martes 31, enero 2023
spot_img

Atasco de barcos cisterna con gas natural licuado en España

Madrid, 24 Oct (Sputnik).- Las instalaciones de almacenamiento de gas de España están llenas. Tan llenas, de hecho, que muchos de los enormes buques de gas natural licuado que abastecen de combustible al país no pueden deshacerse de su carga y se encuentran atascados frente a las terminales portuarias de las costas españolas.

Solo en la bahía de la ciudad atlántica de Cádiz, al sur de España, hay 15 buques cisterna de gas, según informa la televisión pública española TVE. Alrededor de la Península Ibérica y en el Mar Mediterráneo, se estima que al menos 35 barcos de gas se encuentran en posición de espera.

No muy lejos de Cádiz, en la ciudad portuaria de Huelva, hay una de esas terminales de gas en las que pueden descargar sus cargas barcos de hasta 300 metros de longitud. España cuenta con un total de seis terminales con depósitos conectados. Próximamente se pondrá en marcha una séptima instalación en el puerto atlántico de Gijón. En las terminales, el  gas natural licuado (GNL)  utilizado para el transporte por barco se convierte de nuevo en su estado de gas natural para poder seguir transportándolo por gasoductos.

Infraestructura sobrecargada

Según el operador de la red nacional de gas, Enagas, las instalaciones de España cuentan con un tercio de toda la capacidad de gas natural licuado y el 45 por ciento de todo el espacio de almacenamiento de GNL de la UE. Pero incluso esta infraestructura de GNL, la más grande de Europa, está actualmente sobrecargada, con el resultado de que la carga de los buques cisterna tienen que ser rechazados.

El trasfondo de la congestión es, por un lado, un exceso de inesperadas reservas: ante la preocupación por la escasez de energía tras la guerra rusa en Ucrania, las empresas energéticas españolas aumentaron sus pedidos de gas en primavera y verano.

Por ello, en los últimos meses han llegado a España cada vez más buques de GNL. Desde enero hasta finales de septiembre, se descargaron en España más de 250 petroleros gigantes, tantos como en todo el año pasado.

Pero, al mismo tiempo, la demanda en el país cayó. Según el operador de la red, Enagas, por ejemplo, en septiembre se redujo el consumo de gas en casi un 7 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado.

Enagas prevé que este exceso de oferta se mantenga hasta noviembre. Por lo tanto, las fechas de descarga de los petroleros se posponen hasta que haya de nuevo capacidades de almacenamiento.

Esperando a que suba el precio

Pero no todos los petroleros anclados en la costa han vendido ya su carga. Bastantes buques cisterna han zarpado de los países exportadores de gas, Estados Unidos, Argelia o Nigeria, sin un destino fijo y ahora esperan que la demanda de gas vuelva a aumentar y que reciban una oferta atractiva por su carga.

James Waddell, experto en energía de la consultora británica Energy Aspects, espera que la demanda de gas aumente considerablemente con la temporada de frío: «Necesitaremos más gas en la temporada de calefacción de noviembre, diciembre y enero», dijo Waddell a DW.

Waddell señala que una buena interconexión del sistema energético europeo puede ayudar a traspasar el exceso de capacidades, como las de España, a otros países. Pero todavía hay huecos en la red de gasoductos, por ejemplo entre España y Francia. (Sputnik)

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. En este artículo se consigna varias imprecisiones que trataremos de aclarar.
    La flota de barcos gaseros tiene una explotación determinada por tiempo de vida útil y debe cumplir con reparaciones periódicas, en las cuales se le da atención al casco y unidades energéticas a excepción del o de los motores principales, que se hacen en periodos de reparación más extensos. Aclaró esto porque tener barcos cargados en rada o bahía es una práctica tan onerosa que un barco gasero moderno, bien podría tener gastos DIARIOS cercanos al millón de dólares diarios, entre combustible, tripulación, avituallamiento y demás componentes que conforman los gastos fijos, y el lucro flotante; que es lo que se deja de ganar por tener inmovilizado el buque.
    Ninguna compañía naviera a nivel mundial, aceptaría una carga a transportar, si en el contrato de transporte no se especifica cual es el día de plancha, (fecha exacta de atraque a la toma de conexión o duque de alba), tiempo de carga y o descarga, ya que hay que tomar en cuenta el turno de atraque, y los cargos por muellaje, que se cobran por la eslora del buque más un canon por la carga. A cómo está consignado en el artículo parece que el Mar Mediterráneo es un parqueo de barcos gaseros; lo cual deja una idea distorsionada de cómo se explotan los barcos.
    Otra acotación importante es que la eslora, o longitud como el periodista mal llama, no nos da una idea fidedigna del Tonelaje de Registro Bruto, capacidad total del barco, y menos el Tonelaje de Registro Neto, que es la capacidad de almacenamiento del producto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias