calculan que la tasa de interés de referencia del Banco de México llegará a un récord de nueve por ciento en el primer trimestre del 2023 y se mantendrá en ese nivel durante el resto de ese año.

La OCDE publica su informe un día después de que el Banco Mundial publicó sus Perspectivas Económicas globales que recortan la estimación de crecimiento de la economía mexicana para este año en curso y el siguiente.

El Banco Mundial recortó su previsión de hace seis meses, de 2,1 por ciento a una nueva de 1,7 por ciento en 2022; y para el año 2023 bajó su proyección de 2,2 a 1,9 por ciento. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias