viernes 19, agosto 2022
spot_img

Inundación complica rescate de 10 trabajadores en mina colapsada en el norte México

Ciudad de México, 5 ago (Sputnik).- Las operaciones para rescatar a diez trabajadores atrapados tras un derrumbe accidental en una mina de carbón, ocurrido el miércoles pasado en Sabinas, estado de Coahuila, norte de México, se dificultan por la inundación de tres pozos de acceso, informó este viernes la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez.

«El lugar se encuentra a 350 metros de un afluente del río Sabinas y 370 metros de la mina Concha Norte, son tres pozos que se encuentran inundados», dijo la funcionaria federal desde la boca de la mina.

A más de 40 horas del colapso de una pared de un túnel donde trabajaban los mineros ocurrido la tarde del miércoles, los trabajadores continúan atrapados a 60 metros de profundidad en una zona de galerías inundada por un acuífero subterráneo.

Equipos de bombeo se han instalado «para bajar el nivel de agua y permitir que los cuerpos de búsqueda y rescate puedan ingresar de manera segura a la mina», dijo la funcionaria federal en un enlace de vídeo con la conferencia de prensa diaria del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la mina, localizada unos 100 kilómetros de la ciudad de Piedras Negras, fronteriza con EEUU, trabajan en el operativo de rescate 383 civiles y militares, apoyados con 18 equipos de bombeo de la Comisión Nacional del Agua y compañías mineras.

Operativo de rescate

Además de los diez trabajadores atrapados, cinco mineros lograron salir poco después del incidente, tres de ellos permanecen internados en una clínica de salud y dos más se encuentran en sus hogares.

La primera fase de la operación de rescate consiste en bajar el nivel del agua en los pozos de acceso inundados.

El bombeo constante permite la extracción promedio de «60 litros de agua por segundo aproximados, para un volumen de extracción diario de 5.111 metros cúbicos», dijo la responsable federal de Protección Civil.

Un equipo generador de energía llegó desde la capital del país, a más de 1.000 kilómetros de distancia, y una línea de energía directa proveerá de energía permanente al sitio donde se localiza la mina.

«Se ha observado una disminución de los niveles de agua a 30 metros a partir del accidente. Resulta indispensable reducir el nivel del espejo de agua en la zona del incidente para permitir el ingreso seguro del equipo especializado en búsqueda y rescate», explicó Velázquez

Para impedir que continúe el flujo de agua a los pozos inundados, unidades militares perforaron dos barrenos donde construyen una pared de bloqueo y colocaron equipo de bombeo para ampliar la capacidad de extracción de agua.

«Los rescatistas han realizado dos perforaciones para colocar una cortina que impide que siga fluyendo agua a los pozos y baje el nivel del agua con la extracción» , dijo a su turno el subsecretario de la Defensa, general Agustín Ravilla,

Mientras se instala una línea de energía eléctrica, los rescatistas cuentan con siete generadores portátiles de energía y tres transformadores, proporcionados por la compañía nacional y mineras privadas de la remota zona carbonífera del norte del país.

Al sitio ya llegaron seis buzos y 30 rescatistas de fuerzas especiales con personal para salvamento en estructuras colapsadas y binomios caninos.

La Fuerzas Armadas han desplegado a 230 militares apoyados con 11 generadores eléctricos, ocho torres de iluminación, y 60 vehículos terrestres, tres aeronaves de ala fija, un helicóptero, siete ambulancias y una veintena de equipos de bombeo para extracción de agua de 50 a 100 caballos de fuerza. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias