jueves 1, diciembre 2022
spot_img

¿La primavera cubana?

Lejos aparecen en la memoria de mi generación, las fotografías y los cortos blanco y negro, luciendo a un joven Fidel Castro con otros barbudos, marchando por las empinadas cuestas de la Sierra Maestra: puro marketing.

Quizá lo que la CIA no consiguió, lo ha conseguido IAN, el furioso huracán que ha destruido la red eléctrica cubana, trayendo el enojo del pueblo, ya por si mismo oprimido.

Nunca he comprendido si el sostenerse el “reino de los castro” ha sido una maniobra de Washington o es real. No lo sé, es muy complejo y casi imposible de creer que un pequeño país haya sobrevivido en la axila del imperio más poderoso de la historia.

Ya Rusia no parece animada a meterle el hombro al régimen, no puede o no quiere o ambas. China cuida demasiado sus mercados estadounidenses, no se arriesga a enojar a los consumidores locales, es más importante que cualquier ejército, al cabo el Partido Comunista Chino es semejante al Partido Comunista Cubano, solo que muchísimo más rico: un nido de vividores. Los chinos entienden muy bien de qué se trata, de vivir bien y rodeados de pobreza.

Cuba, la linda isla que enamoró a los españoles y que por siglos fue ansiada por otras potencias ultramarinas, Cuba, la tierra pródiga, la triste broma hecha a la memoria de Martí, la siempre pisoteada. En muchos aspectos el pueblo cubano es admirable, es estoico porque el vacilón y la música los hace soportar, son como aquel pueblo Romano que asistía al Coliseo a divertirse, mientras los Cesares gozaban del poder y la riqueza. Las calles de la Habana están siempre llenas de bulla y una alegría envidiable dentro de la carencia. He conocido algunos médicos cubanos, educados, prudentes (quien no en ese régimen) que realmente no aspiran a más porque no han conocido otro mundo. Quisiera aclarar para evitar la ira de nuestros progres, que tampoco esta fiesta de consumo enajenarte es buena, no, porque se acaba trabajando para mantener un estatus quo que no es real, se trabaja para aparentar, no para ser. La libertad de Lord Acton, un libro que enseña mas que cualquier cátedra universitaria, muestra cómo el único bien inapreciable, la libertad, es el mayor anhelo del ser humano. Con más de sesenta años de una total conculcación de los derechos fundamentales, el pueblo cubano sabe que ya no hay más, el omnipresente gobierno cubano no puede ofrecer absolutamente nada, nada de nada. El ejército cubano no puede seguir tomando represalias, salvo una matanza, que posiblemente no haría. Si han evitado un golpe es porque el aparato represivo cubano (G2) fue educado por la KGB, aunque esta ya acabó cuando Putin dejó el nido y se convirtió en millonario. ¿Podrá acabar esta nueva primavera? Recordemos que Díaz-Canel es un post revolucionario que escaló políticamente con paciencia, pero nunca vivió lo que sucedió antes y después de Batista el dictador. En este momento, cuando los EEUU están gobernados por los demócratas, que saben que el régimen caerá víctima de su propio desgaste, que el pueblo no necesita armas, el cubano no es de armas, nunca lo fue, siempre esperó a que las cosas sucedieran y nada más.

Hoy, en un mundo en crisis, que se polariza cada vez más, es factible que ningún socio comercial de los EEUU se atreva a ayudarle al régimen, incluso Nicolás Maduro, el Alter Ego de Chávez, no se atreve a hacerlo ahora que su mundo comienza a cambiar gracias a Petro y Biden, no lo hará. Ortega es un pedigüeño internacional, no puede ayudar, está preso de esa inmensa telaraña que tejió con Chayo y que se desintegrará en cualquier momento, dejándolos caer al suelo como moscas momificadas.

¿Será solo otra pantomima del pueblo cubano? Eso no lo puede adivinar ni Soraya ni Madame Gandara, ya no están entre nosotros, ningún santero cubano puede hacer más nada. Es una lucha entre la miseria del pueblo contra el bienestar de los políticos y los militares cubanos. Será en poco tiempo que el desenlace se verá, o una represión más o la libertad.

(*) Dr. Rogelio Arce Barrantes es médico

Más noticias

10 COMENTARIOS

  1. Lo de Cuba es una triste historia.Perdieron su capital humano ,lo mas valioso.En Miami, donde los cubanos encontraron refugio e hicieron de esa ciudad algo impresionante y bella, es penoso ver la «calidad» en educacion ,el habla y modales de los que recien llegan.Son gente sin preparacion,sin anhelos,acostumbrados a no hacer nada,pues no hay nada que hacer en Cuba.
    Siempre le digo a los progres de nuestro pais : vean a los nicaraguenses,el granero de centroamerica en lo que terminaron…………Venezuela,el otrora pais rico con las mayores reservas de petroleo,ver a su gente durmiendo en las calles de otras naciones.Asuntos impensables hace decadas.Y por supuesto Cuba ,que como bien dice el autor,60 años despues no llego a nada,ni llegara a nada.

  2. Curioso dato, afirman que el desastre causado por el huracán Ian, principalmente en Pinar del Río y en la Habana, es culpa del Partido comunista y están haciendo manifestaciones en su contra. Qué estarán pensando con lo sucedido en La florida, donde el desastre fue quizá mayor. Será culpa de Biden o de los poquísimos comunistas que pueden encontrarse viviendo en Miami. Claro, en La Florida, con sobrada razón, están reclamando que el gobierno no atiende su necesidades mientras manda miles de millones de dólares en armamentos para alimentar la guerra de la OTAN contra Rusia en Ucrania. Yo creo que las llamadas primaveras o revoluciones de colores alimentadas y financiadas desde Estados Unidos pasaron su momento. Con respecto a Cuba no son más que deseos, aspiraciones, sueños de opio. jf

  3. Ya el comunismo no es más que una charada, aquí tenemos un “comunista” que se decía buen rojo, apellido Montero por cierto, con 9.000.000 por mes de pensión. Eso fue lo que dejó el comunismo señor Montero.

    • Estaré de acuerdo con usted en la medida en que reconozca que esas pensiones de privilegio fueron aprobadas bajo el gobierno liberacionista de Luis Alberto Monge Álvarez. Recuerde que en su campaña decía: » si no me dan una abultada mayoría en la Asamblea Legislativa , por favor, no me den la presidencia»…y claro, le dieron lo que pedía, lo cual aprovechó para esto que hoy llaman «PENSIONES DE LUJO».

  4. Los sobrinos de Ñoño sufrieron esa maldición, Rolando que se lanzó hasta del Virilla sin éxito y Johnny hurtando sin asco en el municipio.

  5. Pobres siervos menguados, no pueden entender que hay pueblos que no están dispuestos a ser eso que ellos son y que sí tienen valores como la solidaridad, el honor y la libertad y están dispuestos a luchar por esos valores; de esta insípida extrema derecha criolla no se espera mucho, al menos un poco de originalidad, pero no, todo copiado del libreto de propaganda yanki, Cuba tiene más de 60 años de luchar contra el terrorismo militar, comercial, informativo y biológico de este imperio criminal que son los EUA y no importa cuánto les moleste a ustedes eso no va a cambiar.

    Dice ahí que es doctor, en cuántos de los países más pobres del mundo en Asia, África o América Latina, ha estado usted colaborando como médico, sin cobrar, por pura solidaridad con esos pueblos olvidados como sí lo hacen cientos de miles de doctores cubanos, en los sitios más maltratados por el capitalismo criminal que usted alaba.
    Julio César Madrigal Mora, cédula de identidad No. 4-0115-0225

  6. Mire, la medicina cubana se divide en dos: a) medicina especializada, algunas ramas han sido innovadoras, la ortopedia y la oftalmología, las enfermedades tropicales, b) la medicina para el pueblo y exportar a otros países cobrando por supuesto, es pésima. Tuvimos cuando “la contra”verdaderos “médicos cubanos “masacre”, una horripilación de práctica. Aquí nadie engaña a nadie, los gringos son unos cabrones, nadie podría defenderlos, pero 60 años de horror en Cuba no se los brinca un sapo, se dan porque el pueblo cubano es aguantador. Llegará un día que el “régimen G2” caerá, ahora que Biden compró al Maduro, ya verán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias