jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Estudiantes UCR renuevan sonrisas a personas con discapacidad en nueva clínica odontológica

San José, 21 nov (Elpaís.cr).- Escuchar el testimonio y ver la sonrisa de Thayra Morales Alvarado, de doce años de edad, no deja espacio alguno para la duda. Sus palabras son la evidencia suficiente sobre el impacto que está teniendo la nueva clínica enfocada en personas con discapacidad, que este 2022 inauguró la Facultad de Odontología de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Este espacio, que es parte del curso de Externado Clínico (sigla O-6004), lleva por nombre “Clínica Odontológica de la Persona Sana” y está ubicado en el Centro de Educación Especial Santa Ana (Ceesa), gracias a un vínculo con el Ministerio de Educación Pública (MEP). Su apertura se da en el momento justo.

Este 2022 la Facultad de Odontología de la Universidad de Costa Rica (UCR) inauguró una nueva clínica dental enfocada en personas con discapacidad, informó la institución en su página web.

El espacio, que es parte del curso de Externado Clínico (sigla O-6004), lleva por nombre Clínica Odontológica de la Persona Sana y está ubicado en el Centro de Educación Especial Santa Ana (CEESA). Su apertura se da en el momento justo gracias a un vínculo con el Ministerio de Educación Pública (MEP).

De acuerdo con la Dra. Cristina Barboza Solís, directora del Departamento de Odontología Social de la Facultad, este nuevo espacio de atención le permite a las y los estudiantes de la UCR completar su formación académica mientras, al mismo tiempo, apoyan a una de las poblaciones históricamente más vulnerables del país y que, en muchas ocasiones, ha sido excluida de las atenciones que debería proveer el sistema de salud pública costarricense.

“¿Por qué estamos en este centro en particular? Porque aquí vienen muchas personas con alguna situación de discapacidad cognitiva o física y problemas de conducta, y esto lo convierte en el escenario ideal. Nosotros, desde la UCR y como una forma de tratar de solventar y mejorar el acceso a la salud bucodental, les damos prioridad a estas poblaciones que han sido históricamente olvidadas. Es parte de los principios humanistas y parte de las razones de ser de la Universidad de Costa Rica en cuanto a contribuir al bienestar social de las personas más vulnerables mediante la unión de docencia, servicio y acción social, comentó la Dra. Barboza. En efecto.

La Dra. Andrea Garita Herrera, una de las docentes de odontología encargada de supervisar la atención clínica y la actividad educativa de la UCR en el CEESA, ha presenciado de cerca como, para muchos niños y niñas, es la primera vez que ingresan a una clínica dental. “Nos hemos encontrado con que muchos no son atendidos en ningún lado, según nos cuentan los papás, o es la primera vez que vienen a una clínica. Por eso, se les suele ver algunas piezas con caries o, en otros casos, dañadas”, narró la especialista.

Tatiana Delgado Torres, madre de una de las estudiantes beneficiadas, es un fiel testigo de lo dicho por la Dra. Garita. Ella ha vivido de cerca lo que significa que su hija no pueda recibir un tratamiento por su condición, o bien, por el alto costo de los mismos. Tan solo una calza (o amalgama simple) tiene un valor de 24 000 colones, según los precios mínimos estipulados por el Colegio de Cirujanos Dentistas.

Por eso, no es raro que en tan solo los dos meses que lleva la clínica, los aportes se empiecen a ver reflejados en la vida de cada paciente que pasa por las manos de un estudiante de la UCR. Ellos y ellas, bajo la más estricta supervisión docente, realizan una labor loable en la cual combinan hasta siete años de aprendizaje, con la entrega y la calidez que todo futuro profesional de la salud debe tener.

“¿Qué le puedo decir? Tener el servicio de la UCR en la escuela ha sido un beneficio muy grande. Aquí le han podido calzar a mi hija Ester los dientitos, algo a lo que antes no teníamos acceso por los precios altos. Además, mi hija es autista y tiene hemiparesia, eso hace que se le dificulte el movimiento de la mano. Las dentistas de la UCR tomaron mucho tiempo para explicarle a ella, algo que nadie más hizo. Ahora Ester, que antes no se cepillaba los dientes sola, llega a la casa y se los lava tres veces al día. Este servicio de la UCR ha sido una total bendición”, compartió Tatiana.

Esta no es la primera vez que la Facultad de Odontología de la UCR trabaja para personas con discapacidad. En la actualidad hay tres externados clínicos de su tipo. Uno está en el Centro de Educación Especial de la Pitahaya, Centro de Enseñanza Especial Carlos Luis Valle Masis; otro en Turrialba y uno más en el Centro Nacional de Rehabilitación (CENARE).

Con esta clínica, ahora la UCR contabiliza 17 espacios odontológicos distribuidos en todo el país donde han pasado más de 1 500 estudiantes en los últimos cinco años.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias