jueves 29, septiembre 2022
spot_img

Comisión Interamericana de Derechos Humanos condena agravamiento de inseguridad en Haití

Puerto Príncipe, 21 jul (Sputnik).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos condenó el miércoles el agravamiento de la situación de inseguridad en Haití y alentó al Gobierno y la comunidad internacional a buscar soluciones al fenómeno.

«La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el agravamiento de la situación de inseguridad estructural en Haití, en particular los conflictos y actos de violencia armada que afectan a los barrios populares de la capital, Puerto Príncipe», dijo la entidad en un comunicado.

La corte lamentó que los enfrentamientos más recientes entre las pandillas armadas en Cité Soliel, al norte de la capital, dejaron 99 fallecidos, 135 heridos y más de 2.500 desplazados, de acuerdo con un informe de Naciones Unidas.

«Las acciones de las bandas armadas han paralizado el popular barrio, que cuenta con más de 300.000 habitantes, y han impedido el acceso a los servicios públicos y a las actividades esenciales y de emergencia en la zona, además de afectar al funcionamiento del puerto de Varreux, que es el punto de acceso de mercancías y ayuda humanitaria en el país», dijo la CIDH.

En el primer semestre del año se registraron 934 asesinatos, 680 secuestros y 684 lesionados como consecuencia de las acciones de los grupos armados, dijo el organismo citando datos de la ONU.

En este sentido, alienta al Estado y a la comunidad internacional a implementar soluciones basadas en la protección integral de los derechos humanos, el fortalecimiento de la institucionalidad encargada de la seguridad ciudadana y la institucionalidad democrática.

También prevenir la introducción ilegal de armas y municiones y su trasmisión a grupos criminales, e instó a las autoridades a reducir los niveles de violencia, promover el desarme y la reinserción de los integrantes de pandillas en la sociedad.

En los últimos meses, el país caribeño experimenta un auge de la inseguridad y la proliferación de las pandillas que operan con impunidad en Puerto Príncipe y otras ciudades.

Tras el asesinato en 2021 del presidente Jovenel Moïse este fenómeno se disparó con el aumento de los secuestros y asesinatos, además de los recurrentes enfrentamientos de los grupos armados que dejan numerosas víctimas entre la población civil. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias