lunes 6, febrero 2023
spot_img

La NASA protege al telescopio Webb del impacto de micrometeoritos

Washington, 16 Nov. (EUROPA PRESS) – La NASA ha fijado una estrategia para proteger al telescopio espacial Webb del impacto de micrometeoritos y garantizar que todas las partes del observatorio continúen funcionando de la mejor manera.

En concreto, se ha definido una zona de evitación de micrometeoritos (MAZ), que se superpone a parte del campo de observación del telescopio espacial.

El espejo principal de 6,5 metros del telescopio, emplazado a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, lleva registrados 14 impactos de micrometeoritos medibles, con un promedio de uno o dos por mes. Solo un impacto registrado en mayo superó las pruebas de diseño del observatorio, aunque no menguó sus prestaciones.

Para garantizar que todas las partes del observatorio continúen funcionando de la mejor manera, la NASA convocó a un grupo de trabajo de expertos en óptica y micrometeoritos del equipo Webb de NASA Goddard, el fabricante del espejo del telescopio, el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial y la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA en Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA en Huntsville, Alabama.

Después de un análisis exhaustivo, el equipo concluyó que el impacto de mayor energía observado en mayo fue un evento estadístico poco común, tanto en términos de energía como en el impacto en una ubicación particularmente sensible en el espejo primario de Webb.

«Los micrometeoroides que golpean la cabeza del espejo (moviéndose en la dirección opuesta a la que se mueve el telescopio) tienen el doble de velocidad relativa y cuatro veces la energía cinética, por lo que evitar esta dirección cuando sea factible ayudará a extender el exquisito rendimiento óptico durante décadas», dijo en un comunicado Lee Feinberg, director de elementos ópticos del telescopio Webb en NASA Goddard.

Esto no significa que estas áreas del cielo no se puedan observar, solo que las observaciones de esos objetos se realizarán de manera más segura en un momento diferente del año cuando Webb se encuentre en una ubicación diferente en su órbita. Las observaciones que son críticas en el tiempo, como los objetivos del sistema solar, aún se realizarán en la zona de evitación de micrometeoritos si es necesario. Este ajuste de cómo se programan las observaciones de Webb tendrá un beneficio estadístico a largo plazo.

El equipo implementará la zona de evitación de micrometeoritos a partir del segundo año de ciencias de Webb, o «Ciclo 2».

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias