martes 27, septiembre 2022
spot_img

Pakistán se suma a la ONU y urge a Biden desbloquear los fondos de Afganistán

Nueva Delhi, 23 sep (Sputnik).- El primer ministro de Pakistán, Shahbaz Sharif, pidió al presidente estadounidense, Joe Biden, devolver a Afganistán 7.000 millones de dólares congelados desde hace un año, en su discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

«Pakistán insta a la comunidad internacional a responder de forma positiva a los llamados del secretario general de la ONU (…) a liberar las reservas de Afganistán que son necesarias para restablecer el sistema bancario del país», dijo Sharif desde la tribuna de la ONU.

Biden bloqueó en febrero 7.000 millones de dólares que Afganistán guardaba en los bancos estadounidenses.

Según un decreto de Biden, la mitad de la cantidad permanecerá en Estados Unidos y será utilizada para indemnizar a las familias de las víctimas de ataques terroristas, incluyendo los ataques del 11 de septiembre de 2001, pese a que el pueblo afgano no estuvo implicado en esos hechos.

La otra mitad de los fondos se utilizará para satisfacer las necesidades humanitarias de Afganistán, previa decisión de un tribunal.

Sharif alertó que la paralización de la economía y del sistema bancario dejó a 30 millones de afganos sin la posibilidad de ganarse la vida para construir un futuro mejor.

El aislamiento al que fue condenado el Gobierno interino de Afganistán, advirtió el primer ministro paquistaní, puede empeorar el sufrimiento de la población, mientras que la cooperación constructiva y el apoyo económico tendría un efecto positivo.

«Pakistán lidera los esfuerzos humanitarios para ayudar a nuestros hermanos y hermanas afganos, debemos impedir el estallido de una nueva guerra civil, el regreso del terrorismo y el narcotráfico o una nueva ola de refugiados que ningún país vecino tiene la capacidad de acoger», indicó.

Sharif remarcó que su país comparte las inquietudes de la comunidad internacional respecto a las amenazas que representan los grupos terroristas que operan en Afganistán, en particular Daesh (autodenominado Estado Islámico) y Al Qaeda (ambos prohibidos en Rusia), así como los talibanes paquistaníes (el movimiento Talibán está bajo sanciones de la ONU por actividad terrorista).

«Por otro lado, con el apoyo y la cooperación de las autoridades afganas interinas, la comunidad internacional debe satisfacer las necesidades humanitarias urgentes de Afganistán», apostilló.

El movimiento talibán (sancionado por la ONU por actividad terrorista) derrocó al presidente afgano Ashraf Ghani el 15 de agosto de 2021, poniendo así fin a dos décadas del conflicto armado con el Gobierno que era apoyado por Estados Unidos y otros países de la OTAN.

La caída de Ghani precipitó la salida caótica de las tropas estadounidenses que habían invadido Afganistán en 2001 con el argumento de la lucha contra el terrorismo.

A principios de septiembre de 2021, los talibanes formaron un gobierno interino en el que la mitad de sus miembros figuran en la lista de sancionados del Consejo de Seguridad de la ONU. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias