martes 6, diciembre 2022
spot_img

López Obrador dice a Biden que inflación tiene que ver con desajustes y guerra en Ucrania

Ciudad de México, 12 jul (Sputnik).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo en un encuentro con su homólogo de EEUU, Joe Biden, que la inflación tiene que ver con desajustes en la economía mundial, la pandemia y la guerra en Ucrania, y propuso un plan bilateral de cinco puntos en materia de energía, combustibles, aranceles, inversión, y migración, entre los dos países norteamericanos vecinos.

«Las altas tasas de inflación tienen que ver con los desajustes de la economía mundial, por la pandemia y la guerra en Ucrania, pero también debemos reconocer que desde hace tiempo no estamos produciendo lo suficiente», dijo el mandatario en un prolongado discurso leído ante Biden en el Salón Oval de la Casa Blanca.

López Obrador dijo que la propuesta coincide con los planteamientos del presidente anfitrión, «y puede resumirse en cinco asuntos básicos de cooperación»: respecto a la venta de combustibles en la frontera, distribución por gasoductos en la zona limítrofe; eliminar aranceles; inversiones públicas y privadas para evitar importaciones de mercancías de otras regiones y continentes; y un programa de visas temporales de trabajo para migrantes.

El gobernante mexicano añadió que en las últimas tres décadas se aceptó de manera cómoda que China sería la «fábrica del mundo».

Esa condición económica se admitió «con la falaz idea de que, en la globalidad, no era necesaria la autosuficiencia alimentaria, energética y de otros bienes, porque podíamos importar lo que necesitáramos», prosiguió.

Sin embargo, apuntó que la realidad actual muestra que para Norteamérica «es indispensable producir lo que consumen nuestros países y regiones».

El líder del país latinoamericano dijo que sin llegar al extremo de cerrar las economías es necesario «pensar que el desarrollo de las naciones depende de su capacidad productiva».

Para defender su propuesta migratoria recordó que en 1943 el presidente Franklin Delano Roosevelt (1933-1945) reconoció esa realidad y tomó la decisión de apoyar el programa migratorio, llamado «Bracero», por el cual miles de jornaleros agrícolas mexicanos ingresaron a EEUU de manera legal para ayudar en la producción de alimentos.

Mencionó que incluso durante la construcción del ferrocarril en la década de 1940 EEUU contrató a 130.000 trabajadores mexicanos mediante este procedimiento, pactado por ambos gobiernos.

Ese programa migratorio dio buenos resultados en lo productivo y laboral, y fue «un marco más seguro con menos violaciones a los derechos humanos, si se compara con las disposiciones migratorias actuales».

La propuesta migratoria mexicana actual es parecida a ese programa de hace casi 80 años.

«Es cierto que ya nos une e integra el Tratado México EEUU y Canadá (T-MEC de libre comercio) pero todavía hay márgenes para intensificar nuestra relación bilateral», dijo el presidente visitante.

La propuesta para ordenar el flujo migratorio permitiría la llegada a EEUU de obreros, técnicos y profesionales de distintas disciplinas, mexicanos y centroamericanos, con visas temporales de trabajo, para asegurar que no se paralice la economía por falta de mano de obra. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias