domingo 29, enero 2023
spot_img

«Turismo de naturaleza» como alternativa a minería en Crucitas

Señor Rodrigo Chaves Robles

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Señor: Franz Tattenbach Capra

MINISTRO DE AMBIENTE Y ENERGÍA

SEÑORES Y SEÑORAS

CONCEJO DE GOBIERNO

REPÚBLICA DE COSTA RICA

ANALISIS VIABILIDAD TÉCNICA Y JURÍDICA DE MINERÍA METÁLICA EN CRUCITAS

ASOCIACIÓN PRESERVACIONISTA DE FLORA Y FAUNA SILVESTRE, APREFLOFAS

El suscrito Gino Biamonte Castro, mayor, casado, vecino de San José, portador de la cédula número 1-572-757, en mi condición de presidente de la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna Silvestre, con cédula jurídica número 3-002-071676, domiciliada en Moravia Los Colegios, denominada en todo lo referente a este asunto como APREFLOFAS,  nos permitimos saludarle, desearles los mejores éxitos, y a interponer sus buenos oficios como autoridades del Poder Ejecutivo de la República no a nuestro favor, sino del medio ambiente como paso a explicar:

En días pasados, escuchamos de parte del nuevo Ministro de Ambiente, que el tema de Crucitas es un tema todavía en análisis por parte de este Gobierno. De ahí, que consideramos oportuno aportar información de relevancia que poseemos sobre la Minería Metálica, y especialmente del caso Crucitas, a efecto que el Gobierno tenga elementos objetivos para la toma de una decisión.

I ANTECEDENTES INSTITUCIONALES

Nuestra organización tiene más de 37 años de existencia, en la que siempre hemos estado preocupados por nuestro país y su Patrimonio natural.

A raíz de esta preocupación ambiental, nos involucramos en la defensa del Medio Ambiente en el caso del Proyecto Minero Crucitas que se  deseaba instalar en el año 2008 en Cútris de San Carlos, participando así  inicialmente como actores principales en el la demanda Contencioso Administrativa bajo el expediente 08-1282-1027-CA que permitió la nulidad de los permisos otorgados a esta empresa; participando igualmente en la Fase de Ejecución para determinar y cuantificar los daños ambientales causados por dicha empresa; participando también como AMICUS o coadyuvantes de Costa Rica en el proceso ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones CIADI, e incluso, participamos como Querellantes y Demandantes Civiles en contra de Oscar Arias Sánchez, al haber emitido él la Concesión Minera al Proyecto Minero Crucitas y haberlo declarado  de Interés Público y Conveniencia Nacional.

II SITUACIÓN ACTUAL

Como ustedes bien saben, desde el año 2017, una mafia ha favorecido que  en la zona de Las Crucitas, mineros ilegales estén extrayendo de forma descontrolada Oro de la zona, provocando un gran daño ambiental; y aprovechando esta circunstancia, y la crisis económica, algunos pequeños grupos político económicos están  impulsando proyectos  de ley para reactivar el Proyecto Minero en Crucitas, aseverando que eso sacaría al país de la crisis económica, omitiendo que históricamente en Costa Rica y otros lugares, donde   se han implementado este tipo de actividades, las comunidades  no reciben los beneficios económicos prometidos por la actividad, y por el contrario, lo que queda finalmente son las Lagunas de Relaves, la contaminación ambiental a largo plazo, y mayor pobreza, pues la minería no son proyectos a largo plazo, sino que luego de la extracción del grueso del mineral las empresas mineras salen del país, y solamente dejan la destrucción ambiental, ejemplo de esto son las comunidades de  Líbano en Tilarán, o de Macacona en Esparza, donde luego del cierre de  la actividad minera, sus comunidades  quedaron con las lagunas de relaves “adornando el paisaje” y son comunidades pobres de Costa Rica.

Una de estas iniciativas, lo es el proyecto de ley N.° 21.584 de la ex diputada Corrales donde se indicó:

A dicho panorama, es importante dejar en evidencia que, según estudios realizados por la Dirección de Geología y Minas, en Crucitas el área de contaminación actualmente existente se haya en más de 27.85 a 55.70 toneladas de mercurio (Hg), vertidas en las quebradas locales a lo largo y ancho de cerca de las 30 hectáreas más cercanas alrededor del yacimiento aurífero. Dicha situación puede ser aún más agravante debido al clima tropical lluvioso de la región, por lo que el mercurio podría extenderse a ríos y quebradas aledañas a la zona. Todo producto de la utilización de este elemento por parte de los mineros ilegales.

Acá nos permitimos indicar en primer lugar que el Mercurio no es un insumo de fácil adquisición en Costa Rica, y menos en cantidades de toneladas y en regiones remotas, lo que robustece al tema de una mafia que colabora en la obtención de dicho mineral.

Adicionalmente, se habla de una contaminación de 50 toneladas de mercurio, pero que no son comparables con la contaminación de los mantos acuíferos o ante una posible ruptura del dique del embalse de la Laguna de Relaves del proyecto minero Crucitas de 143 hectáreas, a donde llegarían 5 mil toneladas de material por día conteniendo además de las sales de Cianuro, cientos de  toneladas de metales pesados como Plomo, Cromo, Cadmio y otros químicos potencialmente venenosos como arsénico, manganeso y otros impactos permanentes como el Drenaje Acido de las Rocas (DAR) que produce la contaminación de cuerpos acuosos superficiales y/o subterráneos.

Acá debemos de hacer un paréntesis, pues en la audiencia de la Comisión de Temas Sociales de la Asamblea Legislativa, se explicó por parte de una de las expertas a favor del proyecto de ley, que en el sitio de Crucitas la Laguna de Relaves no contaminará las aguas de los mantos acuíferos, sino que ya en la actualidad los mantos acuíferos están contaminados por el tipo de roca que existe, alegando así una contaminación natural.

Esta información pareciera no ser cierta, a partir de la propia Resolución de Concesión R-217-2008-MINAE dada por el Gobierno al proyecto Minero Crucitas donde se indicó:

Según la metodología de extracción aprobada (tajos Fortuna, Botija y Fuentes) y los estudios hidrogeológicos realizados en el área a explotar y en donde se identifica dos acuíferos, siendo el superior el carácter potable, las cotas máximas de extracción serán hasta los 75 msnm. Asimismo, la empresa deberá de garantizar el abastecimiento de agua potable al poblado Crucitas, especial atención merece el pozo de la Escuela de este mismo lugar. Para ello deberá de construir la infraestructura necesaria.”

Nótese como acá se habla de que en la zona del proyecto minero Crucitas, existe un acuífero con agua potable, y que incluso existe un pozo de agua potable para la escuela de la zona; con lo que  pareciera que esta experta, viene a convencer de que ya los acuíferos están contaminados, para que luego de la operación de los proyectos mineros, se venga a decir que ya los acuíferos estaban contaminados desde antes, y que no es culpa de la actividad minera, aspecto que es gravísimo, pues existe una resolución del año 2008 que indica que existían estudios de línea base que señalan que el acuífero superior si era potable en esa época.

III AFECTACIONES AMBIENTALES

En general las afectaciones ambientales al Medio  Ambiente por este tipo de Minería Metálica es  enorme y en los trópicos húmedos catastrófica, pues en el caso de la Minería Artesanal, se utiliza el Mercurio para extraer el Oro de la roca, y en el caso de la Minería Metálica a gran escala, su mayor problema ambiental lo es el manejo del Cianuro y las Lagunas de Relaves Mineros, que son embalses artificiales creados para depositar los residuos mineros, que son los materiales disgregados por la acción del Cianuro, que suelen estar compuestos por Metales Pesados como Plomo, Arsénico, Manganeso, entre otros, donde quedan allí depositados de por vida siendo su vida media muy larga, provocando una grave contaminación del aire y del agua  de la zona por decenas y centenas de años. Ejemplo de esto se dan en Chile, donde incluso en Youtube aparecen documentales de la grave afectación ambiental a los mantos acuíferos:

En el caso del Proyecto Minero Crucitas, su Laguna de Relaves Mineros se proyectaba que iba a ser de 143 hectáreas; a saber 2 veces el tamaño de el Parque Metropolitano la Sabana  de 72 hectáreas, donde la filtración de los metales pesados como el Arsénico a los mantos acuíferos, podrían provocar una gran contaminación de  las fuentes de agua, como pasa en parte de Bagaces, y parte de Cañas, y Colorado de Abangares, pero a un nivel mucho mayor, pues los proyectos mineros que existieron en Líbano de Tilarán (Mina La Esperanza en Cañas)  su laguna de relaves es de 1 hectárea, y del proyecto Tres Hermanos en las Juntas de Abangares, son a una escala diminuta respecto del proyecto Minero Crucitas, que se pretendía que fuera el Proyecto Minero mas grande de Centro América en el año 2008.

A continuación se muestran las áreas del proyecto minero Crucitas de conformidad a la resolución de concesión minera R-217-2008-MINAE:

Componente del proyecto Aprobado (ha) Cambio propuesto (ha)
Extracción 126.4 50.0
Relaves 143.8 143.8
Planta de proceso, residencias, área de recuperación de suelos, vivero, oficinas, otros. 33.9 33.8
TOTALES 304.1 ha 227.6 ha

Es importante indicar, que los Relaves Mineros se mantienen durante cientos de años, y por ende su contaminación perdura durante cientos de años igualmente; y hasta el momento, no conocemos una tecnología que permita su   reutilización, o reciclaje. Para nosotros, los Relaves Mineros, es lo mas cercano a la contaminación radioactiva como la ocurrida en  Chernóbil, pues décadas después los suelos se mantienen contaminados de forma significativa; por lo que la Laguna de Relaves de Crucitas, podría provocar una afectación a los acuíferos que perdurará por cientos de años, y que podría convertir gran parte de la Zona Norte  en un lugar donde siquiera será posible cultivar, pues las aguas para riego tendrán niveles de metales pesados que impedirían el consumo de esos productos.

IV POTENCIAL RIEZGO CONTAMINACIÓN DEL RÍO SAN JUAN

En el proyecto de ley N.° 21.584 de la ex diputada Corrales curiosamente se inicia transcribiendo la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, de junio de 1992, conocido como Agenda 21, se proclaman principios de suma importancia para el desarrollo sostenible en los que cabe destacar el principio 2 y el principio 3, el cual establece lo siguiente:

“Principio 2:   “De conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del derecho internacional, los Estados tienen el derecho soberano de aprovechar sus propios recursos según sus propias políticas ambientales y de desarrollo, y la responsabilidad de velar por que las actividades realizadas dentro de su jurisdicción o bajo su control no causen daños al medio ambiente de otros Estados o de zonas que estén fuera de los límites de la jurisdicción nacional”.”

Nótese que el Estado se comprometió en esta Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo a que no se puede realizar el aprovechamiento de los recursos naturales, si con esta explotación se van a causar daños al medio ambiente de otros Estados o de zonas que estén fuera de los límites de la jurisdicción nacional; situación que en este caso del Proyecto Minero Crucitas existió y existe, pues   en caso de ruptura del dique del embalse de la Laguna de Relaves de 143 hectáreas de este proyecto, los residuos de metales pesados  por efecto de la escorrentía, irían a dar al Río San Juan, aspecto que incluso fue valorado en la sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo del 2020.

En este sentido, en el Considerando XXIII de la sentencia N° 4399-2010-IV del Tribunal Contencioso Administrativo se indicó sobre la Laguna de Relaves lo siguiente:

En punto a este tema, el testigo Allan Astorga Gatgens (Geólogo) manifestó que la laguna de relaves (también llamada represa de colas) tiene un área de 140 hectáreas, y que en ella se va a depositar la roca molida a la cual se le ha extraído el oro. Indicó que ese material es peligroso porque contiene cianuro, lo cual representa un peligro para las cuencas de la zona, como por ejemplo el Río San Juan. Señaló que podría haber una falla geológica debajo de esta represa, y que esto puede generar la ruptura del suelo de la laguna. Aludió que se requieren más estudios sobre la sismicidad en la zona. La testigo Yamileth Astorga Ezpeleta (Bióloga Marina) manifestó que no se contempla quién va a asumir el mantenimiento de los equipos para el control de esa laguna, después de la etapa de cierre. Adujo que en la represa van a depositarse materiales con metales pesados, y que esto podría afectar al Río San Juan, por riesgo de rompimiento del dique. El testigo Carlos Quesada Mateo (Ingeniero Civil) indicó que existe un riesgo en la estabilidad de la represa de relaves por las condiciones climáticas del país. Señala que se podría dar una ruptura por saturación de suelos producto de períodos de precipitación severos, o bien un desbordamiento de las aguas superficiales. El testigo Eduardo Murilllo Marchena (Ingeniero Forestal funcionario de SETENA) indicó que en el anexo al Estudio de Impacto Ambiental se analizaba el tema de la amenaza sísmica, y que en ese estudio se determinó que la zona es de baja sismicidad. Señaló que en los estudios se modelaron las posibles catástrofes, como por ejemplo el impacto por ruptura de la laguna y en caso de sismo, la medida de mitigación consistía en la recolección de sedimentos en la confluencia con la Quebrada Mina. Adujo que la laguna de relaves se llenaría con agua proveniente de la Quebrada Mina y luego por sistema de bombeo. La testigo Sandra Arredondo Li (regente ambiental) señaló que la empresa se comprometió a realizar un monitoreo permanente de la laguna de relaves, y contemplaba protocolos para el manejo de sustancias peligrosas, para el manejo de desechos peligrosos y para el manejo de aguas. Finalmente, el testigo Walter Montero Pohly (Geólogo experto en sismología y neotectónica) indicó que en la zona del proyecto no existe una falla activa que atraviese el lugar, descartó que existan lineamientos que sugieran la existencia de una falla en ese sector y señaló que Crucitas se ubica en la zona de menor amenaza sísmica de Costa Rica. Sobre este particular, el Tribunal encuentra que existen criterios técnicos y científicos que son contradictorios, en el tanto unos expertos descartan los riesgos que representa la laguna de relaves para el ambiente, mientras que otros expertos plantean riesgos respecto de este componente que requieren ser mejor analizados a través de mayores estudios. Esta situación refleja que en el tema de la laguna de relaves, existe contrariedad de criterios sobre la inocuidad de la actividad humana para el medio ambiente, y en tal caso, la decisión de la Administración no podía ir dirigida a aprobar la solicitud de cambios al proyecto presentada por la empresa, porque ello era violatorio del principio precautorio. Sin embargo, como ya se ha explicado reiteradamente, en este caso la SETENA omitió realizar un análisis técnico que tomara en cuenta todos los anteriores aspectos, y esta circunstancia vicia de nulidad absoluta la resolución N° 170-2008-SETENA en los términos ya expuestos en los anteriores considerandos.

Nótese como en la sentencia del TCA del 2020 se evidencia como ya desde aquel momento el sector ambientalista manifestaba su preocupación pues era y es muy peligroso, que una Laguna de Relaves mineros quedara en ese sitio, pues entre otros riesgos, podía ser impactada por un huracán; y recordamos que la empresa y sus testigos durante este juicio, decían que era casi imposible, pues nunca había ocurrido.

No obstante, nos permitimos llamar la atención que diez años después, en el mismo expediente 08-1282-1027-CA ahora en la fase de ejecución, Juan Carlos Hernández  de Industrias Infinito envió una nota donde se indica lo siguiente:

El suscrito, JUAN CARLOS HERNÁNDEZ JIMÉNEZ, de calidades en autos reconocidas y   en   mi   condición   de   APODERADO   ESPECIAL   JUDICIAL   de   la   sociedad INDUSTRIAS INFINITO, S.A.; me presento con el debido respeto a manifestar lo  > siguiente:

Y en dicho documento el representante de Industrias Infinito continuó indicando:

“PRIMERO: Impacto del Huracán Otto en el área objeto del proceso: En el mes de noviembre del 2016 el Huracán Otto afectó el país. Una del área que impactó fue la zona norte, y como parte de ella, el área afectada. Este hecho puede ser corroborado por parte de las autoridades públicas

Con este proyecto de ley de la diputada Corrales se nos viene a indicar que reactivemos el proyecto minero Crucitas en ese lugar donde impactó Otto en el año 2016, donde se prevé la instalación de una Laguna de Relaves de 143 hectáreas con residuos de metales pesados como plomo, arsénico, manganeso entre otros.

Es claro entonces que el riesgo de contaminación del Río San Juan ante la instalación de una Laguna de Relaves Mineros como la del Proyecto Minero Crucitas de 143 hectáreas es muy alta, lo que nos pondría en una delicada situación con Nicaragua, pues Costa Rica tiene obligaciones internacionales que limitan su soberanía y exigen que no se dañe el medio ambiente de nuestros vecinos, pues el derecho consuetudinario internacional, que ha establecido la costumbre de no contaminar el territorio de otros países, es vinculante para Costa Rica, pues existen múltiples normas internacionales que establecen la obligación de evaluar los impactos ambientales negativos, implementar el Principio de Precaución y tomar medidas cautelares ante  daños inminentes o efectivos.

  1. El Tratado Cañas Jerez de 1858, que obliga a Costa Rica a «defender» el Río San Juan. Por lo cual, atendiendo la definición del Diccionario de la Real Academia Española, Costa Rica debe resguardar el Río San Juan de cualquier perjuicio o peligro. Esto incluye el controlar actividades que se desarrollen en territorio costarricense que pudieran afectar este afluente.
  2. La Convención sobre el Derecho de Usos No Navegables de Cursos de Agua Internacionales de 1997, la cual reafirma que «los Estados con corrientes de agua deberán, al utilizar los ríos internacionales, tomar todas las medidas apropiadas para prevenir causar daños significativos a otros Estados con corrientes de agua».
  3. El Convenio Regional para el  Manejo y  Conservación  de los  Ecosistemas Naturales Forestales y el Desarrollo de Plantaciones Forestales, del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) de 1996, que establece el compromiso de los Estados centroamericanos a «asegurar que las actividades dentro de su jurisdicción o control no causen daños al medio ambiente del país, ni a otros países de la región».

Importante acotar acá, que si el sector ambientalista no hubiese logrado detener el Proyecto Minero en el 2008, este proyecto minero hubiese operado justamente desde ese año, esta inmensa laguna de relaves habría sido impactada por Otto en el 2016, y pudo haberse rebalsados sus aguas con arsénico y otros contaminantes al ambiente, e incluso pudo romperse su dique y caer cientos o miles de toneladas de relaves al Río San Juan, y esto estaría complicando aún más las relaciones que tenemos con Nicaragua; pues incluso podría implicar una demanda internacional de ese país a Costa Rica por millones de dólares por el daño ambiental.

Es importante indicar que la ruptura de las Lagunas de Relaves es desgraciadamente bastante común en Zonas Tropicales, ejemplo de esto fue el gran derrumbe de la Presa de Brumadiñho  en el estado de  Minas Gerais ocurrido en enero del año 2019cuando un dique minero con aguas residuales de la mina Córrego de Feijão, propiedad de la minera  Vale S.A. , se derrumbó y derramó miles de metros cúbicos de agua y barro tóxico sobre la región; por lo que no sería algo insólito que algo similar pudiera ocurrir en Costa Rica de permitirse una infraestructura de estas dimensiones.

V INGRESOS ECONÓMICOS INCIERTOS PARA EL PAÍS

Mas adelante en el proyecto de ley de la diputada Corrales se indica:

“Si se considera el aporte económico, de haberse implementado el proyecto minero en la comunidad de Crucitas, para Costa Rica los ingresos hubiesen sido mucho más que ese 2% establecido sobre las ventas brutas, tal como lo establece actualmente el Código de Minería, pues habría que sumarle el pago por concepto de impuestos, por ejemplo solo el impuesto sobre la renta hubiese generado más de $84 millones. Además, por cada tonelada de mineral minado, se hubiese pagado $0.20 a un fideicomiso, el cuál sería monitoreado para proyectos sociales de las 7 comunidades alrededor de la mina, representado así $4.6 millones. Así como otros beneficios asociados en pro de las comunidades, tales como salarios, y costos de producción. En conclusión, el beneficio económico hubiese sido mayor a los $300 millones, es decir un 60% de la totalidad del proyecto.

No obstante, si analizamos el considerando 7 del Decreto de Interés Público y Conveniencia Nacional del proyecto Minero Crucitas este indicó:

“VII.—El proyecto Crucitas traerá varios beneficios económicos a la comunidad de San Carlos y el gobierno central. Entre estos beneficios están los siguientes: i) La mina tendrá una operación cercana a 11 años (incluye construcción, operación y cierre técnico). Esto significa que durante ese tiempo habrá desarrollo de las comunidades cercanas a Crucitas y necesidad de mano de obra; ii) La inversión inicial para construir la Mina Crucitas es cercana a US$ 65,000,000. Se calcula que gran parte de ese monto se usará para compra de servicios profesionales, pago de contratistas, compra de materiales y maquinaria; mucho de estos adquiridos en la zona de San Carlos; iii) Se estima que se dará empleo a 253 personas directas. En minería se calcula que por cada empleado directo, se da trabajo a 5 empleados indirectos; por lo que tendremos 1,265 empleados indirectos; iv) Dentro de los compromisos sociales se procurará que al menos el 75% de los empleados sean de la zona cercana a Crucitas; v) Planilla:  La planilla anual para  pagar  los  empleados  se estima en US $ 4,132,859; vi) Impuesto local. El código de minería establece que las empresas mineras deberán pagar el 2% de su utilidad bruta a la comunidad; por lo que la municipalidad de San Carlos y la comunidad del área  de  influencia a  Crucitas  recibiría  anualmente un aproximado de US $ 1,441,158 durante ocho años (para un total de US $ 11,529,263); vii) Se maneja un fideicomiso para desarrollar obras sociales y las acciones de la comisión de monitoreo del Proyecto Crucitas, que recibiría anualmente la suma de US $ 364,063 y viii) El proyecto Crucitas pagará impuestos al gobierno central, se tiene calculado un pago anual por impuesto de renta de US $ 8,790,289 para un total por la vida de la mina de US $ 70,322,309.”

Nos permitimos llamar la atención de la diferencia de las cifras dadas por este proyecto de ley, a las dadas en el Decreto de Interés Público y Conveniencia Nacional del 2010, donde los ingresos iban a ser de tan solo 11 millones de dólares por concepto del canon minero, la inversión de 65 millones de dólares, 5 millones de dólares de salarios anuales, por 10 años son tan solo 50 millones de dólares con lo que los ingresos para el país habrían sido  de poco mas de cien millones de dólares, y no trescientos como se afirma en este proyecto de ley.

Ahora bien, respecto del impuesto de renta, es bien sabido que en Costa Rica, las empresas concesionarias trasnacionales como Autopistas del Sol, han utilizado de forma muy eficiente mecanismos de elusión para no pagar renta en varias ocasiones en los últimos 10 años, pese a que en el expediente de Concesión, se hablaba que iba a pagar renta en el rango del 30% por sus grandes utilidades.

Sobre este tema, un párrafo del Laudo Arbitral del Caso Crucitas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que llama la atención es donde se dice:

«A la luz de la redacción del Tratado, el activo que califica como inversión a los efectos de establecer la jurisdicción son las acciones de la Demandante en Industrias Infinito, las cuales son propiedad indirecta de la Demandante, a través de Crucitas (Barbados) Limited, una sociedad constituida según las leyes de Barbados, es decir, una empresa de un tercer Estado 219. En consecuencia, las acciones constituyen la inversión respecto de la cual, según el Tratado, aplica el requisito de legalidad. Visto desde esta perspectiva, las acciones de la Demandante en Industrias Infinito distan mucho de ser una «inversión secundaria», tal como alega la Demandada. Por el contrario, constituyen la inversión principal de la Demandante, sin la cual no tendría acceso a la jurisdicción «

Es interesante entonces que Infinito Gold, fuera dueña de Industrias Infinito por medio de una empresa domiciliada en Barbados como lo es Crucitas Barbados, y es interesante pues Barbados estaba según la Unión Europea hasta el 2019 como uno de los llamados paraísos fiscales, y si bien se sacó de esta lista, luego se volvió a incorporar en el 2020; y acá la pregunta es ¿por qué era necesario que Infinito Gold, fuera propietaria de Industrias Infinito por medio de una empresa domiciliada en un paraíso fiscal?.

Una posibilidad, que no afirmamos categóricamente, pero que tampoco descartamos, es que con esta conformación societaria, a Industrias Infinito, en caso de haber iniciado operaciones, le habría sido muy sencillo no reportar ganancias, y por ende no pagar impuestos en Costa Rica, pues les habría sido posible vender el Oro a precio de costo a Crucitas Barbados, y como allí es un paraíso fiscal, desde esta última, vender el Oro al destinatario final con sus utilidades, y así no pagar impuestos ni a Costa Rica, ni a Canadá.

Situación muy grave, pues dado que el canon minero en Costa Rica es de tan solo un 2%, el único ingreso significativo que habría tenido el país producto de este proyecto minero, lo era producto del ingreso por concepto del Impuesto de Renta; pero para que se reporte este ingreso con ventas al extranjero, es necesario o tener muy buenos controles de la producción y las ventas, o que la empresa de buena fe no utilice una segunda empresa en un paraíso fiscal para evadir sus obligaciones tributarias, cosa de la cual precisamente nos venimos a enterar con este Laudo.

VI AFECTACIÓN DE IMAGEN AMBIENTAL

Para nadie es un secreto, que internacionalmente Costa Rica se vende como un destino turístico ambiental, pues por ejemplo, a diferencia de la mayoría de lugares turísticos, en Costa Rica las paredes o muros de los hoteles  no colindan directamente con las playas, sino que tenemos la figura de la Zona Marítimo Terrestre, donde su zona pública permite tener una cobertura arbórea que es utilizada por la fauna y flora local; y por ende, no es extraño que un turista, para caminar desde su hotel de playa a mar, deba de caminar por   la sobra de árboles nativos y viendo y escuchando aves exóticas como las Lapas, lo que no encuentran en  otros destinos turísticos del planeta.

Justamente   esta fama internacional hace que en canales como National Geografic o Discovery Channnel muestren a Costa Rica como un paraíso ambiental, donde se resalta que el país ha realizado grandes esfuerzos de conservación, de mantenimiento de Áreas Protegidas y Zonas Boscosas, y es justamente esta imagen verde, lo que  ha favorecido que el Turismo, sea la principal fuente de ingresos del país.

Ejemplo de esto es el documental de Nat Geo titulado “El Camino de Costa Rica” que está en la lista de los mejores alternativas de aventura junto a Arapahoe Basin, en Colorado; Palau; el Río Sena, en Francia y New Brunswick, en Canadá; el trayecto que recorre comunidades rurales durante 16 días, sale de Parismina o Barra del Pacuare y termina en Quepos. Acá se muestra el recorrido desde el Mar Caribe hasta el Océano Pacífico por una ruta de senderismo, atravesando comunidades rurales e indígenas y ecosistemas, mientras se disfruta de experiencias gastronómicas y de las bellezas naturales de nuestro país. Esta información se ubica en:

https://www.nationalgeographic.com/travel/article/best-of-the-world-2022?cmpid=org=ngp::mc=vanity::src=ngp::cmp=BOTW_2022::add=vanityurl_press

Claramente que si Costa Rica da un giro a su tradición ambiental, y empieza a implementar prácticas extractivas como sería aprobar el Proyecto Minero Crucitas o la extracción de Petróleo o Gas Natural, esta imagen verde podría deteriorarse a nivel   internacional, y lo poco que “ganemos” con el extractivismo, se podría perder producto  de la disminución de la actividad Turística que produce un capital mayor con externalidades positivas a diferencia de la Minería que tiene un impacto negativo a  72 servicios ambientales y que al impactarlos se convierten perdidas económica sustanciales. Además de otras externalidades negativas como insalubridad, inseguridad, pérdida de soberanía, la pobreza, y patologías sociales como alcoholismo, prostitución y violencia doméstica. Lamentablemente estas son característica  de la gran mayoría de los proyectos Mineros en Latinoamérica.

VII CONCLUSIÓNES Y RECOMENDACIÓN

  1. Si bien es cierto la contaminación por la actividad extractiva ilegal que se ha dado en los años recientes en Crucitas es considerable, la afectación ambiental, social y económica que se pudo o puede dar al aprobar un Proyecto Minero como Crucitas  es todavía mayor, porque:
  2. Las Lagunas de Relaves Mineros no se degradan y su contaminación perdura por cientos de años.
  3. Las Lagunas de Relaves Mineros usualmente contaminan a mediano y largo plazo los acuíferos de la zona donde se instalan, con elevadas cantidades de metales pesados, lo que afectaría la actividad humana de la zona, incluyendo la actividad agrícola.
  4. La Laguna de Relaves del Proyecto Minero Crucitas iba a tener 143 hectáreas, y ante un eventual derrumbe de su embalse, las aguas y sedimentos contaminados pueden ir a dar al Río San Juan, lo que provocaría un conflicto internacional mayor con Nicaragua, y podría implicar una condena económica de millones de dólares para el país.
  5. La legislación actual, y la poca capacidad de control que ha demostrado tener Costa Rica para las concesiones, harían que los ingresos económicos que se han prometido, no lleguen a suceder, máxime porque en el Laudo Arbitral nos llegamos a enterar que Infinito Gold era dueña de Industrias Infinito por medio de Crucitas Barbados, a saber una empresa domiciliada en un Paraíso Fiscal, lo que levantó las alertas y sospechas de que se iba a utilizar dicha estructura para no cancelar los Impuestos de Renta prometidos.

Por lo anterior, consideramos que aplicando un análisis FODA, si bien existe la oportunidad de la explotación de Oro pues existen las Reservas Mineras, Costa Rica no posee ninguna Fortaleza para realizar dicha actividad, y mas bien como Debilidad tenemos que intentar una actividad extractiva deteriora nuestra imagen de país ambiental, lo que tiene la amenaza de reducir el Turismo, que es la principal fuente de ingresos del país; adicionalmente, tenemos la Debilidad de que al tener mantos acuíferos en la zona, existe la Amenaza de que estos fácilmente pueden contaminarse, máxime ante la instalación una Laguna de Relaves de 143 hectáreas, donde sería imposible garantizar su sellado; igualmente otra Debilidad es que al estar la zona de Crucitas en las cercanías del Río San Juan, la ruptura de esta Laguna de Relaves tiene la amenaza de que toneladas de este material pueda ir a dar al Río San Juan, lo que implicaría una contaminación trans fronteriza, que no solo nos Amenaza de ser demandados por Nicaragua por millones de dólares; sino que además también Amenaza en dañar aún mas las relaciones que tenemos con el Gobierno de este país; y todo esto, para que al final, dado que Costa Rica tiene como Debilidad un marco regulatorio laxo para realizar el debido control de las concesiones, claramente existe la Amenaza de que un proyecto Minero como Crucitas no pague al Gobierno de Costa Rica las sumas por impuestos ofrecidas y o proyectadas; máxime  que esta Amenaza se vio visibilizada , al percatarnos en el Laudo Arbitral del Caso Crucitas ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), que Infinito Gold es dueña de Industrias Infinito, por medio de Crucitas Barbados, domiciliada en un paraíso fiscal, que habría permitido o permitiría que Industrias Infinito venda a costo a Crucitas Barbados el material extraído, y luego  Crucitas Barbados podría vender a Infinito Gold el material con las utilidades que quisieran, pues en ese país no se pagan impuestos, propiciando así que Costa Rica no recibiera el dinero de los impuestos de renta ofrecidos.

RECOMENDACIÓN:

Por esto, en un país de tradición de Turismo Ecológico, y cuyo principal ingreso lo es el Turismo de Naturaleza, lejos de aprobar el Proyecto Minero Crucitas o alguna variante del mismo, en su lugar, como una estrategia de Gobierno, que consideramos  sería de agrado a la mayoría de la población, nos permitimos proponerle que en la zona de Cútris de San Carlos, específicamente en la ubicación de la antigua Concesión Minera del Proyecto Minero Crucitas, se establezca vía Decreto Ejecutivo una Zona Protectora  que permita dar una mayor protección ambiental a la zona, que permita incrementar la actividad Turística del país, y que impida que personas con poca conciencia ambiental, destruyan de por vida el medio ambiente de la zona, esto para obtener un beneficio económico personal  a corto plazo, y dejando una destrucción ambiental a largo plazo, e incluso una posible demanda internacional por parte de Nicaragua donde Costa Rica perdería millones de dólares., y que empeorarían la ya deteriorada relación con el Gobierno de ese país.

CUESTIÓN DE TRÁMITE

No omitimos indicarles, que en caso que se requiera que ampliemos esta información o que aportemos alguna de la documentación acá referenciada, con gusto podemos hacerlo, e incluso nos gustaría poder participar de una reunión para poder exponerles con mas detalle esta información.

NOTIFICACIONES

Para nuestras notificaciones pueden realizárnoslas al correo: ginobiamonte@hotmail.com  con copia al correo bgamboa@abogados.or.cr

De antemano agradecemos los buenos oficios en la atención y análisis de la presente.

Atentamente:

Gino Biamonte C.

Presidente de la Asociación Preservacionista de Flora y Fauna Silvestre (Apreflofas)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias