jueves 11, agosto 2022
spot_img

Arqueólogos hallan restos de soldados hessianos en sitio de batalla por independencia EEUU

Washington, 2 ago (Sputnik).- Un equipo de voluntarios y arqueólogos halló restos de unas 13 personas en una trinchera de una de las batallas más importantes de la guerra por la independencia de EEUU (1775-1783) ocurrida en 1777, posiblemente soldados hessianos que luchaban junto a las fuerzas británicas contra los revolucionarios en el este de las entonces colonias, informaron este martes las autoridades.

«Según lo que hemos encontrado y el contexto de lo que hemos encontrado, los restos parecen ser (soldados) hessianos», dijo Wade Catts, presidente y arqueólogo principal de la empresa South River Heritage Consulting de Delaware, quien dirigió la excavación junto a expertos de la universidad Rowan de Nueva Jersey (este), en una conferencia de prensa.

El 22 de octubre de 1777, en medio de la guerra por la independencia, unos 500 soldados del ejército de George Washington derrotaron a más de 1.000 miembros de las fuerzas hessianas (mercenarios alemanes) que luchaban para los británicos en la zona llamada Red Bank e intentaban capturar Fort Mercer, sobre el río Delaware en la costa de Nueva Jersay.

La inesperada victoria en la defensa del fuerte construido por las fuerzas de Washington logró demorar el envío de provisiones al ejército británico en Filadelfia.

En un video publicado en las redes sociales de la universidad, Catts dijo que el hallazgo de la tumba común, que comenzó en junio, fue sorpresivo pues no existía documentación sobre entierros en el sitio de batalla.

«Buscábamos llegar al fondo de la trinchera de Fort Mercer pero a medida que avanzábamos hacia el fondo, que está a casi metro y medio de la superficie, comenzamos a hallar material militar y ahí supimos que llegamos a 1777», comentó Jennifer Janofsky, profesora de historia de la universidad y parte del proyecto arqueológico.

Entre el material hallado habían munición de mosquetes, hebillas de pantalones y una guinea de oro con la imagen del rey Jorge III.

Pero casi al final de ese día de junio, uno de los voluntarios halló un fémur, por lo que el equipo de arqueólogos amplió la zona de excavación en la trinchera que rodea lo que era el fuerte.

«Nunca me olvidaré de ese momento, fue sorprendente, fue abrumador, fue triste (…) le da un contexto más real a la batalla que sucedió en este lugar», añadió la profesora, que dijo que se analizarán los restos con exámenes de ADN, entre otros, para recabar información sobre la época e intentar hallar descendientes de los soldados.

Casi 400 soldados hessianos murieron en la batalla, frente a 14 de las fuerzas locales. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias