sábado 4, febrero 2023
spot_img

Polonia se niega a reducir consumo de gas al igual que lo harán otros países de la UE

Varsovia, 25 jul (Sputnik).- Polonia no aceptará reducir el consumo de gas, como aceptaron hacerlo otros países de la Unión Europea, declaró este lunes en una rueda de prensa la ministra polaca de Clima y Medio Ambiente, Anna Moskwa.

«Lo que la Comisión Europea ha propuesto es un nuevo mecanismo de solidaridad de gas. Lo que es inaceptable en las propuestas de la Comisión Europea son los intentos de imponer mecanismos de reducción obligatorios», dijo la titular.

Según Moskwa, «resulta difícil que el Estado acepte la reducción obligatoria del consumo de gas, sin saber cómo será el próximo invierno, sin tener garantizados sus propios intereses».

«Podemos hablar sobre el tema de los mecanismos voluntarios, podemos hablar sobre el tema de la economía en algunos países, como dice la agencia internacional de la energía», agregó.

La ministra polaca recordó que «mañana en Bruselas se celebrará una reunión sobre la seguridad energética» y la cuestión del gas.

«Nuestras bóvedas, como saben, en este momento ya están llenas. Contamos con unos suministros seguros. Todas las necesidades se satisfacen, a diferencia de 11 países de la UE, que ya hoy han impuesto restricciones», destacó.

La ministra de Polonia recalcó que Varsovia no tiene ni necesita «ninguna restricción». Según Moskwa, no solo su país está en contra de las propuestas de la Comisión Europea.

«Es difícil discutir los mecanismos obligatorios preparados por la Comisión Europea en unos pocos días, se puede decir, sobre la marcha. No podemos aceptar eso, y no solo nosotros. Grecia, Portugal, España, Chipre, Malta y otros países también se oponen a semejantes decisiones», recalcó.

La Comisión Europea propuso el pasado 20 de julio coordinar las medidas de reducción de la demanda de gas, estipulando que los Estados, inicialmente, se comprometen de forma voluntaria a reducir su necesidad en un 15 por ciento para el período entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023.

Una vez aprobada la regulación, la Comisión Europea, tras consultarlo con los Estados de la UE, podría emitir la llamada «advertencia» sobre la seguridad de los suministros, lo que significaría la obligación de todos los países de reducir la demanda.

Ese mecanismo podría activarse si se reducen seriamente o cesan por completo los suministros de gas desde Rusia,.

Los países que se oponen a la propuesta alegan que no dependen tanto del gas ruso como para exigir a sus ciudadanos que disminuyan el consumo. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias