domingo 27, noviembre 2022
spot_img

Evo Morales desafía a EEUU, se solidariza con Rusia y busca la «revolución democrática»

Montevideo (Mesa Américas), 14 jun (Sputnik).- El expresidente boliviano Evo Morales (2006-2019) no pierde ninguna oportunidad para transmitir su postura antiimperialista y hacer duras críticas a la política estadounidense.

En entrevista con la Agencia Sputnik, el exmandatario no tuvo pelos en la lengua: volvió a desafiar a EEUU, se solidarizó con Rusia por el conflicto en Ucrania y envió varios mensajes a la izquierda latinoamericana.

Morales sostuvo que Washington provoca guerras para vender sus armas y pidió que «acabe con su cultura de la muerte», la cual se basa en «dividir a los pueblos» para «robar» sus recursos naturales.

«Cada guerra, pequeña, mediana o grande es provocada por EEUU para vender sus armas. Es el imperio racista, fascista y neofascista ahora», sostuvo Morales al ser consultado sobre el conflicto en Ucrania.

El presidente de EEUU, Joe Biden, promulgó el 21 de mayo un nuevo paquete de 40.000 millones de dólares en ayuda militar, económica y humanitaria para Ucrania, aprobado anteriormente por el Congreso, elevando a un total de 3.900 millones la ayuda ya proporcionada por Estados Unidos, en forma de armas y equipos.

A mediados de marzo, el Congreso ya había liberado casi 14.000 millones de dólares para Kiev.

Asimismo, la Unión Europea aportará otros 218 millones de dólares en ayuda humanitaria a Ucrania, lo que eleva a 371 millones de dólares el total de la asistencia financiera para fines humanitarios concedida por este bloque.

El 22 de marzo, la doctora en Ciencia Política e investigadora del Consejo Nacional en Investigaciones Técnicas y Científicas (Conicet), Silvina Romano, dijo a la Agencia Sputnik que el gran ganador de este conflicto es el complejo industrial militar.

Pérdida de hegemonía

Por otro lado, Morales consideró que Washington ha perdido hegemonía y su economía se ha deteriorado con el conflicto en Ucrania.

Morales señaló, como ejemplo, que EEUU «perdió el mando» en América Latina.

«EEUU ya no tiene mando en América. Esta Cumbre de las Américas es un rotundo fracaso para EEUU. En solidaridad con Cuba, Venezuela y Nicaragua, varios presidentes no asisten. De 22 intervenciones de esta cumbre, 20 cuestionaron por qué no están Cuba, Venezuela y Nicaragua, además de que cuestionaron el golpe de Estado en Bolivia. Esto es un gran hito. Antes daba miedo ser expulsado de la OEA (Organización de los Estados Americanos), ahora es digno y sano retirarse de ella. Entonces, EEUU pierde hegemonía en la región», indicó.

Al menos siete mandatarios de la región, entre ellos los presidentes de México, de Bolivia, de Honduras y de Guatemala, no acudieron al encuentro, que se realizó la semana pasada en la ciudad estadounidense de Los Ángeles, en repudio a la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el de Argentina, Alberto Fernández, criticaron la decisión de Biden de no invitar a estos tres países bajo el argumento de que sus gobiernos son «ilegítimos» y «autocráticos».

Por otro lado, Morales sostuvo que los expertos en EEUU señalan que la inflación de ese país es la peor de los últimos 30 años y que es ocasionada por «financiar, inventar, crear e impulsar guerras».

«¿Por qué digo que pierde economía en este conflicto en Ucrania provocado por él? La inflación creció ocho por ciento, suben las cosas. Es la política de EEUU, su Producto Interno Bruto (PIB) sigue bajando, mientras que el PIB de China sigue creciendo. Entonces, son hechos. El conflicto entre Rusia – Ucrania muestra que EEUU pierde economía y hace daño a su pueblo», explicó.

Desde principios de este año, el PIB de EEUU registró un crecimiento negativo del 1,4 por ciento en el primer trimestre; esa desaceleración ha reforzado los temores de que el país pueda encaminarse hacia una recesión.

«Los pueblos están con Rusia»

El exmandatario sostuvo que «los pueblos del mundo están a favor de Rusia porque en el conflicto en Ucrania está en juego el multilateralismo y la soberanía de las naciones».

Morales consideró que el conflicto en Ucrania sucedió a partir de una «provocación» de EEUU, quien pretendió usar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) «contra Rusia».

«Por supuesto, cualquier país que garantiza su soberanía, la independencia de su Estado, dignidad y libertad de su pueblo, su identidad, tiene la obligación de defender, es parte de ese conflicto, es parte de ese tema. Este conflicto es provocado por EEUU mediante la OTAN», agregó.

A finales de 2021, el Ministerio de Exteriores de Rusia publicó sus propuestas para la OTAN sobre las garantías de seguridad en Europa, en las que, en particular, insta a Washington a renunciar recíprocamente al despliegue de armas nucleares fuera del territorio nacional y repatriar las ya emplazadas.

Además, planteaban a la alianza atlántica que volviera a las posiciones de 1997, se comprometiera a parar la expansión del bloque hacia el este y excluyera el ingreso de las naciones de la antigua Unión Soviética, ante todo Ucrania.

El 26 de enero, EEUU y la OTAN presentaron sus respuestas por escrito a la iniciativa de Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló el pasado 1 de febrero que la otra parte había ignorado las preocupaciones fundamentales de Moscú.

La OTAN, según él, engañó a Rusia diciendo que no se expandiría hacia el este y sus documentos no dicen nada de la política de puertas abiertas, por lo que podría negarse a admitir a Ucrania.

Posteriormente, Putin anunció el 24 de febrero el lanzamiento de una operación militar especial en Ucrania alegando que las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como estados soberanos, necesitan ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Izquierda latinoamericana

Por otro lado, Morales envío varios mensajes a la izquierda latinoamericana. Consideró que los principales desafíos de la izquierda son la unidad, generar una conciencia en la ciudadanía que promueva la «revolución democrática» y que sus líderes entiendan que la política «es la ciencia del servicio, el sacrificio por la gente humilde».

Además, sostuvo que tiene diferencias con una parte de la izquierda latinoamericana a los que llamó «reformistas».

«Algunos son revolucionarios y para hacerlo, son antiimperialistas. Algunos son reformistas, más humanos, más solidarios, socialistas tal vez. Esa es nuestra diferencia como izquierda (…) Si quieres ser revolucionario, tienes que ser antiimperialista. Los reformistas, los solidarios, son el mal menor, nuestros aliados, no son como la derecha fascista y racista», afirmó.

El expresidente sostuvo que en estos momentos la izquierda latinoamericana está «fortalecida» y aseguró que está comenzando en la región una «rebelión democrática contra los intereses de EEUU y la Unión Europea (UE)».

«Algunos países de Europa todavía piensan que están en tiempos de colonia y están equivocados. Hay procesos profundos de liberación en nuestro continente, ganamos en Perú, Chile, Colombia, aunque no totalmente en primera vuelta, vamos a ganar en Brasil, es una rebelión democrática contra los intereses de EEUU y la UE», agregó. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias