viernes 2, diciembre 2022
spot_img

Costa Rica en alertas verde y amarilla por tormenta tropical

San José, 7 oct (EP/PL).- Costa Rica amanece en alertas amarilla (preparación) y verde (informativa) ante el posible aumento de las lluvias por la influencia indirecta de la onda tropical No. 41, que podría convertirse hoy en la tormenta tropical Julia.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) decretó alerta amarilla para la Zona Norte y el Pacífico Sur de esta nación centroamericana, mientras el resto del territorio está en alerta verde por el tránsito del evento climatológico este fin de semana y el lunes venidero.

La CNE refiere que según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, existe la posibilidad de que se convierta en la Tormenta Tropical Julia este viernes en horas de la tarde-noche y continúe su avance probable hasta la costa del Caribe de Nicaragua el domingo en la mañana.

El organismo tico de prevención, asistencia y socorro solicita a la población acatar las recomendaciones de los entes oficiales y permanecer atentos ante cambios en el entorno, principalmente en zonas propensas a deslizamientos o lugares de inundación recurrentes.

En ese contexto, el informe de anoche del Instituto Meteorológico Nacional refiere que no se presentan lluvias importantes en el país.

Precisa que la onda tropical No. 41 se localiza cerca de Colombia y se espera que se convierta en depresión tropical en el transcurso de la noche y mantiene su desplazamiento hacia el Oeste, en dirección a Nicaragua.

El seguimiento a este fenómeno parte de una intensa temporada de lluvias en Costa Rica, al punto que durante septiembre, las instituciones del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo atendieron más de mil incidentes por inundaciones.

La Comisión Nacional de Emergencia alerta que octubre es uno de los meses más lluviosos del año y este no será una excepción.

Las fuertes precipitaciones del mes anterior provocaron una tragedia el día 17, cuando un deslizamiento de tierra arrastró un bus a un precipicio de más de 80 metros, con saldo de nueve muertos.

Asimismo, una cabeza de agua (crecida) del río Cañas destruyó centenares de casas en los cantones de Aserrí y Desamparados, en esta capital, mientras otras regiones del país reportaron serios daños a infraestructuras como puentes y carreteras, muchas de ellas aún sin autorización de uso, debido principalmente a deslizamientos de tierra.

Las autoridades de prevención y socorro advierten además sobre la saturación de los suelos, por lo que nuevas lluvias podrían incrementar las inundaciones y deslizamientos de tierra en zonas vulnerables.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias