martes 27, septiembre 2022
spot_img

Mitsubishi seguirá evaluando los riesgos de su participación en Sakhalin-2

Tokio, 1 sep (Sputnik).- La multinacional japonesa Mitsubishi Corporation anunció que seguirá evaluando los riesgos derivados de su participación en Sakhalin-2, proyecto de explotación de hidrocarburos en el mar de Ojotsk.

«Discutiremos los términos y condiciones de un acuerdo de accionistas con las partes interesadas y continuaremos evaluando los riesgos relacionados con el proyecto, asumiendo varios escenarios», comunicó la empresa este jueves.

La compañía confirmó que Sakhalin Energy LLC, nuevo operador del proyecto, reanudó los suministros del gas natural licuado desde sus yacimientos.

«Sakhalin Energy LLC ha comenzado a suministrar GNL desde Sakhalin 2», declaró.

La víspera, el Gobierno de Rusia aprobó el traspaso del 10 por ciento de acciones de Sakhalin-2 a una subsidiaria de Mitsubishi, DGC Japan Co., LTD. De este modo, la corporación nipona tendrá la misma participación que antes.

La corporación británica Shell, el segundo accionista más importante del proyecto Sakhalin-2 (27,5 por ciento menos una acción), suspendió a finales de febrero pasado la cooperación con Gazprom, el socio mayoritario (50 por ciento). Las empresas niponas Mitsui y Mitsubishi tenían el 12,5 por ciento y el 10 por ciento, respectivamente. 

A finales de junio pasado, el presidente Vladímir Putin ordenó que el operador del proyecto, Sakhalin Energy Investment Company Ltd., se reconstituyera en Rusia en forma de compañía de responsabilidad limitada. El mandatario alegaba que algunas entidades y particulares extranjeros implicados en el proyecto habían infringido el acuerdo de producción compartida de 1994, con el subsiguiente riesgo de emergencias tecnológicas y naturales. 

El nuevo operador, Sakhalin Energy LLC, se constituyó el 5 de agosto y asumió dos semanas más tarde los derechos y las obligaciones de su predecesor.

El grupo Gazprom mantuvo su condición de accionista mayoritario del proyecto; a sus socios extranjeros se les reservó el derecho de participar en el capital social de la nueva empresa proporcionalmente a las cuotas originales. Si lo rechazan, el Gobierno de Rusia venderá las respectivas participaciones y transferirá el importe correspondiente a una cuenta especial, una vez hecha una deducción por daños y perjuicios.

El otro participante nipón, Mitsui, también anunció la decisión de continuar en el proyecto. El 30 de agosto, el Gobierno de Rusia autorizó traspasarle el 12,5 por ciento de acciones del nuevo operador.

El hasta ahora segundo accionista más grande, Shell, reafirmó el 31 de agosto que se retira del proyecto.

El pasado año, Japón pagó unos $35.860 millones por la importación del gas natural licuado, incluyendo unos $2.500 millones por el combustible del proyecto Sakhalin-2, según el diario Nikkei. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias