martes 4, octubre 2022
spot_img

Presidente de Argentina defiende gravar las ganancias desmedidas por aumento de precios

Buenos Aires, 10 jun (Sputnik).- El presidente de Argentina, Alberto Fernańdez, reclamó la necesidad de iniciativas que establezcan un recargo a las ganancias adicionales que hayan tenido determinadas empresas por el aumento de los precios internacionales, al dirigirse a los jefes de Estado y de Gobierno en la IX Cumbre de las Américas.

«La renta inesperada que la guerra entregó como un regalo a grandes corporaciones alimenticias, petroleras y armamentísticas debe de ser gravada para mejorar la retribución del ingreso», dijo Fernández durante la reunión plenaria de apertura del foro que tiene lugar en la ciudad estadounidense de Los Ángeles (suroeste).

El mandatario de Argentina reivindicó ante sus pares medidas de este tipo cuando esta misma semana su Gobierno envió al Congreso un proyecto de ley en este sentido.

En esta línea de discurso, Fernández reclamó la importancia de «políticas impositivas progresivas aun cuando las élites domesticas» las cuestionen «como un peligro para la calidad democrática».

«No hay teoría del derrame de riqueza que haya funcionado, ya es hora de que tomemos nota y actuemos en consecuencia», exhortó.

En otro tramo de su disertación, el mandatario presentó dos propuestas.

La primera, «organizar continentalmente la producción de alimentos y proteínas», señaló.

También sugirió que se desarrolle en la región el «potencial energético y de minerales críticos para la transición ecológica».

El mandatario mencionó, en concreto, cómo el cambio climático afecta la región del Caribe «de modo dramático», y reclamó «auxilios financieros» al defender que la región es acreedora ambiental y no es responsable de emitir los gases que producen el efecto invernadero.

Al final de su mensaje, Fernández expresó su deseo de «una América fraternalmente unida» que se comprometa a que «todos los seres humanos (…) tengan derecho al pan, a la tierra, al techo y a un trabajo digno».

En calidad de presidente pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), el gobernante latinoamericano deploró al inicio de su discurso que no todos los países hubieran sido invitados a esta edición de la cumbre, a raíz de la decisión de EEUU de no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

La Cumbre de las Américas, que se constituyó en 1994 y se suele convocar cada tres años, con la excepción de la anterior edición, que tuvo lugar en 2018, es el único encuentro que en principio convoca a los 35 jefes de Estado de los países de América, miembros de la OEA. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias