viernes 9, diciembre 2022
spot_img

Doble postulación o búsqueda de hueso

Se supone, aunque posiblemente no sea así, que quien elige ser candidato a presidente piensa diferente que quien desea serlo para diputado. Hace más de cinco décadas, un “germen político” sé entronizó en Costa Rica: ser político, es decir no trabajar más nunca. De esta manera no hay posibilidades de encontrar las personas idóneas intelectual y moralmente, llegando el o la persona que pulsea un hueso público y no quien debería. 

Hace tres décadas, escuché en la calle a una política crónica de mi pueblo, decirle a voz en cuello a un amigo mío que quería ser diputado: “mae (así hablan) tenés que hacer fila”. Mi amigo no hizo fila, ella si y ordeñó sin asco “la vaquita de siete tetas”, el negocio se le ha caído por la pérdida en tres ocasiones de su club deportivo-político.

Hoy que la Asamblea Legislativa (no le llamo congreso porque es demasiado nombre para lo que representa) busca regular la “doble postulación”, hay muchos gritos estertóreos que claman por un no, queremos la doble porque así si no es gallo es gallina. 

No debe ser, máxime que cualquier persona medianamente inteligente sabe, que los votos se consiguen entre los que votan, no entre el pueblo, no, entre los que votan: el mejor ejemplo es el de Johnny que llega por cualquier rejuntado. Esto ha dañado profunda e irremisiblemente algunos municipios, donde todo el dinero se va en gollerías. Pues bien, eso sucede en la Asamblea de diputados, con doble postulación les queda además de la oportunidad de ser diputados, la de negociar turecas* con el partido que va a segunda ronda mejor apertrechado.

Sin duda ya no volveremos a tener grandes partidos, con lo que hemos visto, sabemos de sobra que es más fácil negociar con novatones, piden menos y hay menos que repartir.

Viendo a dos eternos precandidatos de un partido, anunciando que siguen pulseándola, es muy sencillo saber que volveremos en cuatro años a una doble vuelta y un partido emergente subirse al poder.

¿Por qué razón estamos tan mal de liderazgo político?

Posiblemente desde la década de los setenta, comenzó la decadencia y no vemos que pueda mejorar, lo contrario, vamos de reversa. Solamente quedó el recuerdo de mejores épocas, desde 1970 no volvimos a ver líderes que además de inteligentes fueran coherentes con su pensamiento a la hora de ejercer el poder.

Podría explicar esto en base a mejores índices de desarrollo humano, que hacen que los costarricenses no le creamos a nadie ya, no creo que no haya gente inteligente, además tenemos una proliferación de puestos públicos donde el mando y el liderazgo se diluyen hasta quedar en nada.

Los costarricenses sabemos que nuestro voto ya no hace diferencia, siempre suben las mismas caras, es como una charada**: los actores cambian y el que era diputado ahora es ministro, el que fue ministro es hoy presidente ejecutivo, el que era viceministro hoy es embajador.

Vean y sigan el desarrollo de esa idea de doble postulación y verán quiénes buscaban esto o aquello. De hecho alguien tiene que pagar las jaquimas de la campaña y ¿qué mejor que un hueso de diputado?

* tureca

1. f. Nic. Trampa para cazar aves.

2. f. Nic. Hombre homosexual.

RAE.

** charada

  1. nombre femenino
    Acertijo o pasatiempo que consiste en adivinar una palabra a partir de las pistas que se dan sobre su significado y sobre el de las palabras que pueden formarse tomando una o varias de las sílabas de esta. RAE.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes.es médico

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias